Acusan al responsable de Conservación del Patrimonio Nacional por intentar saquear a los franquistas en el pazo de Meirás



La actualidad en Alicantur Noticias

La titular del Juzgado de Educación nº 29 de Madrid, Cristina Díaz, acusó a la jefa del servicio de conservación de la dirección de las colecciones reales del patrimonio nacional, Pilar Benito, por intentar saquear la propiedad de la familia Franco da Pazo de Meirás. Benito será investigado por posibles delitos de prevaricación, falsificación de documento público, revelación de secretos, falsificación o alteración de dictámenes o testimonios periciales y fraude procesal.

La Audiencia Provincial de La Coruña revocó la semana pasada el auto del Juzgado de Primera Instancia núm. 1 que ordenó el depósito de todo el mobiliario y elementos accesorios del pazo de Meirás a favor del estado. El juez acogió así el recurso de casación presentado por la familia Franco y anuló la medida cautelar pactada a instancia de la Administración, también condenada a indemnizar a los demandantes por los perjuicios ocasionados por la resolución anulada.

Según la orden del Tribunal de Educación n. 29 de Madrid, al que tuvo acceso Libertad digitalEn la denuncia presentada por los Frank «se informan hechos que podrían constituir un delito, y se debe iniciar un procedimiento previo para conocer la naturaleza y circunstancias del hecho, las personas que participaron en él y el órgano competente para el enjuiciamiento».

La familia Franco asegura que el 27 de noviembre el jefe del Servicio de Conservación de las Reales Colecciones del Patrimonio Nacional «excediendo sus funciones y sin orden judicial o resolución habilitante, redactó el “Informe sobre la titularidad de los bienes muebles conservados en el Pazo de Meirás”. Dicho informe señalaba “sin duda alguna que los bienes muebles relacionados e inventariados en el Pazo de Meirás provienen, sin duda alguna, del Patrimonio Nacional y de fundaciones o dependencias dependientes de esa entidad y que, por tanto, serían propiedad de dicha entidad. Organismo público «.

«Esta declaración indudable», agrega la denuncia, «choca de frente con la realidad, ya que ese mueble no pertenece al Patrimonio Nacional, sin incluir en el inventario correspondiente, extremos comprobables en ninguna de las acciones que se le soliciten. Omitida esta realidad, cuando no ha sido realizada por el demandado, con la diligencia y rigor que corresponde a la tasación, autoproclamada por sí misma, oa cualquier información o asistencia, la verificación del origen de las piezas concretas cuya titularidad Está destinado a ser atribuido al Patrimonio Nacional, si fueron adquiridos, donados o regalados, pero se limita a hacer una declaración genérica de dicho inmueble sin fundamento que lo sustente ”.

Pilar Benito señaló en su informe en la página 19 llamado Bienes muebles de la primera mitad del siglo XX de carácter institucional, que existe una serie de productos como muebles, vajillas o tapices «que claramente Fueron creados para la decoración en los primeros años de uso del Pazo de Meirás como residencia oficial del entonces Jefe de Estado.. Todos fueron realizados por la citada Fundación Generalísimo Franco, Industrias Artísticas Agrupadas, a excepción de una alfombra tejida en la Real Fábrica de Madrid.

El Gerente de Conservación del Patrimonio Nacional afirmó «implícitamente» que la producción de la Fundación Generalísimo Franco sería Patrimonio Nacional, omitiendo «a sabiendas, que mediante La Ley 23/1982, de 16 de junio, por la que se rige el Patrimonio Nacional, la citada Fundación Generalísimo Franco delle Industrie Artistiche Agrupate ha sido excluida del ámbito de aplicación de esta ley. y su paraguas regulador y el mencionado organismo público «.

entrega-de-llaves-al-pazo-de-meiras.jpeg
Entrega de llaves del Pazo de Meirás.

Una relación no cubierta por ninguna «resolución judicial»

En la misma denuncia presentada por la familia Franco, se recuerda que el Juzgado de Primera Instancia núm. 1 de La Coruña pedido solo el 9 de noviembre realizar un inventario que cubra todos los activos existentes, tanto en el interior como en el exterior, del inmueble reclamado (Pazo de Meirás).

“Las funciones del imputado, en ese procedimiento de inventario, fueron asistir a los técnicos de la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Junta de Galicia. No existe una resolución judicial que proteja la acción del imputado fuera de las funciones asistenciales previstas, por lo que la elaboración de una tasación o adscrita a la misma, distinta de la prevista, suponga un exceso de la actuación encomendada ”, destaca la denuncia.

El imputado no formó parte del merecido grupo de especialistas a solicitud del magistrado titular del Juzgado de Primera Instancia 1 de esta parte, sino su intervención en dicho proceso fue a solicitud de la Fiscalía, en auxilio de los peritos designados judicialmente y su nombre fue sorprendentemente propuesto en la escritura de inventario de bienes muebles del Pazo de Meirás, por lo que esta declaración es incompatible con la verdad ”, concluye.

.