Bankia gana 180 millones hasta septiembre, un 68% menos, tras subir dotaciones por la pandemia



La actualidad en Alicantur Noticias

Sede de Bankia en Madrid
Sede de Bankia en MadridJesús Hellín / Europa Press

Bankia obtuvo un beneficio neto de 180 millones de euros en los nueve primeros meses del año, un 68,8% menos que un año antes, según informó este miércoles a la Comisión Nacional de Valores y Mercados. Todos los márgenes de la cuenta de resultados muestran caídas de entre el 6% y el 10%. El organismo justifica el empeoramiento de los resultados por el menor resultado generado por «las transacciones financieras, así como por las nuevas medidas para hacer frente a los imprevistos que puedan surgir en el futuro a raíz de la situación que genera el coronavirus».

Durante el año, el Grupo acumuló provisiones extraordinarias por 465 millones de euros para anticipar los impactos futuros derivados del deterioro del escenario macroeconómico provocado por la pandemia. De esta cantidad, 155 millones de euros se aportaron en el tercer trimestre del año ”, indica la entidad. Sin considerar la provisión extraordinaria de Covid-19, el beneficio antes de impuestos de los nueve primeros meses del año ascendió a 683 millones de euros, un 13,8% menos que en septiembre de 2019.

El buen comportamiento de las comisiones (+ 10,5%) y la reducción de los costes operativos (-2,8%) aumentan el resultado «core», centrado exclusivamente en las actividades bancarias (margen de intereses y comisiones, menos gastos operativos), hasta septiembre en 958 millones (+ 1,3%). La tendencia trimestral fue igualmente positiva, con un crecimiento del 2,1% en el resultado subyacente respecto al trimestre anterior y del 11,5% respecto al tercer trimestre de 2019.

Exceso de capital en vísperas de la fusión

El organismo público logró uno de sus objetivos, acumulando más de 2.500 millones en exceso de capital en tres años, un trimestre antes. En concreto, presenta 2.535 millones de euros más de lo solicitado. Este objetivo, recogido en el Plan Estratégico 2018-2020, tenía como objetivo duplicar los dividendos que Bankia entrega al Estado, que controla el 62% del capital. Sin embargo, el veto del Banco Central Europeo (BCE) lo impidió. El próximo año, si se levanta esta restricción, Bankia ya se fusionará con CaixaBank, donde la propiedad pública será del 16%.

El consejero delegado, José Sevilla, ha subrayado en el comunicado que la fusión con CaixaBank será «la mejor forma de explotar este gran exceso de capital que hemos generado en los últimos años». Además del capital, dijo estar «muy satisfecho» de poder anunciar que el índice de morosidad neta ya está por debajo del 3%.

«Efectos inciertos de la pandemia»

El coeficiente de capital regulatorio CET1 completamente cargado Se ubicó en 15.77%, lo que representa una generación de capital de 182 puntos base en el trimestre. Excluidas las nuevas medidas de flexibilidad de capital adoptadas por las autoridades supervisoras, el coeficiente de capital CET1 completamente cargado al cierre de septiembre era del 14,79%, con lo que el colchón de requerimientos regulatorios era de 641 puntos básicos. Por su parte, CET1 fase en el trimestre cerró en 15,95%, lo que se traduce en un colchón de 757 puntos básicos.

Con todo ello, el exceso de capital CET 1 completamente cargado (sin considerar las plusvalías soberanas) acumuladas por Bankia desde 2018 ascendían a 2.535 millones de euros a cierre de septiembre, por encima de los 2.500 millones comprometidos en el Plan Estratégico 2018-2020.

El presidente del banco, José Ignacio Goirigolzarri, reconoció que «aún queda un trimestre complejo para cerrar el año porque los efectos de la pandemia son inciertos», pero expresó la convicción de que Bankia podrá «cerrar un muy buen ejercicio y estar en la mejor posición posible para afrontar el apasionante reto que supone la integración con CaixaBank ”.

El presidente de Bankia también ha comentado que “hemos seguido apoyando a empresas y hogares en un momento delicado como el que estamos viviendo, gracias a unos extraordinarios niveles de solvencia, fruto del compromiso y rigor de todo el equipo del banco”.

Bankia ha subido un 3% en créditos en lo que va de año y mantiene la morosidad en el 4,9%, cifra similar a hace un año. La tasa de cobertura de préstamos dudosos pasó de 54% a 58%. El índice de eficiencia (que mide cuánto gasta la entidad por cada cien euros que entra) ha empeorado del 54% de hace un año al 55,6% del pasado mes de septiembre. Como resultado de la caída en los resultados, el retorno sobre el capital (ROE) cayó del 6% al 1,9%.