Ábalos: «Es el momento de dar el impulso decisivo a la movilidad eléctrica»



El periódico digital de Alicantur Noticias

José Luis Ábalos, consejero de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, este jueves en el foro
José Luis Ábalos, consejero de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, este jueves en el foro «Construyendo un futuro sostenible. Diálogos para la recuperación económica».Mariscal / EFE

El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, aseguró este jueves que ha llegado el momento de la movilidad eléctrica, que debe explotar los fondos europeos que estarán disponibles para reactivar la economía. «Es hora de dar un impulso decisivo a la movilidad eléctrica», dijo Ábalos al foro Construyendo un futuro sostenible. Diálogos para la recuperación económica. El responsable de Transporte también destacó la necesidad de acuerdos políticos para combatir la pandemia y promover la recuperación económica. «No puede haber retrasos por falta de acuerdo o voluntad política», deslizó refiriéndose a los partidos de oposición.

El ministro insistió en que los fondos europeos serán fundamentales para llevar a cabo la modernización de la red de transporte. «Nuestro desafío es reorientar las inversiones hacia nuevas prioridades y necesidades», dijo. En cuanto a la movilidad eléctrica, que defendió como uno de los pilares del futuro, aseguró que el ministerio impulsará la instalación de puntos de recarga en edificios residenciales, comerciales y corporativos. Además, impulsaremos la adquisición de vehículos eléctricos para el transporte por carretera y que España pueda albergar una parte de la capacidad industrial que esto genera ”, afirmó. Un punto importante para mantener un importante tejido industrial automotriz a mediano y largo plazo.

De esta forma, tanto el Ministerio de Transportes como el Ministerio de Transición Ecológica, explicó, trabajan codo con codo en este tema para modernizar la economía española. «Debemos estar comprometidos con el futuro sostenible que necesitamos y merecemos», enfatizó Ábalos. Asimismo, reiteró una vez más la necesidad de aprobar nuevos presupuestos para asumir inversiones del Fondo Europeo. En movilidad urbana se impulsó «la creación de zonas de bajas emisiones en ciudades de más de 50.000 habitantes». Y el Gobierno también impulsará la renovación de la flota de autobuses enfocada a su electrificación.

El primer día del foro, organizado por Alicantur, Cinco días y Cadena SER y con el patrocinio de Seopan, Tecniberia y Deloitte, debatieron los planes e infraestructuras de recuperación europeos para superar la crisis económica desencadenada por la pandemia. Incluso si los desafíos no son solo los de la emergencia sanitaria. «Necesitamos reconocer que la pandemia no es la única causa de los problemas que enfrentamos ahora», dijo el exvicepresidente de la Comisión Europea Joaquín Almunia.

El exvicepresidente de la Comisión también destacó la importancia del plan europeo de recuperación para el futuro del Viejo Continente. Esta es una gran oportunidad desde el punto de vista económico para transformar el modelo de crecimiento en Europa y recuperar el liderazgo ”. El desafío, explicó, es abordar con decisión la transición energética para liderar la lucha contra el cambio climático y recuperar la desventaja en el proceso de transformación tecnológica. «Europa no es líder en casi ninguna de las áreas de la transición digital», reconoció.

Respuesta determinada por la UE

Algo en lo que coincidieron muchos de los ponentes fue en elogiar la respuesta a la crisis en países y Europa, que ha sido mucho más ágil y decidida que la Gran Recesión. «Hemos aprendido de los errores de la última década y la UE ha reaccionado rápida y enérgicamente», dijo Almunia. Asimismo, destacó la importancia de la política monetaria del BCE en este contexto. Es fundamental y lo seguirá siendo al menos durante los próximos dos o tres años ”.

La suma de todas las medidas tomadas y los fondos promovidos, así como una mejora en el proceso de toma de decisiones, deberían conducir a una salida a la pandemia con economías más vigorosas, según Almunia. «Los recursos de que disponen todos los países deben permitirnos afrontar el futuro con un modelo de crecimiento más sólido, competitivo y más justo», insistió el exvicepresidente de la Comisión.

La presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera, reconoció en su intervención que la crisis y la liberación de fondos europeos representan un desafío enorme y sin precedentes para el sistema ferroviario. «No podemos desperdiciarlo», dijo. Para ello, explicó una serie de planes maduros que tiene Adif. Hemos presentado una batería de proyectos por un importe de 14.000 millones de euros con una cuidada atención al detalle, porque el control será muy exhaustivo para tener acceso a los fondos europeos ”, dijo Pardo de Vera.

Julián Núñez, presidente de Seopan, explicó un plan de inversiones de más de 145.573 millones de euros presentado por la patronal de empresas constructoras y Tecniberia. Este proyecto, parcialmente financiado con fondos europeos, prevé inversiones en los sectores de agua y medio ambiente (27.901 millones de euros), movilidad sostenible y segura (57.837 millones), salud (21.400 millones), eficiencia energética (32.435 millones) y creación de infraestructuras verdes. (6.000 millones). «El plan de recuperación es un desafío que pondrá a prueba las capacidades del gobierno y las administraciones públicas», dijo Núñez. Pablo Bueno, presidente de Tecniberia, ha añadido la importancia de activar y modernizar la economía española en un momento como el actual: «Aún nos queda mucho por invertir en infraestructuras de todo tipo y adaptarlas a la digitalización y la sostenibilidad».

Proyectos a largo plazo

Enrique Verdeguer, consejero coordinador de Economía de la Representación Permanente (Reper) de España en Bruselas, también intervino en el foro, quien detalló el proceso y términos del plan de recuperación. En su caso, destacó la importancia de que los proyectos no sean de corto plazo. «Necesitan ayudar a las economías a salir más fuertes y con una mayor capacidad para resistir crisis futuras», dijo Verdeguer. España tendrá acceso a unos 60.000 millones de euros en ayudas directas. Pero los plazos para presentar planes y ejecutarlos son apremiantes. “El 70% del plan debe estar comprometido en 2021 y 2022. Y el 30% restante para fines de 2023. Lo que no se ha comprometido se pierde. Y para ejecutar tenemos tiempo hasta el 31 de agosto de 2026 ”, explicó el director coordinador de Economía del Reper.

Es decir, el ambicioso plan de recuperación ofrece una gran oportunidad para España, pero tendrá que ser ágil en la presentación y defensa de sus proyectos para que esos fondos no se agoten. Esto no solucionará todos nuestros males, pero es fundamental desde el punto de vista de la inversión prioritaria, para emprender reformas y como señal para los mercados, la ciudadanía y la Unión Europea ”, ha subrayado Verdeguer.

El exvicepresidente de la Comisión Europea, por su parte, insistió en la necesidad de un cambio en la política industrial europea. Por eso, estos fondos europeos también serán fundamentales, así como la fortaleza del mercado común del Viejo Continente. «El mercado interior no puede ser un motor de generación de desigualdades internas, pero debe ser un factor de expansión para todos los países europeos», advirtió Almunia.

La realización de la unión fiscal y monetaria desempeñará un papel importante en este proceso. “Es hora de dar el paso para tener una deuda común en la UE. Y crear algunas cifras fiscales comunes para financiar esos problemas de deuda. Es un paso que no se debe dejar solo en los años de la pandemia sino que debe ser parte de las herramientas de los líderes de la zona euro ”, dijo el exvicepresidente de la Comisión Europea.