Colombia detiene al narco ‘Otoniel’ en un operativo comparable al de Escobar



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

Autoridades colombianas capturadas este sábado Dairo Antonio suga, alias Otoniel, líder de la Clan del Golfo y el narcotraficante más buscado del país, en un operativo conjunto entre Ejército, Policía Nacional y Fuerza Aérea en la región de Urabá di Antioquia. La operación «sólo es comparable a la caída de Pablo Escobar en la década de los noventa», dijo el presidente de Colombia, Iván Duque.

El gobierno de Estados Unidos ha ofrecido al jefe una recompensa de hasta cinco millones de dólares (aprox. cuatro millones de euros), de Otoniel, de 50 años, lastrado por una orden de extradición de Estados Unidos, dos circulares rojas y una azul de Interpol, y más de 120 órdenes de aprehensión en Colombia.

El criminal pasó por la guerra de guerrillas terrorista desaparecida Ejército Popular de Liberación (EPL), pero depuso las armas tras la desmovilización del grupo en 1991 antes de unirse a los paramilitares de extrema derecha de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

Allí, junto a su hermano Juan de Dios Úsuga (alias Giovanny, asesinado en 2012 en un operativo policial), fue líder del Bloque Centauri, que operaba en los llanos orientales de Colombia, en el oriente del país, antes de volver a deponer las armas durante la masiva desmovilización de paramilitares impulsada por el entonces presidente Álvaro Uribe.

Después de este nuevo episodio, Otoniel se unió a las nacientes AUC, promovido por el narcotraficante Daniel Rendón Herrera (alias Don mario, quien también formaba parte de la UAC, y fue detenido en 2009 en el municipio de Necoclí), de la cual él y su hermano eran tenientes.

Tras la captura de Don Mario, los hermanos Úsuga se hicieron con el control de uno de los las mayores bandas de narcotraficantes del país, con influencia en los departamentos de Antioquia y Chocó (noroeste), y que también extrae recursos de la minería ilegal y redes de tráfico de personas. La muerte de Giovanny llevó a Otoniel a convertirse en el jefe de una organización criminal que, según la policía colombiana, tiene aproximadamente 3500 hombres a nivel nacional.

Según el comunicado, las 128 órdenes de captura que pesan sobre ‘Otoniel’ en Colombia incluyen delitos de «narcotráfico, extorsión, asesinato, desplazamiento forzado, tráfico de armas, formación de grupos armados, conspiración para cometer un delito y crímenes de lesa humanidad».

Comparable a Pablo Escobar

Un policía colombiano murió en el período previo al operativo que terminó con la detención de Otoniel. El carabinero Edwin Guillermo Blanco Báez, de 34 años, falleció en la vereda San Pablo, a dos horas del casco urbano del municipio de Turbo (Antioquia).

Duque se dirigió al lugar de detención, donde realizó la detención en rueda de prensa, que considera «única». comparable a la caída de Pablo Escobar en los años noventa «.

Para Duque, la detención de Úsuga es «el golpe más duro que se ha infligido al narcotráfico en este siglo«en Colombia, acusado como está de enviar toneladas de cocaína hacia Centroamérica y Estados Unidos a través de Urabá, se reanuda la cadena RNC. El mandatario calificó al detenido como «un asesino de policías, militares, líderes sociales, además de un reclutador de menores».

Por su parte, el ministro de Defensa de Colombia, Diego Molano, explicó durante la misma conferencia de prensa que el Clan del Golfo se había convertido, en los últimos años, en un la «mayor amenaza» debido al alto nivel de cocaína que envió a los mercados de Estados Unidos y Europa, el «mayor número de toneladas» en Colombia.

Duque, quien confirmó que había ayudado en la captura. Agencias de inteligencia estadounidenses y británicas, aseguró en extradición que trabajarán con las autoridades «para lograr esta tarea», aunque esto no les impedirá conocer «la verdad sobre el resto de los crímenes» en Colombia.

Otoniel llega a Bogotá

El narcotraficante ya llegó a Bogotá en un avión policial, escoltado por dos agentes hasta una camioneta en el aeropuerto y, de allí, a la sede de la Policía de Investigación Criminal y la sede de Interpol (Dijín), donde se encuentra la velada.

Al mismo tiempo, se anunció el nombramiento de un equipo especial en materia penal para monitorear todo el proceso judicial contra el narcotraficante, según informó la Fiscal General, Margarita Cabello. Según el funcionario, la designación de ese equipo también tiene como objetivo garantizar que se haga justicia y que las víctimas sean reparadas en consecuencia.

.