«Aún quedan 20 años para entender cómo funciona el Sol»



La actualidad en Alicantur Noticias

Ninguna estrella determina nuestro destino, a pesar de lo que digan los astrólogos y otros charlatanes. Salvo uno, que condiciona constantemente nuestra vida: el Sol. La estrella que nos alimenta, sin embargo, esconde grandes misterios sobre su naturaleza. Por ejemplo: cuándo y cómo se producirá la próxima gran tormenta solar que pondrá bajo control los sistemas eléctricos de la Tierra. Para solucionar de una vez por todas algunos de estos problemas que trastocan el mundo de la física solar, se han puesto en funcionamiento dos gigantescas infraestructuras científicas: los dos telescopios solares más grandes del mundo, cada uno con espejos monumentales de cuatro metros de diámetro, para recoger cuántos tanta información como sea posible de la estrella. Uno, impulsado por los Estados Unidos (DKIST), está a punto de ser lanzado. El otro, diseñado por Europa, aún no ha comenzado a construirse. Y lo hará en la isla canaria de La Palma, en el Observatorio del Roque de los Muchachos, decisión tomada hace unas semanas. Construcción comenzará en 2023 o 2024 Y, con suerte, estará listo para fines de esta década.

El coordinador científico de este estructura considerada estratégica por la Unión Europea Es el físico Manuel Collados, nacido en Elda hace 62 años, quien recibe este diario en las instalaciones del centro donde trabaja, el Instituto de Astrofísica de Canarias, principal impulsor del Telescopio Solar Europeo (EST). Este papel no es simbólico: España se compromete a poner más dinero, no solo el terreno, sino que a cambio también tendrá el 25% del tiempo de observación con el EST. Un regalo para la física solar española, que observa la actividad de la estrella a través de un sofisticado aparato diseñado solo en un 90%, porque aspira a utilizar una tecnología tan puntera que a día de hoy todavía no se ha inventado. Collados reconoce: «Dado que el telescopio americano es del mismo tamaño que el nuestro, habrá cosas que estaremos por delante de nosotros, pero estamos seguros de que nuestra instrumentación más avanzada nos permitirá superar esa ventaja de ocho o nueve años». El telescopio que coordina tendrá una vida de 30 o 40 años que servirá para aprender a leer el Sol. Y así, dar paso a los meteorólogos espaciales, capaces de anticipar los fenómenos solares con la precisión y el avance con que se advierten las tormentas. nevadas en la Tierra.

Pregunta. ¿Para qué se utilizará este nuevo telescopio?

Respuesta. En la parte de física básica queremos entender cuáles son los procesos más elementales que tienen lugar en el Sol: en plasma, en física atómica, interacción entre partículas, generación de campos magnéticos, etc. Un gran avance en física fundamental. De esta forma podremos cubrir las consecuencias a gran escala: el Sol es un generador de energía magnética constante, que en ocasiones se libera al espacio. Como cuando explican las inclemencias del tiempo con bolsas de aire frío y aire caliente, al Sol le ocurre algo similar, pero con campos magnéticos de polaridad negativa y positiva. Y en determinadas condiciones producen fenómenos energéticos a gran escala. Esto hace que el Sol emita radiación y partículas muy energéticas al espacio que eventualmente llegan en dirección a la Tierra. Y cuando llegan, nos perturba el campo magnético, las comunicaciones con satélites, la navegación aérea, el funcionamiento de centrales eléctricas, etc.

La aparición del telescopio solar europeo en los picos de la isla de La Palma.
La aparición del telescopio solar europeo en los picos de la isla de La Palma.Gabriel Pérez (IAC)

pag. ¿Ayudará a predecir esas tormentas solares?

r. De la misma manera tenemos que prepararnos para una tormenta de granizo; Bueno, lo mismo con el Sol, lo que se llama espacio meteorológico. En la actualidad, no podemos predecir cuándo ocurrirá una tormenta magnética.

pag. ¿No sabemos cuándo ocurrirá o con un mínimo de anticipación?

r. No sabemos. Podemos decir que hay una determinada región donde es más probable que ocurra, pero no sabemos si conducirá o no a estas generaciones de energía. Ni, sobre todo, cuándo. No sabemos si será en una hora o en tres días.

