Calviño aplaza la decisión de aumentar el salario mínimo hasta pasado el verano



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

Unidos parece que hay que esperar, al menos hasta el regreso del verano, para ver si se implementa o pospone una de las decisiones que ocasiona mayores diferencias en el gobierno: el aumento del salario mínimo interprofesional (Smi). . El martes, Nadia Calviño enfrió las expectativas de Yolanda Díaz de aprobar su alza lo antes posible, aunque sea leve, aprovechando el fuerte repunte de la economía que pronostican todos los indicadores. Estamos en un momento de gran incertidumbre, nuestra prioridad es impulsar la recuperación económica y la creación de empleo. Veremos cómo el mercado laboral sigue evolucionando y, cuanto antes, volveremos a la senda del salario mínimo ”, El vicepresidente segundo y consejero de Economía y Transformación Digital declaró este martes Calviño ya impuso su perspectiva a principios de este año, cuando el entonces vicepresidente Pablo Iglesias instó a subir el SMI, que actualmente es de 950 euros en 14 cuotas.

Más información

El compromiso de las dos almas del Ejecutivo es que el SMI equivale al 60% del salario medio al finalizar el mandato. Las diferencias surgen en el horario, con el PSOE más templado de United We Can. La Vicepresidenta Tercera y Ministra de Trabajo pidió esta semana al Gobierno «el mismo coraje» en este aumento salarial como lo demuestra el otorgamiento de indultos a la cúpula tu elaboras condenado a prisión por sedición y malversación de fondos. Pero la presión de Díaz, con argumentos que van desde buenos datos sobre la reactivación del empleo hasta el aumento del 2,7% en el IPC y el aumento de la factura de la luz o la gasolina, no convence al Ministerio de Economía. «Veremos cómo evolucionará el mercado laboral en la segunda mitad del año y cómo evolucionará el diálogo social sabiendo que todo el gobierno está comprometido con el salario mínimo», reiteró Calviño en la próxima comparecencia ante el Consejo de Ministros. La última decisión la tomará Pedro Sánchez.

En el ala socialista del Ejecutivo, niegan que este tema divida a los dos socios de la coalición, y rechazan categóricamente que sea motivo de conflicto, pero se inclinan a darse más margen para evitar la más mínima turbulencia en la recuperación tras la sanidad, Golpe económico y problemas sociales provocados por la pandemia. La propuesta de un equipo de expertos convocados por Work recomienda subir el SMI entre 12 y 24 euros este año, de 24 a 40 el año que viene y aprobar un aumento de entre 25 y 40 euros en 2023. “Estamos comprometidos sin descanso con la mejora de las condiciones laborales y aumento del salario mínimo. Y con responsabilidad que todas las decisiones que tomamos se toman para impulsar la recuperación y el crecimiento económico ”, concluyó Calviño.