Caída de los «suecos», la banda más sanguinaria de la Costa del Sol



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

Caida de los suecos la banda mas sanguinaria de la

La policía investiga la escena del accidente en Marbella. JOSÉ SÁNCHEZ / VIDEO: ATLAS

Ya eran conocidos popularmente en la Costa del Sol como sueco y alcanzó la fama por su actuación despiadada. Ejecuciones a bocajarro, en plena calle, encapuchado, desde una bicicleta, o dentro de un coche, desde una gran moto, a la salida de una comunión, a la puerta de una casa … Aunque sean de origen árabe, proceden de de Malmö (Suecia), de ahí el nombre. Eran una pandilla de nueve, liderada por dos pares de hermanos. Ninguno llega a los 30 años. Perseguidos por las autoridades suecas, que les vinculaban con hasta diez asesinatos en ese país, pretendían establecer su cuartel general en Málaga. Pero la policía dio el golpe de gracia esta semana: «Debe quedar claro que la Costa del Sol no es ni será un lugar fácil para que los delincuentes se instalen», dicen los agentes de la Unidad de Delincuencia y Delincuencia Organizada de la Policía Nacional (UDYCO), que culpa a este grupo de al menos dos de los seis asesinatos cometidos recientemente en esta zona de España, un lugar estratégico para los líderes de bandas delictivas organizadas. «Hasta ahora no hemos conocido un grupo más violento», dicen los agentes.

El 12 de mayo, un hombre vestido de negro en una motocicleta negra de 500cc sin placas metió una pistola por la ventanilla del auto donde David Ávila Ramos, conocido como Maradona en el mundo de narco marbell, y le disparó cinco tiros. Ocurrió a la salida de la comunión de su hijo, frente a la iglesia de San Pedro de Alcántara, como si de una película mafiosa se tratara. Tenía 37 años, una vida dedicada al tráfico de cocaína, varias deudas pendientes y varios avisos. “En mayo prendieron fuego a su gimnasio, en ese mismo municipio, conduciendo un auto robado lleno de gasolina hacia la planta, y días después hicieron lo propio con el chiringuito Heaven, que tenía con su pareja en una playa. Estepona ”, recuerdan los agentes. En el momento de su muerte, Maradona Sus dos hijos pequeños y su esposa lo llevaron. Se ha mantenido fiel a la ley del silencio que impera en los negocios.

Lo que llegaron a llamar Operación Rueda, en estrecha colaboración y coordinación con la policía sueca, en realidad comenzó investigando el robo de un vehículo todoterreno que se encontró atascado en un gimnasio. Según los agentes, las pesquisas de los más de 30 agentes que trabajaron en esta investigación desembocaron en las guaridas de la «peor banda de sicarios que ha conocido la Costa del Sol».

La investigación de ese hecho también los llevó a resolver un segundo asesinato. Fue cometido el 20 de agosto por el mismo grupo, la muerte de Sofian Mohamed AB, otro conocido narcotraficante del Magreb conocido como El zócato, a la que se descargó en su puerta un cargador completo, nueve cartuchos. «Una moto con capucha», encontrada, como la moto negra sin matrícula, en una de las cinco casas que el grupo de sicarios había alquilado en varios complejos de lujo de la zona.

«Dormían casi todos los días en una casa diferente, tomaron muchas medidas de seguridad, viajaron mucho por Malmö y Marruecos», dicen los investigadores, reflejando también el estilo de vida de los sospechosos. De los nueve detenidos, cinco fueron detenidos en Málaga -tres ya han entrado en prisión- y cuatro en Suecia, donde son viejos conocidos de la policía, como recuerda la comisaria sueca Petra Stenkula, quien asegura que hay hasta diez de esas organizaciones. actualmente operando en esa ciudad.

Viajo con un golpe en la pierna

Como ejemplo de la dureza de las personas a las que se enfrentaron, los agentes recuerdan que, en una ocasión, uno de ellos estuvo tentado de ser asesinado en una cafetería de Malmö, presuntamente miembros de una pandilla rival. Consiguió escapar y llegó a Málaga con un golpe en la pierna. El sicario escapó, pero una pareja que tomaba café junto a él murió en el tiroteo. «Afortunadamente, aquí en España no dispararon a ningún inocente que no estuviera involucrado en drogas», comenta uno de los investigadores. «Solo con cocaína se saldan las cuentas pendientes», dicen los agentes. Sospechan que organizaciones de españoles y colombianos están detrás de las órdenes de estos asesinatos, aunque no ha sido posible llegar a ellos de momento, aunque la investigación no está cerrada.

En el desarrollo del operativo se realizaron nueve allanamientos domiciliarios entre Málaga y Malmö, en los que intervinieron un chaleco antibalas, un cinturón con pistolera, una pistola paralizante, equipos informáticos, aerosoles para defensa personal, 11 teléfonos móviles. 4.165 euros en metálico, ropa vinculada a los hechos investigados, tres relojes de alta gama, uno de ellos en oro y diamantes por valor de casi un cuarto de millón de euros.

Los nueve internos, de los cuales siete ya ingresaron a prisión, están acusados ​​de homicidio, pertenencia a un grupo delictivo y falsificación de documentos. El juzgado de instrucción número dos de Marbella se encarga de la investigación.

La presentación del operativo, este viernes en la comisaría provincial de Málaga, contó con la presencia de miembros de la policía sueca, que colaboraron estrechamente con los españoles en la identificación y persecución de los ocho integrantes de la banda.

.