Cien días de presidencia de ERC: tono bajo y suspenso en la gestión



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

BARCELONA

Actualizado:

Aragonès se reúne hoy cien días al frente de la Generalitat, tres meses de presidencia marcados, en gran parte, por las vacaciones de verano del gobierno. Aunque por ahora ha sido escasa la acción ejecutiva del primer presidente de la Erc tras la República, su partido lleva un balance triunfal.

«Cataluña está gobernada de nuevo», dijo ayer la portavoz republicana Marta Vilalta en rueda de prensa. Lejos de las críticas por inacción provenientes de formaciones cercanas al ejecutivo como los Municipios o la CUP, en Esquerra celebran el impulso que, dicen, le dio Aragonès a la que llaman la «Generalitat Republicana».

Sin embargo, el recuento de decisiones tomadas es objetivamente bajo. En estos primeros meses el Gobierno

Sólo en su haber ampliado un paquete de ayudas de 1.000 millones para proteger el empleo y el tejido empresarial con recursos aportados, en gran medida, por el Estado. Más allá de eso, gestos y ningún avance legislativo. Aragonès también balances para «normalizar» la relación institucional con el Gobierno y la Casa Real, a quien también hizo varias descortesías en el mes de junio.

Tampoco brilló en la gestión de la pandemia, marcada por la reapertura irregular, y posterior cierre, de la vida nocturna en vísperas de la quinta ola. En el capítulo ‘procés’, pocos cambios más allá del bienvenida oficial dada al 1-O perdonado o el equilibrio jurídico-jurídico para que la Generalitat asuma las limitaciones impuestas por el Tribunal de Cuentas.

Míralos
Comentarios

.