Carla Antonelli: “Vox es un peligro potencial. La gente olvida que todavía nos dan anfitriones en la calle «



El periódico digital de Alicantur Noticias

Carla Antonelli, en un archivo de imagen de 2019.
Carla Antonelli, en un archivo de imagen de 2019.Samuel Sánchez

Carla Antonelli (Tenerife, 1959) se definió una vez como «una verdadera mujer de izquierda». Fue la primera mujer trans en ganar un escaño político. Desde 2011 es miembro de la Asamblea de Madrid por el PSOE. Este lunes Antonelli se levantó de su asiento y reprendió el comportamiento transfóbico de una diputada de Vox, que se dirigió a ella dos veces como hombre, una como «representante del partido socialista» y otra como «diputada».

Pedir: ¿El diputado Vox ya se disculpó con usted?

Responder: No, no en persona ni por teléfono. Además, Sr. Calabuig [de Vox], a quien sigo llamando señor, luego lanzó un mensaje en las redes sociales en forma de burla luego de que el video se volviera viral. Trató de sentarse en una silla lingüística hablando de la forma genérica del masculino. Al respecto, les digo que soy una mujer en singular. No soy un hombre genérico.

Q: ¿No llegó un mensaje de los diputados presentes de Ciudadanos y del PP?

R. Ninguno de los dos. Como Ciudadanos vi que el presidente de la Comisión dijo en las redes sociales que había cumplido su misión al cederme la palabra, pero la palabra me la dan a mí porque pido protección. Y cuando solicita protección, es porque está haciendo un reclamo. Y en este caso pedí que MP Vox fuera reprendido y llamado la atención, lo que no hizo. MP Vox terminó el comité, me dio la espalda y se alejó. Nadie dijo nada.

Q: ¿Alguien de la oposición ha mostrado realmente su apoyo?

R. Solo un diputado ciudadano me escribió para animarme, lo cual no menciono. Es el único. Ninguno del PP y nadie más de Ciudadanos. El lunes sí, recibí llamadas de amigos y conocidos hasta la medianoche. Lo que pasó es una gota de agua en un vaso que está a punto de desbordarse. Un vaso demasiado lleno de humillaciones, insultos y descalificaciones, para ponernos en un disparate nacional, que es un peligro para el feminismo y para las españolas. Esto es un ultraje y una injusticia absoluta para un grupo de personas que lo han tenido y han tenido muchos problemas a lo largo de su historia y que están tratando de levantar la cabeza. No somos números, somos personas. La gente olvida que todavía hoy nos siguen dando anfitriones en la calle. Hasta ahora hemos llegado.

pag. No era la primera vez que esto sucedía en la Asamblea, aunque ahora los medios lo han visto …

R. Efectivamente, volvió a pasar cuando entré en la Asamblea de Madrid como diputado con el exdirector de radio y televisión pública de Madrid y tuvimos que alzar la voz. También había otro diputado del PP que en la legislatura de 2011, cada vez que hablaba, hacía pequeños gritos con la palabra «mariconeo». No estoy aquí por las trans, ni por las cuotas, las personas trans han demostrado que podemos y debemos estar en los espacios porque no estamos ni menos ni más calificados que los demás, somos exactamente iguales.

pag.. Vives con los diputados de Vox en la Asamblea, ¿crees que realmente piensan lo que dicen o se comportan así para dirigirse a sus electores?

R. La realidad supera a la ficción. Otro diputado Vox se burló de las personas trans hace dos semanas y nuevamente nos envió a todos a cocinar en casa. Afirmo y creo que son lo que parecen.

pag. Son la cuarta fuerza parlamentaria. ¿A dónde vamos como empresa?

R.. A lo largo de su vida ha habido formaciones políticas que han estado esperando el caldo de cultivo perfecto. Rajoy dijo una vez que cuanto peor, mejor. Aprovechando el caos y la confusión, hay partidos que aprovechan estas circunstancias para decir lo que algunas personas quieren escuchar. Hay gente que hace esto porque busca el poder y se sube al caballo que pasa. Hemos visto a lo largo de la historia que el ser humano es muy maleable. Los sofás pueden debilitar a toda una población. Poco a poco se está creando un terreno fértil primordial, que es el odio y la búsqueda de la culpa para dar rienda suelta a nuestra furia e ira, pero siempre somos un grupo de personas que somos los grandes perdedores. Las palabras son armas cargadas de desastrosas consecuencias. No daremos ningún paso atrás. Defenderemos todo lo que hemos logrado con uñas y dientes.

pag. ¿Diría que los diputados de Vox son peligrosos?

