Casado corrige a Ayuso sobre el papel del Rey en las gracias: «La responsabilidad es exclusivamente de Pedro Sánchez»



La actualidad en Alicantur Noticias

Pablo Casado se ha visto obligado este lunes a corregir a Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, tras implicar a Felipe VI en la concesión de indultos a los dirigentes de la tu elaboras, en declaraciones que han causado malestar en el PP. El líder popular aprovechó el inicio de su discurso para presentar el próximo congreso nacional del partido para lanzar el correctivo en Ayuso, sin mencionarla. La “responsabilidad” de las gracias, subrayó Casado, “corresponde exclusivamente a Pedro Sánchez y su gobierno. Como establece nuestro sistema político, una monarquía parlamentaria ejercida impecablemente por Su Majestad Felipe VI ”. «No hay más cómplices que ellos», reiteró el líder popular, en clara referencia a la forma en que Ayuso habló ayer, cuando preguntó si el gobierno «hará cómplice al Rey» del indulto.

La corrección de Casado a Ayuso fue sensacional, liberando claramente al Rey de conceder un indulto a los líderes independentistas y recordando que en el sistema constitucional español el Monarca no tiene responsabilidad por ello. “La sociedad española tiene muy claro quién es quién del triste pacto de gracia. Y sabe muy bien que nadie, excepto aquellos que los promueven y aplauden, es responsable de este acto profundamente inmoral y trágicamente incorrecto. No hay más cómplices que ellos ”, recalcó. Ayuso lanzó una interpelación al rey en la puerta de la sede del PP este domingo, en breves declaraciones que recitó junto a Casado y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, antes de asistir a la manifestación en la Plaza de Colón contra las disculpas. El presidente de Madrid dijo que quería recuperar el papel de monarca, y luego le preguntó: “¿Qué hará el rey de España, firmará estas gracias? ¿Lo convertirán en cómplice? [a Felipe VI] ¿De esto? «. Casado y el consejero madrileño evitaron deliberadamente aplaudir cuando el presidente madrileño pronunció esas palabras, según fuentes cercanas al PP, aunque aplaudieron al final del discurso de Ayuso. Ambos no sabían que el presidente de Madrid iba a He hablado del monarca en esos términos.

La Casa del Rey no quiso hacer ningún comentario este lunes sobre las palabras pronunciadas ayer por el presidente del Real Madrid. «No hay comentarios», dijo un vocero de la Zarzuela, evitando avivar la polémica. Fuentes cercanas a la Casa del Rey aseguran, sin embargo, que se trata de una polémica falsa, ya que España es una monarquía parlamentaria y la Constitución es muy clara al respecto: el jefe de Estado debe firmar las decisiones del Consejo de Ministros, ya sea cualquiera que sea su color político, si cumplen con los requisitos legales. “El Rey conoce perfectamente cuál es su función constitucional y se adhiere estrictamente a ella”, subrayan estas fuentes. Miguel González.

Felipe VI recibió esta mañana la Medalla de Honor de Andalucía, un galardón excepcional creado en noviembre a petición del presidente del Gobierno, Juan Manuel Moreno. Aunque en su discurso nunca se refirió a las palabras de Díaz Ayuso ni al conflicto catalán, en repetidas ocasiones se refirió a la solidaridad, la unidad, el respeto a las reglas, la equidad o el pluralismo como elementos necesarios para afrontar los retos y desafíos del país. Colocando a Andalucía como ejemplo de estos valores, Felipe VI ha destacado que «no hay mejores recursos para afrontar las incertidumbres de la sociedad, para defender nuestro lugar en Europa y en el mundo» que «la tolerancia, la libertad, la solidaridad, el pluralismo, el respeto a las reglas». , la equidad ”. Valores que, subrayó el Rey,“ contribuyen a afrontar situaciones difíciles que requieren la implicación y el compromiso de todos ”, informa. Eva Saiz.

Antes de Casado, otros miembros de la dirección popular se distanciaron de Ayuso este lunes con el mismo mensaje que salió de la polémica de Génova: “El Rey ha valorado su papel en la Constitución española, que está ejerciendo de forma ejemplar. El problema es que Pedro Sánchez ha decidido llevar las instituciones al límite quedándose otros dos años en La Moncloa ”. El portavoz del parlamento, Cuca Gamarra, y el subsecretario de Comunicación, Pablo Montesinos, se han expresado en estos términos en diversas entrevistas de radio y televisión.

Las palabras de Ayuso causaron malestar en el PP, a pesar de que el partido ya se había deslizado en privado y en unas declaraciones públicas hace semanas que estaba escandalizado por el hecho de que el Rey tenga que firmar indultos a la cima del tu elaboras. La diferencia está en la forma en que lo dijo Ayuso, en el que parece que está invitando al monarca a apartarse de su función constitucional y exhortándolo a no firmar los indultos. Fuentes del entorno del presidente madrileño han precisado que era una cuestión retórica para destacar que lo que hace Sánchez trasciende al gobierno.

La Constitución española dice que le corresponde al rey «ejercer el derecho al perdón según la ley, que no puede autorizar el perdón general». Su firma debe figurar tanto en el indulto como en las leyes, que también son sancionadas por el Monarca según la Constitución, así como en los decretos del Consejo de Ministros. Si bien esto no significa que le corresponde a él decidir las gracias que se le otorgan a su antojo, sino que «la función directiva se reduce a desplegar su poder judicial de influencia, pero obviamente no de manera discrecional sino sujeta a una resolución del Consejo de Ministros, ya propuesta del Jefe de Justicia «, interpreta la doctrina constitucional.

La polémica por las declaraciones del presidente de Madrid marcó el acto del PP celebrado este lunes para presentar su convención nacional, que se celebrará los días 2 y 3 de octubre en Valencia, con el lema “Creemos en España. Creemos un futuro en libertad ”. Durante los cinco días previos a ese fin de semana de octubre, el PP celebrará mesas redondas en cinco ciudades de las comunidades autónomas que gobierna. El PP inicia ahora el camino hacia la convención, con la celebración de mesas de debate con varios reservorios de pensamiento y fundaciones. Casado quiere actualizar el cuerpo ideológico del PP y al final de este proceso, los resultados de la conferencia serán la base del programa electoral del partido para las próximas elecciones generales.