“Podemos decir que hay una región determinada donde es más probable que ocurra, pero no sabemos si conducirá o no a estas generaciones de energía. Ni, sobre todo, cuando «

pag. Es decir, ¿son incapaces de predecir la lluvia, solo para advertir cuando ven que está lloviendo?

r. Es decir. Hay dos cosas distintas. Radiación que viaja a la velocidad de la luz y tarda ocho minutos en llegar. Y luego están las partículas, que suelen tardar de dos a tres días. Hoy, esto nos da tiempo para actuar. Pero debido a que ocurre la eyección de partículas, no podemos predecir cuándo ocurrirá.

pag. Para ello necesitan el EST, un telescopio con el que ven en 3D porque muestra los procesos que lo hacen explotar por debajo de la atmósfera solar.

r. Necesitamos ver cómo se generan estos procesos, cómo se elevan a la atmósfera solar, cómo se juntan y cómo se produce la liberación de energía. Esta tercera dimensión es fundamental en las imágenes para comprender los procesos que están afectando las características de cada una de las capas del Sol.

pag. ¿Aún no entiendes la física detrás de esto?

r. Las cosas no encajan del todo. Todavía tenemos una discrepancia entre lo que pensamos que está sucediendo y lo que nuestra teoría es capaz de reproducir sobre cómo se producen estas liberaciones de energía. Necesitamos refinar nuestros datos y nuestros cálculos.

“Lo comparo con cuando era pequeño y el meteorólogo no acertó. Estamos en esos primeros pasos «

pag. Es decir, con este telescopio no vas a predecir estos fenómenos, ¿sino a empezar a comprenderlos?

r. En efecto. La EST se centrará más en el origen de los fenómenos. Pero también contaremos con toda una serie de instrumentos, especialmente telescopios espaciales, que son los que miden cómo llega el viento solar, la radiación, las partículas, con qué energía … Es importante tener en cuenta que tanto la observación espacial como de La Earth es importante, porque todo debe ponerse en un modelo para abarcar todos los procesos. El satélite europeo Solar Orbiter tiene, por ejemplo, una de sus principales misiones para llevar a cabo estas tareas. Hay que poner todo en un mismo cóctel para entender las dolencias desde su origen hasta la Tierra.

pag. ¿Y cuánto tiempo crees que llevará entender cómo funciona el Sol?

r. Es difícil de saber, pero me tomaría 20 años tener muchas de estas preguntas bajo control sobre cómo funciona. Cuando tengamos todos los telescopios funcionando y nuestras simulaciones y teorías se adapten … Yo diría que pasarán unos 10 o 15 años después de que estemos operativos.

pag. ¿Así que ni siquiera podemos empezar a hacer meteorología espacial durante 20 años?

r. Yo diría que sí. Lo comparo con cuando era pequeño y el meteorólogo no lo acertó. Estamos en esos primeros pasos donde conocemos los fundamentos, pero aún no sabemos ni cómo poner los diferentes bloques para que todo encaje. Espero que en dos décadas podamos entender cómo funciona y comenzar a predecir los fenómenos solares.

“El Sol emite radiación y partículas muy energéticas. Cuando llegan nos perturba el campo magnético, las comunicaciones con los satélites, la navegación aérea, las centrales eléctricas «

pag. Es sorprendente que estemos tan lejos de comprender nuestra estrella.

r. Siempre hay una falta de inversión en ciencia, pero también es nuestro problema. Antes de que se enviara el satélite Soho en 1995, los físicos solares no teníamos idea de que el Sol debería estudiarse globalmente. Formamos islas independientes y la conexión era muy pequeña entre teóricos, observadores, los de la física más básica … Sin relacionar unas cosas con otras. Soho Condujo a este cambio de mentalidad, porque nos permitió observar el Sol en diferentes capas, ver que los fenómenos ocurren a cierta profundidad y ascienden hasta que son liberados en el medio interplanetario. Fue cuando dijimos: no podemos estudiarlo como un solo objeto, debemos estudiarlo juntos.

pag. Fotografiamos agujeros negros a 55 millones de años luz de distancia, pero no sabemos cómo funciona el Sol, que está a 8 minutos.

r. El ejemplo del agujero negro nos muestra que solo se puede avanzar con la cooperación entre países. Anteriormente, los esfuerzos y los telescopios solares eran nacionales. Ahora tenemos que ir a las infraestructuras internacionales: solo uniendo fuerzas se pueden abordar problemas más complejos. Pero surge otro problema: ya no vale la pena convencer a tu ministerio de que te dé dinero, pero hay que estar de acuerdo con los de muchos países.


me puedes escribir javier@esmateria.com y siga IMPORTA en Facebook, Gorjeo es Instagram, o regístrese aquí para recibir nuestro boletín semanal.