Andalucía se rebela contra el plan del Gobierno de invertir en viveros exclusivamente públicos



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

Alumnos de un jardín de infancia en Andalucía.
Alumnos de un jardín de infancia en Andalucía.Julio Muñoz (EFE)

La Consejería de Educación de Andalucía está considerando si acepta los 123 millones de euros que le otorgará el Gobierno central, de fondos europeos, para la creación de 12.000 nuevas plazas de cero a tres años en jardines de infancia dentro de la red pública. creación de 64 mil nuevos puestos en todas las comunidades autónomas, 16 más). El departamento que dirige Javier Imbroda (Ciudadanos) se ha negado a participar en un modelo de financiación que no aporta fondos a los centros privados. El argumento esgrimido por el centro de asesoramiento es que los cerca de 15.000 trabajadores de los 1.423 centros de titularidad privada -los públicos son 720- no pueden «dejarse en la estacada». Dentro de la población de cero a tres años, el 48% en Andalucía de los niños están matriculados en esta fase (la media en España es del 37%).

A diferencia de otras autonomías, Andalucía cuenta con una única red de guarderías en el marco del programa de ayuda a las familias a promover la escolarización en el primer ciclo de educación infantil – a cargo de la Consejería de Educación – con un precio único mensual Tanto para el público (titularidad del Ayuntamiento, municipios o municipios) y particulares: 340 euros al mes con servicio de habitaciones incluido. Las familias pueden solicitar subsidios y, según los ingresos, reciben del 12% al 100% del monto. De los 92.910 menores matriculados en el curso académico 2020-2021, el 75% recibió una bonificación y el 50% el 100% de los gastos.

El pasado sábado, en un acto en Sevilla, la ministra Pilar Alegría calificó la dimisión de Andalucía, que llegó por carta al ministerio, como «una oportunidad perdida para generar más plazas públicas gratuitas y de calidad». Y dijo: «Lamento profundamente que le den la espalda a tantas familias andaluzas», especialmente «las de menos recursos». La Junta de Andalucía deberá aclarar su posición y si finalmente aceptará los fondos en la jornada sectorial que se celebrará este jueves, que reúne a los consejeros regionales con los responsables del ministerio.

El plan del gobierno es priorizar la creación de puestos de uno y dos años bajo el pretexto el amplio consenso internacional sobre la importancia de la participación de los niños en esta fase, uno de los predictores del desempeño escolar futuro. La escolaridad de cero a tres años en los barrios de bajos ingresos es del 26%, mientras que en los de clase media alta es del 64%, dijo Alegría.

La viceconsejera de Educación del Ayuntamiento, María del Carmen Castillo, explica a este diario los motivos de la dimisión. “El hecho de destinar estos 123 millones en exclusiva al público en un período de tres años, tanto para la creación de nuevas plazas como para la construcción de nuevos centros, no tiene sentido porque este año hemos registrado 30.000 plazas (de las cuales, la El 46% son en público y el 54% en privado) «.

Por ello reprocha a la ministra Pilar Alegría no haber contemplado la «peculiaridad andaluza» y haberles permitido destinar esos fondos a ampliar las subvenciones de toda la red, ya que no hacerlo «sería marginar a muchas familias que no forman parte de los 720 centros públicos están cerca «. “Sabemos que la razón por la que muchas familias no inscriben a sus hijos en esta fase es por no tener la gratuidad total; necesitamos mejorar la ayuda financiera, ya tenemos trabajo ”, agrega.

El descenso de la matrícula en esta fase educativa también se notó en el resto de España. 79.333 alumnos menos se matricularon en este curso, un descenso del 17%, según datos del Ministerio de Educación. Los empleadores y los sindicatos estiman que uno de cada cinco centros preescolares privados ha cerrado debido a la pandemia y que se han perdido unos 10.000 puestos de trabajo, casi todos ocupados por mujeres. A las víctimas debido a la covidumbre (debido a la pérdida del trabajo de los padres o al miedo a posibles infecciones) se unió una caída del 23% en la tasa de natalidad en 2020.

Castillo cree que no incluir ayudas privadas en esta ayuda supondría un «duro golpe» para los 15.000 trabajadores de los 1.423 centros de este tipo. “La mayoría son autónomas, el modelo habitual son las escuelas pequeñas con tres o cuatro empleados … a medio plazo supondría dejarlas sin trabajo”. El consejero adjunto explica que este modelo se ha consolidado con el fortalecimiento que le han dado durante décadas gobiernos de distintas características políticas. “Nunca se ha apostado por la construcción masiva de centros públicos, sino por las subvenciones a las familias”. Preguntado sobre si esta inversión europea podría representar un punto de inflexión para una progresiva transferencia de estudiantes y profesores a la ciudadanía, explica que no existe una fórmula para diseñar una convocatoria pública de empleo que absorba a todos estos trabajadores. La carrera entraría en juego por méritos públicos y no podemos garantizarles un lugar ”.

La Federación de Centros de Educación Infantil, que representa a más de 1.500 centros de cero a tres años en toda España, apeló la semana pasada al Parlamento Europeo contra la decisión del gobierno de que la distribución de fondos beneficiará únicamente al público. significa una «pérdida significativa de empleo».

Aunque el número de centros públicos en toda España (4.456) es similar al de los particulares (4.495), el ministerio considera fundamental la promoción de los lugares públicos porque «en las zonas rurales el sistema público tiene un mayor peso que el privado, para la retirada de la oferta privada «. Esta situación hace que este servicio en las zonas rurales «recaiga fuertemente en el sistema público». Por ahora, la única autonomía que ha comunicado la denegación de fondos al ministerio ha sido Andalucía.

Puedes seguir a Alicantur EDUCACIÓN en Facebook Y Gorjeo, o regístrese aquí para recibir nuestro boletín semanal.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *