Antetokounmpo emula a Jordan y corona al campeón NBA de los Milwaukee Bucks



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

Antetokounmpo con el trofeo al mejor jugador de la final entre Bucks y Suns
Antetokounmpo con el trofeo al mejor jugador de la final entre Bucks y SunsJONATHAN DANIEL / AFP

Giannis Antetokounmpo terminó su extraordinaria carrera con el partido que soñó. El jugador griego se consolidó con una actuación digna de los más grandes, Michael Jordan o LeBron James. Sus 50 puntos, 14 rebotes y cinco tapones fueron decisivos para cerrar la final, como lo han sido a lo largo de la temporada y en los últimos años en los que se convirtió en el líder indiscutible de los Bucks y una de las grandes estrellas de la NBA. Los Bucks cerraron la final con una cuarta victoria contra Phoenix (105-98) y firmaron la gran remontada cuando los Suns ganaron los dos primeros juegos de la serie.

Más información

Antetokounmpo anotó 16 goles en los 25 tiros de campo que lanzó y destacó especialmente cuando acertó 17 de los 19 tiros libres que tuvo. Era su gran asignatura pendiente porque durante el playoffs Promedió solo el 55% de acierto desde la línea de tiros libres y a menudo fue ridiculizado por los fanáticos rivales, con sus gritos y cánticos, cuando estaba a punto de realizar este tipo de lanzamientos. Fue el tercer partido de la final en el que el griego sumó al menos 40 puntos y 10 rebotes. Khris Middleton acompañó la gran actuación de Anteto con 17 puntos, Bobby Portis, saliendo del banquillo, sumó 16 y Jrue Holiday sumó 12 puntos, 11 asistencias y 9 rebotes además de defender muy eficazmente a Devin Booker.

Chris Paul, otro de los grandes de la Liga, ha vuelto para quedarse, a sus 36 años, con miel en los labios. Lleva 16 temporadas en la liga y es una de sus principales figuras, pero no ha ganado el anillo con ninguno de los equipos aspirantes en los que ha jugado, ni con los Houston Rockets, ni con los Clippers, ni con Oklahoma. Ciudad. , no ahora con los Phoenix Suns, la alineación en la que reemplazó a Ricky Rubio esta temporada. Paul fue el mejor de su equipo en el Juego 6 contra los Bucks, con 26 puntos. Devin Booker, otra de las figuras de los Suns, le ha fallado más de lo habitual. No anotó ninguno de los siete triples que lanzó y se quedó en 19 puntos con tarjeta válida de 8 de 22 tiros de campo.

Anteto, quien naturalmente se proclamó MVP de la final, le dio a los Bucks el segundo título de su historia. El precedente se remonta a hace 50 años, en 1971, cuando el equipo dirigido por Kareem Abdul-Jabbar y Oscar Robertson ganó 4-0 a los Baltimore Bullets en la final.

La historia de victorias de Anteto, en su vida personal y en su carrera como jugador de baloncesto, es admirable. Nació en Atenas hace 26 años, hijo de inmigrantes nigerianos, y hasta los 18 ni él ni sus cuatro hermanos -Thanasis también juega para los Bucks y se proclamó campeón- obtuvieron la ciudadanía griega. Ese niño que venía a vender CD y DVD a las calles del difícil barrio de Sepolia donde creció y que tenía miedo de ser arrestado porque no tenía pasaporte, creció hasta los 2,11 metros y se convirtió en un reproductor prodigioso, capaz de brillar en todos los aspectos del juego.

Su salto a la NBA fue brillante e inesperado. Sucedió en 2013. Tenía 19 años y pasó de jugar en la Segunda División griega con Filathlitikos a trasladarse al CAI Zaragoza, donde no pudo jugar porque los Bucks lo ficharon de inmediato. Su progresión en la NBA ha sido vertiginosa. Tras una primera temporada en la que solo arrancó 23 veces con una media de 6,8 puntos y 4,4 rebotes, y empezando a progresar en las dos siguientes, dio el gran salto en la 2016-2017 en la que recibió el galardón al jugador que ha mejorado más. Ya promedió 22,9 puntos y 8,8 rebotes. A partir de ahí, se consolidó como uno de los mejores jugadores de la NBA y obtuvo dos títulos que lo demuestran porque fue designado MVP en 2019 y 2020. Le faltó, como tantas otras figuras, el título de campeón. Lo hizo ante Phoenix y se impuso con una actuación extraordinaria durante los playoffs, que culminó con el partido que le dio el título a los Bucks.

«Quiero agradecer a Milwaukee por creer en mí», dijo Giannis en el campo después de completar la conquista del título y fue aclamado por la multitud. “Mis compañeros han jugado duro en todos los partidos. Confié en este equipo. Quería hacerlo aquí en esta ciudad. Quería hacerlo con estos muchachos, así que estoy feliz «. Agradeció a todos sus compañeros de equipo uno por uno y se detuvo especialmente con Khris Middleton:» Lo logramos. Este tipo realmente no sabe cuánto me presionó. Presionó. todos los días para ser genial, para ser una gran persona. Estoy feliz de poder salir al campo con este chico y jugar cada minuto con él.

Milwaukee, 105; Phoenix, 98 (4-2)

Milwaukee: Holiday (12), Middleton (17), Tucker (0), Antetokounmpo (50), Brook Lopez (10) – equipo titular -; Connaughton (0), Teague (0) y Portis (16).

Fénix: Chris Paul (26), Booker (19), Bridges (7), Crowder (15), Ayton (12) – equipo titular-; Craig (0), C. Johnson (3), Kaminsky (6) y Payne (10).

Parcial: 29-16, 13-31, 35-30 y 28-21.

Foro de Fiserv en Mlwaukee. 17.397 espectadores.

Puedes seguir a Alicantur DEPORTES en FacebookGorjeo, o regístrese aquí para recibir nuestro boletín semanal.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *