Bruselas argumenta que la limitación al Consejo de la judicatura en el cargo está «en consonancia» con el estado de derecho.



El periódico digital de Alicantur Noticias

La vicepresidenta europea de Valores y Transparencia, Vera Jourová, en una rueda de prensa en Bruselas.
La vicepresidenta europea de Valores y Transparencia, Vera Jourová, en una rueda de prensa en Bruselas.PISCINA / Reuters

La Comisión Europea aprobó este lunes la propuesta de imponer un límite a las competencias del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) cuando esté en funciones, pero recordó que cualquier cambio legal debe realizarse después de realizar «amplias consultas», incluida la Consejo de Europa. Tras un encuentro virtual con el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, la vicepresidenta europea de Valores y Transparencia, Vera Jourová, declaró que había «señalado» que esta reforma «en principio» parece ajustarse al Estado de derecho . Sin embargo, el checo cree que esta situación hace que la renovación del órgano de gobierno de los jueces sea más urgente. Pidió al ejecutivo retirar su propuesta inicial por la que pretendía renovar el CGPJ por mayoría simple, lo que permitió eludir un acuerdo con la oposición. Y pide que se pacte cada renovación.

Más información

Los Veintisiete seguirán debatiendo este martes los informes sobre el estado de derecho que la Comisión Europea lanzó por primera vez en septiembre de 2020. Será el turno de examinar los documentos referentes a los sistemas judiciales y la salud de los medios de comunicación alemanes, Irlanda , Grecia, Francia y España. Jourová ha podido debatir con Campo ya este lunes sobre uno de los aspectos en los que se centra el informe sobre España: la renovación del CGPJ, pendiente desde diciembre de 2018.

Bruselas recibió la semana pasada una carta de tres de las cuatro asociaciones judiciales españolas, la Asociación Profesional del Poder Judicial (AMP), la Asociación Judicial Francisco de Vitoria (AJFV) y el Foro Judicial Independiente (FJI). Los magistrados denunciaron en esa misiva el «claro riesgo de vulneración del estado de derecho en España» debido a las reformas emprendidas por el gobierno, que le impiden asumir cargos durante su mandato. Aunque expresó su preocupación a Campo por que el Ayuntamiento pudiera ser percibido como «vulnerable a la politización», Jourová acabó apoyando esta acción. «He notado que la reciente reforma que limita los poderes del CGPJ cuando tiene miembros de pleno derecho en principio parece estar en línea con el estado de derecho y con los controles y equilibrios de poder en España», dijo en una breve nota. de la reunion.

Bruselas pide «amplias consultas»

Jourová, que calificó de «muy útil» la reunión con Campo, destacó que esta reforma que limita los poderes de los jueces hace aún más urgente la elección de nuevos miembros del CGPJ. Sólo así, razonó, el organismo puede «desempeñar plenamente su papel institucional esencial». La Vicepresidenta volvió a recordar a España su preocupación por el procedimiento. Bruselas, en particular, quiere que las reformas de estos órganos vayan acompañadas de «amplias consultas», tanto con la oposición como con la Comisión de Venecia, el órgano consultivo del Consejo de Europa en materia judicial y constitucional. «Espero que siempre se implementen para futuras reformas», agregó.

La Comisión se había opuesto previamente a la pretensión del Ejecutivo de aprobar un sistema de renovación del órgano de gobierno del Poder Judicial que hubiera sacado la competencia del Partido Popular, es decir, con mayoría absoluta. Jourová se alegró de que se suspendiera esta reforma. “El ministro me aseguró que la propuesta de reforma del sistema electoral de los miembros del CGPJ no la llevará a cabo el gobierno. Es una buena noticia «, agregó el vicepresidente.» Ahora espero que la propuesta sea retirada pronto «.

El comisionado dijo que el CGPJ merecerá una atención especial por parte de la Comisión en el próximo informe sobre el estado de derecho, que será publicado en septiembre. Lo discutirá con los magistrados a finales de este mes. En la última revisión del estado de derecho de todos los socios de la UE, Bruselas destacó especialmente las deficiencias de Polonia y Hungría, en particular con respecto a las reformas que están socavando la independencia del poder judicial. Sin embargo, a Bruselas le preocupan las gestiones que han dado sus otros Estados miembros, ya que desde Varsovia o Budapest es necesario que todos los socios se midan con el mismo medidor. «El estado de derecho en la Unión solo se puede mantener si todos los actores se involucran plenamente», agregó el vicepresidente.