Castillo convierte al Primer Ministro en un defensor de Sendero Luminoso bajo investigación por excusas de terrorismo



El periódico digital de Alicantur Noticias

Las últimas horas en Perú han sido agitadas desde entonces. Pedro Castillo, del Partido Comunista Perú Libre, fue investido este miércoles como nuevo presidente con un acto realizado en el Congreso y en el que pronunció un discurso con ataques a España ante el rey Felipe VI.

Las grandes dudas se centraban en el gabinete de ministros que elegiría para la primera fase de su gobierno y especialmente en el nombre de su primer ministro. El caso es que el anuncio se hizo esperar hasta este jueves alrededor de las 13:00 horas durante una ceremonia en la Pampa de la Quinua, en la región sur de Ayacucho, lugar que Castillo eligió para realizar un juramento simbólico. Allí mismo anunció que su primer primer ministro sería Guido Bellido Ugarte, diputado electo y en las últimas semanas invitado frecuente de entrevistas periodísticas.

Es precisamente allí donde Guido Bellido Ugarte se dio a conocer no por la calidad de sus propuestas, sino por declaraciones controvertidas. En entrevista con Canal N el 16 de julio, y luego de las masivas marchas contra la dictadura de Castro, Bellido dijo que hay democracia en Cuba porque «es el pueblo quien determina el modelo de gobierno. Eso es lo que ellos han determinado … y que Por eso tienen 60 años ”, un comunicado que denota claramente su admiración por la tiranía comunista cubana. Además, en otro medio, Latina, afirmó que Cuba no era una dictadura.

Pero no se detiene ahí. Bellido, diputado electo en este nuevo Parlamento, no pudo integrar las comisiones de Defensa o Inteligencia para ser bajo investigación por disculpas al terrorismo, luego de unas declaraciones en una televisión local. Otro, de hecho, que no puede formar parte de esos grupos de trabajo es Guillermo Bermejo, también diputado y acusado de sus vínculos con el grupo terrorista Sendero Luminoso.

En investigación por condonar el terrorismo abierta en abril de este año, destaca cómo Bellido dijo en esa entrevista, sobre Sendero Luminoso, que «el país estaba en un desastre, hubo peruanos que tomaron un camino equivocadamente, ¿son peruanos o no? Por eso tienen sus derechos». Una sentencia que según la Fiscalía supone una «justificación» de las «acciones» cometidas por los terroristas de Sendero Luminoso, ya que «no los califica como terroristas sino como peruanos que se equivocaron».

research-guido-bellido1.jpeg
research-guido-bellido2.jpeg

Desde hace varios días se ha especulado que la demora de Castillo en nombrar al primer ministro y al resto del gabinete puede deberse no solo a su escasa capacidad de convocatoria o su total improvisación, sino también a sus intentos de alejarse del Vladimir Cerron, fundador y «dueño» del partido que lo llevó a la presidencia, para comenzar su gobierno con tonos más moderados. A la luz de los hechos de este jueves, esto último no sucedió.

Muchos señalan que el gran peligro es precisamente Cerrón, un hombre que se autoproclama marxista-leninista, admirador de regímenes como el Nicolás Maduro, y también involucrado en una serie de investigaciones por corrupción, delito que motivó su destitución del cargo de gobernador de la región de Junín, y condenado. Con el nombramiento de Bellido al frente del consejo de ministros, queda claro que la posición de Cerrón se impuso a la tan ansiada moderación, que nunca llegó y que, por el contrario, mostró el verdadero carácter radical que Castillo – y por tanto Cerrón – quiere. para impresionar a su administración al frente del país.

.