Benahavís, solo para ricos y extranjeros



Las mejores noticias en Alicantur Noticias

Residencias de lujo en Benahavís, (Málaga), en la Costa del Sol, que ha experimentado un fuerte desarrollo inmobiliario.
Residencias de lujo en Benahavís, (Málaga), en la Costa del Sol, que ha experimentado un fuerte desarrollo inmobiliario.García-Santos / García-Santos

A primera vista, Benahavís (Málaga, 8.085 habitantes) es otra ciudad blanca andaluza. Sus casas encaladas, rejas de hierro forjado y coloridos maceteros están unidos por un impresionante entorno boscoso y el atractivo natural del río Guadalmina. Saborear la imagen a diario no es fácil: trasladarse a este pueblo es casi imposible. “Encontrar una casa para alquilar es terrible”, dice Javier Macías, responsable de la inmobiliaria Tecnocasa en Marbella. La demanda es alta; la oferta, casi inexistente. «Y lo que hay es puro lujo», dice Macías.

Es más fácil encontrar una casa por 5.000 euros al mes que por 800. Por eso, los vecinos de Benahav son los que gastan el mayor porcentaje de sus ingresos en vivienda y sus gastos: casi el 60% de sus ingresos. Málaga es la provincia con el mayor número de municipios (14) con rentas elevadas, que han crecido más allá de lo razonable, en España. Entre las 20 ciudades con las rentas más alarmantes de todo el país, hay ocho ciudades malagueñas, como Casares, Manilva, Marbella, Fuengirola o Mijas, además de Benahavís.

Pasear por las calles del pueblo en busca de un cartel de «Se alquila» es una empresa inútil: no hay ninguno. Los pocos listados que existen son de viviendas en venta. El buceo en Internet tampoco ayuda mucho. El portal inmobiliario Idealista refleja que existen 231 viviendas en alquiler en todo su término municipal. Solo 19 menos de los 1.000 euros mensuales (de los cuales solo cinco en el casco urbano).

En cambio, 30 tienen unos ingresos superiores a los 10.000 € al mes. “Entre el 60 y el 70% del mercado inmobiliario en Benahavís son villas de lujo con rentas muy elevadas. Esto es lo que pone patas arriba las cifras ”, dice José Antonio Mena, alcalde de la ciudad. De hecho, es la razón por la que aparece como la más rica de Málaga. La renta bruta media de su población es de 31.557 euros, 4.000 euros más que la media española, según datos de la Agencia Tributaria.

Apartamentos caros, pero no hay paro

Los precios elevados suponen un hándicap para una pequeña población que, por otro lado, lleva años prácticamente en paro gracias al turismo residencial, la construcción y la prestación de servicios a grandes fortunas. No es la única singularidad del municipio. De sus 8.085 habitantes, más de 5.000 son extranjeros, con cerca de 2.000 británicos y 400 rusos. La carretera de acceso a Benahavís ofrece más indicios de la excepcional burbuja de la ciudad porque atraviesa muchos de los diez campos de golf que existen en el municipio. Durante el trayecto, solo se ven enormes casas en el horizonte. La mayoría son construcciones nuevas de alta gama que no se han vendido y terminaron en el mercado de alquiler.

Urbanizaciones como Los Flamingos, La Alquería o El Madroñal ofrecen arrendamientos de hasta 30.000 euros al mes. La más icónica y exclusiva sigue siendo La Zagaleta, con 258 viviendas cuyo valor varía entre los 2,5 y los 32 millones de euros, algunas alquiladas por largas temporadas (más de un año) a precios entre 15.000 y 20.000 euros al mes. Las estancias cortas (máximo tres meses) tienen precios entre 3.000 y 5.000 euros diarios en temporada alta. La pandemia también ha acelerado la «demanda de viviendas de alquiler», según fuentes de urbanización.

Estas cifras son inaccesibles para el trabajador medio que reside en la zona, no tanto para quien tiene una gran riqueza y ha elegido este rincón para residir o pasar unos meses al año. «Lo bueno es que estos complejos manejan casi todo, ahorrándole muchos problemas al ayuntamiento», dice el alcalde. Los impuestos sobre las villas de lujo también se utilizan para cobrar en un pueblo lleno de restaurantes donde los servicios municipales funcionan prácticamente a la perfección.

Con el teletrabajo, los precios subirán más

La sensación en el sector inmobiliario es que los precios no cambiarán en el corto plazo y, más bien, probablemente subirán. Jimmy Widen, fundador de la agencia 3SA Estate, cree que la pandemia ha hecho que muchas personas y empresas se den cuenta de que el teletrabajo es posible. Por esta razón, dice, «las reuniones digitales reemplazarán cada vez más a las reuniones cara a cara». Benahavís, como Marbella y sus alrededores, tienen la oportunidad de atraer nuevos vecinos con cuentas bancarias llenas de ceros. «Estoy convencido de que veremos un aumento del 100% en la demanda de residencias permanentes en la Costa del Sol», concluye Widen. Y Benahavís espera con los brazos abiertos.