Aragonès defiende que Cataluña celebrará un referéndum independentista antes de 2030



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, la semana pasada en Sort, en el Pirineo de Lleida.
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, la semana pasada en Sort, en el Pirineo de Lleida.Rubén Moreno / DGCG

Referéndum de autodeterminación consensuado con el Estado antes de 2030. Esta es la previsión que hizo el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, al inicio del proceso político. En entrevista con TV3, Aragonès aventuró que Cataluña puede haber decidido ya separarse de España antes de que acabe la década actual: «Cuento con que antes de 2030 hayamos llegado a un acuerdo para resolver el conflicto político y que Cataluña votó «.

La previsión de Aragonès se elaboró ​​cuando se le preguntó por la candidatura que la Generalitat, el Gobierno central y el Gobierno aragonés quieren llevar a cabo para organizar los Juegos Olímpicos de Invierno 2030. La periodista le preguntó cómo se casa su proyecto independentista con la celebración de un acto en el marco del Bandera española. Aragonès respondió que espera que para esa fecha Cataluña ya haya votado para ser un estado soberano. «No se trata de salir de la independencia dentro de diez años, ni que cualquier propuesta de desarrollo económico suponga una renuncia a la independencia». «Queremos que Cataluña vote de forma reconocida, y si vota de forma reconocida antes de 2030 serán los primeros Juegos en los que participaremos bajo nuestra bandera».

Más información

Está previsto que Aragonès y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pongan en marcha este mes de septiembre la mesa de diálogo que buscará una solución a las demandas de independencia de la última década. La Generalitat pide la autodeterminación y una ley de amnistía para los juzgados en los juicios vinculados al proceso de separación unilateral de España y las disputas derivadas de las protestas masivas de los últimos años. El mandatario catalán reconoció que su cargo fue rechazado desde el principio por el ejecutivo central, y admitió que hay que buscar puntos en común: «Veremos en las próximas reuniones [de la mesa de diálogo] cuál es la posición de las partes. A partir de ahí tenemos que entrar en detalles y ver dónde podemos encontrar puntos de encuentro ”.

El presidente de la Generalitat y coordinador nacional de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) coincidió con el líder opositor, el socialista Salvador Illa, en que es necesario que el gobierno catalán participe en la negociación con el ejecutivo del PSOE y Podemos con una diálogo preliminar entre las fuerzas políticas catalanas. Hasta ahora, la Generalitat no se ha mostrado muy receptiva a la forma de plantear este diálogo desde el Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC). Aragonès dijo que el apoyo que tiene actualmente el proyecto de ley de amnistía y autodeterminación «debería ser mucho más amplio», porque de momento solo lo siguen ERC, Junts para Catalunya y CUP, así como las entidades civiles nacionalistas Òmnium Cultural y ANC. Aragonès recordó que Socialistas y Municipios ya se sentarán al otro lado de la mesa de diálogo.