Ana de la Cueva deja la Secretaría de Estado de Economía y es sustituida por Gonzalo García Andrés



El periódico digital de Alicantur Noticias

La secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Ana de la Cueva, en la Comisión de Hacienda de la Cámara de España.  CÁMARA DE ESPAÑA 05/05/2021
La secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Ana de la Cueva, en la Comisión de Hacienda de la Cámara de España. CÁMARA DE ESPAÑA 05/05/2021CÁMARA DE ESPAÑA / Prensa Europa

La secretaria de Estado de Economía, Ana de la Cueva, deja su cargo luego de tres años de coordinar la Comisión Delegada de Economía, uno de los cargos más influyentes en el gobierno. El reemplazo será otro economista estatal, Gonzalo García Andrés, quien actualmente trabaja en Analistas Financieros Internacionales (AFI) y es experto en macroeconomía y asuntos internacionales.

Ana de la Cueva fue la encargada de coordinar la política económica entre todos los ministerios y con los interlocutores sociales. Han sido tres años agotadores en los que ha tenido que desplegar numerosos paquetes de medidas económicas para combatir la pandemia a toda velocidad. También fue uno de los principales artífices del vasto Plan de Recuperación y Resiliencia con las reformas e inversiones pactadas con Bruselas. Y todo esto se desarrolló con un socio de gobierno complicado como Podemos. Recientemente, también se sumergió en la controversia sobre la ayuda de la aerolínea Plus Ultra.

Una vez finalizado el diseño del Plan de Recuperación, De la Cueva cierra un ciclo y deja la batuta a otra persona para que se dedique por completo a su implementación. Pasamos de un perfil claramente directivo, como el de Ana de la Cueva, que ya tomó las riendas del delegado en el anterior gobierno socialista de Zapatero, a un perfil más que ideas. Gonzalo García Andrés (Madrid, 1973) es economista comercial del estado y ha desarrollado su carrera profesional en la administración española. Durante diez años trabajó en la Dirección General de Tesorería y Política Financiera, seis de ellos como Subdirector General. Tras el estallido de la crisis financiera, asumió la gestión de la deuda pública. Como director general de financiación internacional, fue responsable de las relaciones de España con el Fondo Monetario Internacional y los bancos multilaterales de desarrollo, así como asesor del Banco Europeo de Inversiones y de la compañía española de seguros de crédito a la exportación. También fue profesor de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid.