Calidad en el motociclismo español, más allá de MotoGP



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

Actualizado:

Dani Pedrosa, Jorge Lorenzo, Marc Márquez y Joan Mir son seguidos de cerca por Raúl Fernández, Pedro Acosta y Sergio García. Nombres que surgen del vivero del motociclismo promesas que hicieron de España un país de referencia y ejemplo. Pero no solo hay calidad, rapidez y talento en el Campeonato del Mundo de MotoGP. La cantera española cosecha las recompensas del éxito en cualquier modalidad sobre dos ruedas. estoy ahí Ana Carrasco, Manuel González o Adrián Huertas, que ya no son promesas, sino realidad.

El primero vivió esta temporada con las consecuencias de una lesión en la espalda de la que quería recuperarse a contrarreloj. Y me di cuenta. Logré ganar en Misano, no esperaba ganar tan pronto. En términos de resultados, es el peor año de los últimos cuatro. Ha subido mucho el listón y va mucho más rápido. En cuanto a la conducción sí, he dado un paso adelante respecto al año pasado. Pero lastrado por la lesión no le bastó para luchar por el título ”, concede Carrasco a A B C, en su visita al periódico. Ella luchará por todo de inmediato, dice Huertas, líder del campeonato y que este año luchó contra ella: «En Misano nos dejó a todos boquiabiertos. Ella es una luchadora. El lo esta haciendo muy bien. Viniendo de una lesión que, por experiencia personal, sé que es dura, tiene mucho mérito y pronto estará donde estará ». González también subió el listón, solucionó los problemas de cambio de equipo a principios de año y ganador en Francia. “El objetivo, que era ganar, se logró, pero esperaba haber ganado una carrera antes. Con el cambio y Covid el material llegó tarde, no probamos nada en invierno y tardé bastante en terminar de levantarme. Sabíamos que podía ser rápido y estuve muy cerca del podio en muchas carreras, al final lo logramos peleando con el líder del campeonato. Cuando llegas es más fácil quedarse en otros y espero que sigamos así ».

Asumen el riesgo de tu deporte, conviven y casi se olvidan porque, de lo contrario, no podrían subirse a la silla o, por supuesto, competir al más alto nivel. Es parte del trabajo. “A veces se rompe la bicicleta, a veces me rompo”, dice Carrasco. Y en esa dualidad entre coche y piloto, también son conscientes de que alinear todo para la victoria cada fin de semana es complicado. “Cuando los resultados no salen, tiendes a apuntar a la moto y al equipo, en cambio, te apuntan a ti. Todos defienden los suyos. Hay que concentrarse en lo que está haciendo, superarse y seguir trabajando con el equipo porque son tiempos difíciles en los que no se sabe exactamente qué puede salir mal ”, dice González.“ Todo depende de cuánto duren los malos resultados. . Un mal resultado en un partido. El fin de semana le puede pasar a cualquiera, incluso en MotoGP. Hay pilotos que lo hacen bien durante una semana porque les gusta el circuito y otros donde la moto no encaja bien. Cambiando tantas cosas, este deporte es muy alto y bajo. Todos queremos ir a la carrera, subir al podio, ganar, que es cuando te diviertes. Pero el deporte tiene rayas, esto más porque depende de muchas cosas: bici, equipo, circuito, si llueve … Tantos factores que el piloto no puede controlar y cuando no van bien surgen dudas: soy yo, es la moto, el equipo … Y hace que el piloto o el equipo pierdan en la carretera. Cuando todo va bien es muy sencillo, cuando va mal es muy difícil encontrar la forma de ganar ”.

Los tres dan vida y calidad en una disciplina que se rige más por el espectáculo de la competición que por los nombres individuales. Se divierten y entretienen, con una liga en la que la afición es parte indispensable. «Superbike bueno es la cercanía a la gente. El motociclista que va a la pista quiere estar con los pilotos, hacer fotos, tener ese contacto. La organización está muy enfocada al espectador que disfruta del fin de semana. Tenemos el espectáculo en el paddock, los jinetes cruzan un escenario: hacemos karaoke, jugamos ping pong con la afición …

En MotoGP hay colas de tres horas en Márquez o en la camioneta de Rossi con gente esperando a ver si lo ven pasar. En Superbike los tienes delante, interactúas con ellos ”, explica Carrasco. “Además, las motos con las que corremos se pueden comprar en la calle y esa es otra razón. Mira, este ciclista está con mi bicicleta, mira lo que se puede hacer con tu bicicleta. En competición está casi al mismo nivel que MotoGP y para demostrarlo es mejor que MotoGP ”, confirma González.

De momento, y aunque las puertas para entrar en MotoGP por primera vez en el caso de Huertas o reincorporarse en el caso de Carrasco y González no están cerradas, se divierten más en Superbike. “Todos los corredores tienen presión, pero eso es lo que ponemos nosotros. En un Mundial, todo el mundo quiere ganar y hacerlo bien. No importa lo uno ni lo otro. Además, tu carrera depende de los resultados. La presión siempre está ahí, dondequiera que compitas. Pero sí, Superbike es diferente, el paddock es más familiar. Es más fácil para los ciclistas trabajar allí: hay muchas buenas vibraciones entre los ciclistas y los equipos. Te tranquiliza.

Desde que llegué siempre me he sentido muy querido y apreciado por la organización. En MotoGP todo es mucho más elitista. Todas esas buenas vibraciones ya no están, ya no son familiares, cada uno va mucho más hacia lo suyo. Tuve la suerte de experimentar ambos; Me quedo más con Superbike que con MotoGP », subraya Carrasco. “Ahora estoy intentando ponerme un poco de nariz en MotoGP, pero en superbike me siento muy bien. Cuando voy al paddock, todo está mucho más cerca, estás más cómodo con el equipo, más amistoso. Por esa parte se hace mucho mejor, sobre todo el trabajo, porque no hay presión de que algo salga mal, como en MotoGP, que te puede criticar muy rápido.

Aspiran a vivir la competición en España, ya sea el Mundial, como en Italia o en Holanda, donde la gente llena los circuitos, son las dos de la tarde para la carrera de MotoGP o las seis de la tarde para el resto de categorías. También esperan dar un impulso para que la ayuda a los pilotos no disminuya y se pueda mantener este nivel, lo que sorprende al mundo. Por tanto, también hay promotores que han apostado por esta disciplina. Incluso si lo primero que tienen que decir en las oficinas es «no, no somos MotoGP». «Son patrocinios terrenales, los presupuestos mismos no se mueven. Y es atractivo. Para la experiencia biker te ofrece otras alternativas, ya que tienes carreras los sábados y domingos. Multiplica el valor del fin de semana. Y el espectáculo en el paddock, que es muy atractivo. Y hay muy buen ambiente. Hay alrededor de 1.600 trabajadores entre pilotos y mecánicos. Es la familia del paddock. Ahora tenemos la tarea de explicarlo, poner a los conductores al frente para explicarlo y dar un paso adelante. El motociclismo español no es solo MotoGP », explica Berni Faus, de la empresa Gemocat, promotora de la próxima cita del mundial, que se disputará este fin de semana en el circuito de Barcelona. “El año pasado se llevó a cabo por primera vez, a puerta cerrada, y este año, finalmente, con un público, con un aforo limitado a 15.000 personas. El espectáculo del paddock también será limitado, sin mucha interacción con los pilotos, pero poco a poco vamos desbloqueando las actividades. Esperamos tener la experiencia completa el próximo año, porque eso es lo que le da valor a Superbike ”, continúa.

Faus, con la ilusión de ampliar el Mundial con cita en Montmeló, y Carrasco, Huertas y González, con la ilusión de disfrutar y seguir sumando títulos, el motociclismo español sonríe en el presente y en el futuro mucho más allá de MotoGP.

Míralos
Comentarios

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *