14 de las 35 empresas del Ibex siguen sin respetar la cuota de género en sus consejos, cinco menos que hace un año



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

Caixabank es la segunda entidad mejor valorada del Ibex, con seis consejeras.
Caixabank es la segunda entidad mejor valorada del Ibex, con seis consejeras.Monica Torres

Aunque el covid-19 hizo de 2020 un año fatídico, el año también dejó temas para celebrar, como la presencia de mujeres en los consejos de administración de las mayores empresas que cotizan en la Bolsa española, sirviendo de escaparate para el descanso. Finalmente, el peso de las mujeres en los órganos de decisión de las empresas del Ibex 35 supera la barrera del 30% que establece el Código de Buen Gobierno de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Un total de 138 mujeres ocupan el 31% de las 445 plazas repartidas por todas las empresas del mercado selectivo, 12 más que en 2019 tras un incremento interanual de 2,4 puntos tras una prisa de última hora por llegar al línea de meta.

Tras la entrada de 25 nuevas directivas en total (la salida de 9 y la pérdida de otras dos por el cambio de empresas que componen el indicador bursátil), 21 empresas han hecho los deberes y fijado la cuota de género de sus juntas directivas a ese 30% o más. Pero aún 14 están por debajo, sin ceñirse a las recomendaciones de la CNMV que, precisamente, se endurecieron en 2020, imponiendo un porcentaje del 40% para 2022 y apuntando a un mayor número de altos directivos en sociedades cotizadas.

Entre las que suspenden, una empresa, Telefónica, llega al 30%; otros cinco (Acciona, Colonial, Meliá, Viscofán y Banco Sabadell) están tres puntos por detrás. Enagás, Naturgy, Amadeus y Bankia, entre el 25% y el 23%; mientras que Cie Automotive, ACS, Ferrovial y Solaria son los peores de la categoría, con porcentajes que oscilan entre el 21% y el 17%.

Por el contrario, Red Eléctrica, tras el nombramiento de Beatriz Corredor como presidenta no ejecutiva de la institución, se posiciona como la única empresa del Ibex completamente igual, con el mismo número de mujeres y hombres. Le sigue Caixabank, por delante del Banco Santander. Estas son las tres empresas que quisieran adaptarse a las nuevas recomendaciones del supervisor bursátil hoy de todo el selectivo. La entidad que presidirá José Ignacio Goirigolzarri tras la fusión con Bankia pasará del 43% de presencia femenina al 40% tras ampliar su órgano de gobierno en un miembro. Indra, Bankinter, Cellnex, Inditex, PharmaMar, Iberdrola y Merlin Properties se encuentran entre las que se acercan al 40% donde se establece el patrimonio.

Hay empresas que se esfuerzan lo suficiente por reclutar talento femenino para sus juntas directivas y otras que no, dice Krista Walochik, socia de la firma de reclutamiento de primer nivel Talengo, que pasó por múltiples pruebas en 2020 «para la carrera. para llegar al 30% «. El experto cree que estas dos velocidades se trasladarán también a las renovadas recomendaciones de la CNMV, que dieron tiempo al vencimiento de los mandatos de los actuales consejeros. Eugènia Bieto, consejera delegada de Endesa nombrada el año pasado, cree sin embargo que la foto del Ibex de 2023 será totalmente diferente porque las empresas cotizadas han hecho de la igualdad uno de sus objetivos. Otra cosa diferente será el avance en la dirección, que es donde está el verdadero problema, agrega.

Naturgy, la empresa que se pintó peor en términos de igualdad en los últimos años, nombró a dos mujeres para su órgano de gobierno en 2020, saliendo del pináculo de la clase. Isabel Estapé es una de ellas. Este notario, que también es miembro del consejo de Criteria, reconoce que «lamento mucho estar uniéndome a consejos como Naturgy por los honorarios, cuando toda mi vida ha sido diferente». El administrador dominical contra la discriminación positiva por ley informa que en unos meses un cuarto director se incorporará al directorio de la empresa energética.

Los que más incorporan

La energética que preside Francisco Reynés, Endesa y Almirall son las tres organizaciones que incorporaron a dos consejeros en sus órganos de decisión en 2020. Exactamente lo contrario de lo que sucedió con Iberdrola, que pierde a una de sus seis consejeras, siendo la única del Ibex que cae parte de la misma senda, respetando con creces los niveles recomendados, pasando de los primeros del ranking con un porcentaje cercano al 43% al 36%.

El peso de las mujeres en las grandes sociedades cotizadas está aumentando, afirma Tobías Martínez, consejero delegado de Cellnex, porque las empresas se han tomado en serio sus políticas de igualdad. Martínez no oculta que las recomendaciones de la CNMV fueron un aliciente para ello. De hecho, 14 de las 35 empresas del Ibex aumentaron los puestos ocupados por consejeros durante el pasado año. “Hemos sido muy lentos por la resistencia interna de los ayuntamientos, que están buscando candidatos entre sus vecinos, y hasta que no se presione el reglamento no se incorporarán más mujeres”, dice una concejala que pide el anonimato.

Banco Sabadell es una de las entidades que contrató talento femenino y Mireia Giné, consejera independiente de la entidad, se lanzó en 2020 como consejera. Consciente de que las prioridades en los órganos de gobierno de las sociedades cotizadas han cambiado debido a la aparición del covid-19 para centrarse más en la sistematización del análisis de riesgos, la sostenibilidad del modelo de negocio y nuevas oportunidades, Giné cree que también existen centrándose en evitar la pérdida de capital humano. Analizar la efectividad del teletrabajo y prestar especial atención a que las mujeres se mantengan a la vanguardia, ya que son ellas las que más han sufrido la pandemia al tener que cuidar a sus hijos.

“Muchos de los planes estratégicos han sido arruinados por la pandemia. Para todas las grandes empresas esto es un desafío y, como los resultados son peores, los directorios tienen que dedicar más tiempo a las nuevas prioridades, que pasan por la reestructuración de la estrategia ”, explica Estapé.

Fe de errores: En una edición anterior de este artículo se decía que Caixabank, al fusionarse con Bankia, perdería una consejera, pero el FROB ha nombrado a Teresa Santero, por lo que su número se mantendrá en seis. La participación femenina caerá en la entidad resultante, ya que la junta tendrá 15 miembros en lugar de 14.