R. Llevan un peligro potencial.

Carla Antonelli, este lunes en la comisión política de la Asamblea de Madrid. En el video, su cruce de palabras con Mariano Calabuig, de Vox.

pag. ¿Qué quieres decir?

R. Si se les da la oportunidad, obviamente llevarán a cabo estas consignas que proclaman. Ya hemos visto cómo Trump iba a poner patas arriba este planeta. Está en nuestro poder cambiarlo. No somos de piedra, algo que las personas trans estaban hasta hace un mes y medio, de lo que todos aquí hablaban de las personas trans, menos las personas trans. Nuevas palabras como transgénero que nunca se han dicho aquí se inventaron para crear un sistema de castas que solo conduce a la pérdida de derechos. La semántica evoluciona. Pasamos de ser travestis a transexuales y trans.

pag. ¿Qué se puede hacer desde casa para combatirlo?

R.. Informe contra la desinformación. La pedagogía es la gran herramienta. Saben que esta es la gran arma de la conciencia, por eso la combaten. Ocurrió con el tema de la educación ciudadana. Si se les educa en el respeto, el castillo de naipes que han apoyado durante milenios colapsará. Todos tenemos un lugar en la sociedad.

pag. Los símbolos también son una gran herramienta. Este año no se colgó la bandera arcoíris en el edificio Puerta del Sol de la Comunidad de Madrid.

R. La visibilidad es una herramienta muy poderosa. La bandera del arco iris es importante. Ayuso ha sido un aliado acérrimo de Cifuentes y ha aplaudido las leyes LGTBI y trans, ahora dice que las reglas no son buenas y no las respeta ni las gobierna. Vox abre y cierra el grifo cuando le apetece. ¿Alguna vez creíste en esos aplausos?

pag.. Una vez dijo que en la Puerta del Sol vivió uno de los peores momentos de su vida, que le dio a los invitados como pan por ser una mujer trans.

R.. Seguimos siendo perseguidos hasta 1987. Muchas personas trans fueron a la cárcel por ejercer la prostitución y había otra mujer en la calle haciendo lo mismo y no pasó nada. Creamos esta democracia basada en huéspedes entre todos nosotros basada en dejar moretones en nuestros cuerpos y almas. Es por esto que las personas trans tenemos derecho a recibir los mismos derechos que la población porque somos iguales a los demás. De ahí la importancia del borrador trans que el PSOE registró en 2017. Es nuestra caligrafía y el Ministerio de Igualdad lo ha recogido muy bien.

pag. Hay muchas disputas internas con esta ley.

R.. La ley es importante porque en ese anteproyecto le gana al anteproyecto de 2017. Es nuestra ortografía y el Ministerio de Igualdad la ha abrazado en toda la parte que se refiere a la parte polémica del registro cambio de sexo. Lo escribimos en el partido socialista. La gente que defiende esto está defendiendo lo que emana de nuestras conferencias políticas. Cumplo con lo que ha declarado mi partido y defiendo a mi presidente y a mi gobierno, que incluye a Irene Montero.

pag. El vicepresidente Calvo fue muy crítico.

R. Es el momento de la calma y la reflexión y mirarse al espejo. Aquí es donde debemos ser coherentes hasta que haya un nuevo congreso o estatuto del PSOE. Tengo un inmenso respeto por ella, pero en algunos temas, como los 47 millones de quejas comparativas, dije que tenía que rectificar por qué estaba equivocada.

pag. ¿Qué diría tu gran amigo Pedro Zerolo estos días?

R. No hay día en que no piense en Pedro Zerolo. No hay día en que mi Dios no diga si Pedro era lo que habría visto. De lo que estoy seguro es que habría pisado la mesa cuando comenzó esta espiral de odio hacia las personas trans. Se habría asustado, con horror y seguro de que, en ese momento, habría llamado a todos a reflexionar.