Casados, Abascal, Arrimadas y Page, juntos en una iniciativa en defensa del rey



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

Casados Abascal Arrimadas y Page juntos en una iniciativa en

La defensa de Felipe VI unió en una iniciativa al líder del PP, Pablo Casado, al de Vox, Santiago Abascal, al de Ciudadanos, Inés Arrimadas, y al presidente de Castilla-La Mancha, el socialista Emiliano García Page, entre los otros . Los dirigentes participan en un vídeo titulado «Viva el Rey», promovido por la plataforma Liberi e Uguali, que promueve la exportadora parlamentaria del PP Cayetana Álvarez de Toledo, a la que se suman 183 personas en apoyo de «el gran pacto de 1978 que hoy está en peligro y erosionado ”, en palabras del diputado.

De alguna manera, la iniciativa viene a ser una reedición de la famosa foto de Colón, quien en febrero de 2019 unió a los tres partidos -PP, Vox y Cs- para convocar elecciones al gobierno, y que para algunos derivó en un empujón electoral. al El PSOE logra presentar el centro-derecha y la extrema derecha como un solo bloque. Desde entonces, los dirigentes de PP, Vox y Cs no han participado en ningún acto conjunto -en el caso de Inés Arrimadas es la primera vez, porque en la foto de Colón el líder de Cs era Albert Rivera- aunque en esta ocasión también destaca el Participación de un importante cargo institucional del PSOE en activo, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page.

La plataforma Libres e Iguales, impulsada por Cayetana Álvarez de Toledo, es la base de la iniciativa, que fue enviada a una «muy amplia representación de las élites españolas», según explicó el pasado domingo el diputado popular, incluido el presidente del Gobierno. , todos los ministros, el presidente del Congreso y los líderes de todos los partidos excepto Bildu. El ex portavoz parlamentario del PP lamentó que Pedro Sánchez y los miembros del Ejecutivo se negaran a participar. “Lamento que España sea un país donde el presidente del gobierno no puede decirle viva al jefe de Estado”, se quejó. En la acusación, sólo uno de los cinco presidentes del gobierno de la democracia, Mariano Rajoy (PP), aparece con vida; ni José María Aznar (PP), ni los socialistas Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero.

El video de 14 minutos incluye apariciones posteriores en apoyo del monarca y una larga vida para el rey. Entre los participantes, además de los promotores -Álvarez de Toledo, el filósofo Fernando Savater y el dramaturgo Albert Boadella-, hay otros presidentes regionales, como el de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (PP), y el de Andalucía, también el popular Juanma. Marrón. La mayoría de las personalidades pertenecen a la derecha, salvo algunas excepciones como García Page y el exalcalde de La Coruña, el socialista Paco Vázquez.

Junto a ellos, políticos del PP en activo o jubilados como el diputado Adolfo Suárez Illana y la expresidenta del Madrid Esperanza Aguirre; por Ciudadanos, como Toni Cantó, Marcos de Quinto, Juan Carlos Girauta, Carlos Carrizosa y Jordi Cañas; y líderes de extrema derecha como Vox Hermann Tertsch MEP.

También hay emprendedores en el grupo, como Alicia Koplowitz; miembros de la nobleza; periodistas como Carlos Herrera y Federico Jiménez Losantos. Además, hay figuras de la actualidad social, como las colaboradoras televisivas Belén Esteban y Tamara Falcó, el torero Francisco Rivera Ordóñez y el presentador Bertín Osborne. El video cierra con el premio Nobel de literatura Mario Vargas Llosa.

Se trata de «una acusación contra la pereza, el sectarismo y la traición constitucional», defendió Álvarez de Toledo en una rueda de prensa online para presentar la iniciativa. El diputado participa en un «gran grupo democrático constitucionalista español», que también incluye a la extrema derecha -Vox-, para «salvar» y «dar continuidad» a la Constitución.

El proyecto nació tras la polémica que llevó a la decisión del gobierno de que el Rey no estuviera presente en la entrega de los despachos judiciales a finales de septiembre en Barcelona. El vicepresidente Pablo Iglesias y otros ministros de Podemos Unidas acusaron luego a Felipe VI de falta de neutralidad, escandalizados por el hecho de que el presidente del Consejo de la Judicatura, Carlos Lesmes, hubiera revelado una llamada del Rey en la que confesó su malestar por no haber ir al acto.