Casado acusa a Sánchez de haber sido secuestrado por un síndrome de Estocolmo independiente



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

Pablo Casado en un acto del PP en el puerto de Cartagena (Murcia), este sábado.
Pablo Casado en un acto del PP en el puerto de Cartagena (Murcia), este sábado.Botella Edu / Europa Press

El líder del PP, Pablo Casado, calentó los motores este sábado antes de la cita del domingo en la plaza de Colón y acusó al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de «haberse asentado en el síndrome de Estocolmo» y de «ser secuestrado por la independentismo y radicalismo «. Sin mencionar la concentración en la que participará en Madrid con Vox y Ciudadanos contra posibles indultos a los líderes separatistas catalanes, el presidente popular aseguró que el jefe del Ejecutivo central» se ha entregado a los separatistas y al batasunos «que entiende que están pidiendo la Constitución a cambio. Casado presumió de que el PP es» firmeza y serenidad, sintonía y legalidad «y aprovechó un acto en Cartagena con los alcaldes más importantes de su educación en toda España para cuestionar el toda la gestión de Pedro Sánchez.

El líder popular apareció así en el puerto de Cartagena, en un acto organizado por el partido para homenajear a la nueva alcaldesa del PP de la ciudad, Noelia Arroyo, con un bote de salvamento marítimo naranja a sus espaldas. Y esa codiciada imagen sirvió de apoyo para subrayar que en su opinión el PP es el salvador de una España a la deriva y al borde del naufragio porque el capitán, Pedro Sánchez, se «suicidó» con el independentismo y no acepta ninguno. de los 10 pactos que suele proponer periódicamente en sus discursos. Lo que Casado llama ofertas de pacto suelen ser propuestas que no están sujetas a negociación alguna. Por supuesto, también comienza a explotar la ola a favor de la que el PP parece beneficiarse de este final de la pandemia y tras el éxito de la popular Isabel Díaz Ayuso en el 4-M de Madrid, para indicar medidas y decisiones que Adoptaré cuando llegue a La Moncloa. Este sábado anunció que nombrará al Aeropuerto Internacional de Murcia como Juan de la Cierva.

El acto del PP organizado bajo el liderazgo de la rebelión de los alcaldes ayudó a Casado a re-identificar a Sánchez como un presidente «secuestrado» por el independentismo y por EH Bildu unas horas antes de la concentración convocada por la plataforma Unión 78 en el Plaza de Colón de Madrid y también a los concejales de su partido en ciudades de toda España para apoyar la tesis de que gracias a ellos y a su trabajo en los municipios se ha podido salvar esta crisis de lo que consideran la inercia total del ejecutivo central. . Así hablaron los alcaldes de Cartagena, Almería, Córdoba, Badalona, ​​Santander o Madrid. El presidente regional de Murcia, Fernando López Mirás, no desaprovechó el momento y el público se reunió para presumir de que gracias a Murcia, al murciano Teodoro García Egea, secretario general del PP e incluso a él mismo, el intento del PSOE de impulsar una moción de censura a darle la vuelta. Y fue entonces cuando nos aseguró que esta operación «fue falsificada en el alcantarillado de La Moncloa». Y concluyó que a partir de ahí es cuando pasó todo lo bueno para el PP.

Pablo Casado, en ese clima, abundó en la idea de que ahora «todo empieza a ir mal» para el PSOE y Pedro Sánchez, comprobó que el presidente ya no puede pisar la carretera e incluso se burló de él por participar en actos en España por helicóptero. Fue entonces cuando planteó que el secretario general y consejero delegado socialista nunca ha aceptado su oferta porque lo define como «un radical que se ha entregado a los partidos independentistas desde el principio». Casado llamó «palmeros» a todos los partidos y socios que acuerden votar con el PSOE en el Congreso.

El presidente del PP concluyó su intervención prometiendo que su partido nunca permitirá el pago de la Constitución por parte de Pedro Sánchez a los separatistas y previendo que pronto será presidente en La Moncloa como prevén diversas encuestas y allí organizará todo tipo. de problemas: «Sabemos qué hacer en España y superaremos esta crisis».