Arrimadas se reafirma en la estrategia de centroizquierda pese a la fuga de posiciones



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

Contra todo pronóstico, a pesar del incesante flujo de bajas que quebró los grupos parlamentarios en el Congreso y el Senado, Inés Arrimadas reafirma su estrategia. La líder de Ciudadanos dijo a sus diputados este jueves en reunión interna que su compromiso con un partido capaz de pactar izquierda y derecha sigue vigente y que no pretende mover ni un ápice de ese cronograma. CS perdió este jueves un diputado y otro senador, lo que los dejará sin grupo propio en la cámara alta, con un retroceso económico de unos 387.600 € anuales. El mismo día Ignacio Aguado, líder de Ciudadanos en Madrid y exvicepresidente del gobierno regional, anunció que dejaría de comparecer en las primarias de su partido para postularse a la presidencia de la comunidad, y que apoyará a Edmundo Bal como candidato.

En la madrugada de este jueves, Arrimadas se reunió con sus congresistas para informarles de la situación del partido tras la derrota de los dirigentes en los últimos días. Entre ellos se encontraba todavía la parlamentaria Marta Martín, quien poco después de ese nombramiento anunció su renuncia y la renuncia a su acto. Martín no informó a sus compañeros en la reunión que se iría de la fiesta, según fuentes presentes en el encuentro, pero el líder tuvo palabras de agradecimiento por su trabajo y dijo que todo aquel que no se sienta cómodo es lo mejor que puede hacer. era irse, eso sí, entregando el certificado. Arrimadas ya estaba esperando el desenlace, porque había desayunado con una fotografía publicada en El español En el que se veía al exdiputado cenando con el exsecretario de la organización CS, Fran Hervías, recién fichado por el PP, y con dos senadores que anunciaron esta semana sus dimisiones.

Martín era el diputado del CS más veterano, el único que quedaba del primer grupo parlamentario que se unió a Albert Rivera en 2015, y pronto se especializó como partido experto en educación. Según sus compañeros, su salida se debió no tanto al vuelco estratégico de Arrimadas, que motivó el resto de abandonos, sino al descontento personal porque poco a poco fue perdiendo importancia. Ha habido dos renuncias en el grupo del Congreso, tras la de Pablo Cambronero el miércoles. A diferencia de la diputada del Sevilla, Martín entrega el acta, por lo que Cs podrá quedarse con nueve diputados sustituyéndola por el abogado Juan Ignacio López Bas.

En el encuentro con sus diputados, Arrimadas defendió que un partido de centro debe poder llegar a acuerdos con el PP y el PSOE, ante la discusión de los últimos dirigentes que han abandonado que el CS ha emprendido una «deriva sanchista» a causa de su fracaso en pactar con el PSOE para expulsar al PP del poder en Murcia. «Mire, este es el centro, para poder ponerse de acuerdo de ambos lados», le dijo a su pueblo, según fuentes presentes, y recordó que Albert Rivera compareció en las elecciones de noviembre de 2019, cuando todos resultaron electos. , con una oferta para desbloquear el PSOE y el PP. Arrimadas destacó también que la presentación estratégica aprobada en el último congreso del partido en 2020 apuesta por acuerdos con «constitucionalistas, para no tener que depender de populistas o nacionalistas», como efectivamente se expresa en el texto del documento.

La gerencia confía en que las cataratas de las víctimas han terminado. Las peores consecuencias están en el Senado, donde las dos últimas retiradas dejarán a CS sin un grupo propio al final de la sesión. Los senadores Ruth Goñi y Emilio Argüeso no renuncian a sus actas y se sumarán al grupo mixto. «Salvo Marta Martín, el alcantarillado se va, es una limpieza», defiende un dirigente desde el núcleo. Mientras tanto, fuentes parlamentarias aseguran que la salida de los dos diputados supuso un «punto de inflexión» y el grupo resultante «está hecho de titanio».