Bruselas pidió ayer al Gobierno más explicaciones sobre la reforma judicial que hoy paralizó Sánchez



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

Jueves 22 octubre 2020-22: 00

La canciller Arancha González Laya llamó ayer al comisionado Reynders para explicarle la reforma del CGPJ y pidió a la justicia más información sobre el proyecto de reforma de la ley.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Johanna geron REUTERS

Las tarifas fueron muy claras la semana pasada, pero desde un perfil bajo. Sin embargo, ayer, en vísperas de la votación sobre la moción de censura y la ofrecer del Presidente del Gobierno al Partido Popular por la reforma del CGPJ, el mensaje y la Bruselas procedía de los niveles superiores.

El comisario europeo de Justicia, Didier Reynders, habló por teléfono este miércoles con la canciller Arancha González Laya, y en una ocasión expresó la preocupación de Bruselas por la reforma de la ley en la que el PSOE y Unidos Podemos llevan mucho tiempo trabajando. No fue una convocatoria informal ni surgió el tema entre muchos otros. Un portavoz de la Comisión explicó que «la discusión se centró principalmente en el Consejo General del Poder Judicial y en particular en la reforma propuesta por los partidos de la coalición gobernante. El comisionado Reynders informó al ministro González Laya que la Comisión está siguiendo de cerca la novedades del proyecto legislativo y el Comisario pidió más información a las autoridades españolas ”. Y, en particular, un Ministerio de Justicia.

Este es otro paso en la presión del capital comunitario. El jueves pasado, el portavoz de la Comisión de Justicia hizo el primer anuncio, pero el presidente del Gobierno y otros miembros del Ejecutivo tomaron el férreo de sus palabras, recalcando una y otra vez que se trataba simplemente de «un portavoz». Como si fuera poco más que una simple broma o comentario. Esta vez, sin embargo, es el comisionado de rama quien llamó a su interlocutor, el ministro, para señalar que no se sienten cómodos con lo que está sucediendo. “Explicó su posición y el comisionado reiteró la posición de la Comisión y pidió más detalles”, explicaron fuentes comunitarias.

«El Comisario reitera que cuando un Estado miembro reforma el poder judicial, debe hacerlo en consulta con todas las partes interesadas, incluidas Comisión de Venecia. Los Estados deben seguir las normas europeas para garantizar que la independencia del poder judicial no se vea comprometida «, reitera hoy Bruselas en un nuevo mensaje. No es normal que la Comisión haga estas observaciones. motu proprioincluso si el tema es candente. Suelen reaccionar cuando hay insistencia, pero si dan el paso de escribir algo o contactar con los medios, siempre hay intencionalidad.

Desde Asuntos Exteriores, por su parte, explican que «en el contexto de sus contactos habituales con las homólogas de la Comisión Europea», fue el ministro quien llamó al Comisario de Justicia «para ponerlo al día sobre la situación del CGPJ», y no al revés, Un matiz que destaca como importante, y que «el comisario le agradeció la información y decidieron mantenerse en contacto».

Es cierto que en la UE existen muchos sistemas diferentes para la elección del consejo que regula a los jueces, y que hay países, como Alemania, donde el papel del ejecutivo o legislador es mucho más directo. Pero no es menos cierto que a la Unión Europea no le gustó lo que viene de Madrid, ni la música ni la letra. Entonces quieren más información, explicaciones, detalles.

El gobierno ha captado esta reacción con un pie cambiado. No esperaban que la Comisión se mojara tan pronto, cuando todo había terminado o en una etapa tan temprana. Desde Moncloa y otros ministerios señalan que el problema es que «no se explicó adecuadamente» y que así se hará ahora. Pero no parece una cuestión de comunicación, sino de fondo.

Presión ciudadana y PP

Madrid ha prometido enviar más información y el ministro de Justicia de España, Juan Carlos Campo, hablará próximamente con Reynders en persona para abordar el tema. El Comisario, que es exministro de Asuntos Exteriores belga y que en su anterior despacho ya había tratado con las autoridades españolas sobre el tema de Carles Puigdemont y las Eurorders, pertenece a la familia liberal europea, que también incluye a los ciudadanos. . Y entrenarte naranja Han empujado mucho en los últimos días tanto que les preocupa lo que consideran una deriva si no equivalente a lo que se ha visto en los últimos años en Polonia Y húngaro, al menos en la misma dirección. El Partido Popular hizo algo similar la semana pasada, con una visita de su líder, Pablo Casado, a Bruselas, durante la cual se reunió directamente con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. Ambas formaciones reclaman parte del «mérito» de la presión de las instituciones, con las que explican en conversación con este diario el turno de Pedro Sánchez este jueves.

Desde el departamento belga insisten en que la Comisión ya manifestó en un informe muy completo el 30 de septiembre que la reforma del CGPJ debe resolverse de inmediato, después de estar bloqueada durante dos años. Pero ahora lo reiteran de ninguna manera. Los mensajes de las asociaciones de jueces europeos y, sobre todo, del grupo griego, han acabado de dar forma a la posición de Bruselas. Si en el pasado se habían apoyado en los informes del Consejo de Europa y su organismo competente, la Comisión de Venecia, ahora más. El objetivo debe ser la despolitización del poder judicial, de una forma u otra. Así se les dijo indirectamente y así lo están reiterando directamente.

Fuentes del Ministerio de Justicia aseguran que toda la información solicitada se enviará a Bruselas.

.