Ayuso retrocede sobre el rey y asegura que el único responsable de las gracias recae en Sánchez



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

Actualizado

Casado enmienda al presidente de Madrid y saca del debate a Felipe VI

Ayuso deja claro que el Rey no es «cómplice de nada» tras sus palabras en la Plaza de Coln

En medio de una fuerte tormenta interna en el PP, y tras ser desautorizada públicamente por Pablo Casado, Isabel Daz Ayuso retrocedió este lunes en sus declaraciones al Rey para aclarar que Felipe VI no es cómplice de nada sino que tiene la culpa. para firmar las gracias a los jefes de procesos Solo lo tiene el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, que es quien toma la decisión de hacerlo.

Así, la presidenta de la Comunidad de Madrid cambió sus palabras para alinearse con la posición oficial que el presidente del PP había expresado en la mañana, después de que Casado se hubiera visto obligado a sofocar cualquier especulación sobre el papel del Rey en este proceso y lo que hará. tendrá que ver cuando, como jefe de Estado, tendrá que firmar las gracias otorgadas a los políticos independentistas.

¿Qué hará el rey de España a partir de ahora? ¿Firmarás esas disculpas? ¿Lo harán cómplice ?, se preguntó Ayuso el domingo antes de partir con Casado y el resto de dirigentes del PP rumbo a la manifestación anti-indulto en la Plaza de Coln.

Esas palabras ponen el popular en un momento despertó un tremendo enfado en Génova, porque, además de desviar la atención de la protesta masiva contra el Gobierno, abre un debate sobre el cumplimiento que el Rey tiene que ver con su deber institucional.

Desde la tarde del domingo no se habló de nada más en el PP. Solo la mierda de Ayuso y el enamoramiento de sus declaraciones. No queremos involucrar al Rey en esto, dicen fuentes de la dirección nacional del PP. En este contexto, la presentación del congreso del partido al día siguiente se convirtió en la apariencia de desautorización. Nada permite vincular estas gracias con el más mínimo rastro de servicio al interés general, y su responsabilidad recae únicamente en Pedro Sánchez y su gobierno, tal y como establece nuestro sistema político, una monarquía parlamentaria ejercida impecablemente por Su Majestad el Rey Felipe VI como líder. el estado, dijo Casado.

Tras estas palabras, el auditorio del Palazzo Nettuno, el lugar elegido para la inauguración de la conferencia, estalló en un aplauso catártico. La sociedad española tiene muy claro quién es quién del triste pacto de gracia y sabe muy bien que nadie, salvo quienes los promueven y quienes los aplauden, es responsable de este acto inmoral, recalcó una vez más el presidente del PP.

No hay más cómplices que ellos, Zanj Casado, por si hay alguna duda de que el presidente del PP se estaba refiriendo a las palabras de Ayuso y que había exonerado al Rey de cualquier responsabilidad por firmar los decretos de gracia a quienes pretendan quebrar. España.

Casado hace las paces con Ayuso y recuerda que toda la «responsabilidad» de las gracias recae en Sánchez

Casado no fue el único en aludir a este asunto. El vicesecretario de Comunicación, Pablo Montesinos, y el portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, también insistieron antes en el mismo mensaje: El rey ha valorado su papel en la Constitución española, que está ejerciendo de forma ejemplar. El problema es que Pedro Sánchez ha decidido llevar las instituciones al límite quedándose otros dos años en La Moncloa. Mensajes, todo en la línea de Ayuso.

Con esta elocuente reacción de su partido, la presidenta madrileña aprovechó la primera oportunidad que tuvo frente a los medios de comunicación para dar marcha atrás unas horas después. Remarcó que Felipe VI no es cómplice de nada y remarcó que toda la culpa recae en el Primer Ministro, que está deteriorando todas las instituciones del Estado en beneficio propio y de la imagen internacional de España.

Me duele, esta es una opinión personal, profundamente el compromiso que van a tener, dijo en declaraciones a los medios de comunicación en la Asamblea de Madrid.

La emoción llegó a Bruselas, donde Sánchez declaró desde la cumbre de la OTAN que las palabras de Ayuso sobre las gracias y el rey lo habían asombrado. El presidente no quiso expresar la polémica, pero dijo que cuando la escuchó le llamó la atención el hecho de que se trataba de una declaración poco común tanto en forma como en sustancia. Yreiter su extrañeza al señalar que tal como le había pasado a él, le habría pasado al 99,9% de los españoles.

A los otros dos partidos que estuvieron en Coln -Vox y Ciudadanos-, las declaraciones de Ayuso duelen por haber desplazado el foco de responsabilidad hacia el Rey, cuando el único responsable es el Primer Ministro.

Ambos censuraron sus declaraciones. Vox la advirtió, señalando que fue un error y que fueron declaraciones inapropiadas. Por su parte, Ciudadanos hizo su reacción más bien rapaz, por haber tenido una tremenda metedura de pata del que tuvo que retractarse de inmediato. El subsecretario general Daniel Pérez Calvo la calificó de irresponsable e imprudente y reconoció que se quedaron sin aliento cuando se enteraron. Saquemos al Rey de en medio porque no tiene nada que ver con eso porque será culpa de Sánchez.

.