Abascal e Iglesias apuestan por la estrategia de polarización



La actualidad en Alicantur Noticias

Madrid

Actualizado:

United We (UP) y Vox se han acusado a lo largo de la semana en las redes sociales y frente a las cámaras de ser los culpables de los disturbios en las protestas contra el toque de queda y otras restricciones. Sus discursos responden en un proceso que no es nuevo, pero que se ha repetido durante meses con descalificaciones cruzadas y maniqueísmo.

El ejemplo más interesante, estos días: se hacen notar y tratan de darse ese protagonismo. Es parte de tu estrategia de polarización, donde respirar lo contrario le da una letra de la naturaleza a estos mensajes en un contexto de crisis sanitaria y económica.

El partido de Pablo Iglesias y el mismo vicepresidente segundo advirtió que detrás de la violencia callejera están «la extrema derecha y Vox» con una «estrategia de tensión». El partido de Santiago Abascal Acusó de lo mismo a «la izquierda radical y los menores extranjeros no acompañados (menas)».

Sin embargo, los informes policiales han dicho que no hay «mano negra» detrás del vandalismo, sino grupos minoritarios alborotados, pero que hacen ruido, en su mayoría españoles, y no coordinados a nivel nacional.

Portavoz de UP en el Congreso, Pablo Echenique, reiteró el martes que Vox planteó protestas que fueron rechazadas por todos los partidos menos ellos. «Hay un elemento bastante obvio y ese es ver qué es la corea y qué se requiere en estas manifestaciones», dijo Echenique a TVE, según Ep. Después de todo, lo que se pregunta y lo que se grita es lo mismo que dice el líder de Vox desde la plataforma del Congreso de los Diputados. En Podemos insisten en que todas las llamadas proceden de canales de extrema derecha.

Reproches al PP y a la ciudadanía

Y esa etiqueta de «ultraderecha» aprovecha esto a su vez para atacar al Partido Popular ya la Ciudadanía, en un momento en que están marcando distancias con el discurso con Vox. «Otra noche de disturbios provocados por nazis y fascistas y alentados por socios de PP y Cs en Murcia, Andalucía y Madrid», tuiteó Echenique el domingo. “Si termina siendo un ataque terrorista de extrema derecha, ¿PP y Cs romperán sus acuerdos con Vox? Lo dudo. Los atraparon en la foto de Colón ”, agregó.

Los portavoces de Podemos, Isa Serra Y Rafa Mayoral, también siguieron esa línea. “La estrategia de Vox es desestabilizar al gobierno, usar el miedo para convertirlo en odio y generar caos. Está claro que la extrema derecha está atrás «, dijo Serra.

La posición de Vox en estos casos de violencia contra el toque de queda no fue de oposición frontal y es parte de la estrategia de polarización en sus posiciones, que implementó. después del voto de censura. La mecha la encendió el diputado y candidato a la Generalitat de Cataluña, Ignacio Garriga, que salió en defensa de los manifestantes que protestaban en la Plaza de Sant Jaume de Barcelona.

En Twitter afirmó que eran «españoles normales de Barcelona, nariz a nariz de ser encarcelado y condenado a la miseria«. Y agregó que son «trabajadores desempleados, padres sin sueldo para alimentar a sus hijos, autónomos que no tienen trabajo y que han visto crecer su participación». Todo ello ilustrado con un video de la violenta protesta.

«Hay razones»

Garriga tuvo que disculparse por el video utilizado: «El video que usé no coincide con el mensaje que quería transmitir». Ante la alarma que generó este comentario, Abascal tuvo que salir, no rechazó la protesta de frenteEn cambio, fue condescendiente, pero sin utilizar la controvertida obra de arte. En esta red social dijo: “Hay más motivos que nunca para protestar contra este gobierno que nos está arruinando. Le pido a la policía que proteja el derecho a manifestarse. Y eso identifica y detiene a la extrema izquierda, las menas y los infiltrados que provocan revueltas y saqueos.

Por su parte, el presidente del Gobierno, Pedro sanchez, el líder de la oposición, Pablo Casado, y el de Cs, Inés Arrimadas, condenó enérgicamente el comportamiento violento.

Míralos
Comentarios

.