Condenado por golpear a un guardia civil durante una protesta frente a la casa de Pablo Iglesias



La actualidad en Alicantur Noticias

Actualizado:

Lo hizo un juez del Madrid condenado a siete meses de prisión por el delito de agredir a las autoridades un hombre que participó en una manifestación frente a la casa del Vicepresidente Segundo del Gobierno, Pablo Iglesiasy el Ministro de Igualdad, Irene Montero, y que golpeó en el pecho a un agente de la Guardia Civil cuando intentó convencerle de que respetara el perímetro de seguridad.

El Juzgado de lo Penal número 14 de Madrid le condenó como infractor de agresión a las autoridades a siete meses de prisión e inhabilitación para ejercer el derecho al sufragio pasivo durante el plazo de la condena, aunque la decisión no es firme porque sin embargo, puede ser impugnado en el plazo de cinco días ante la Audiencia Provincial.

Los hechos se remontan al 30 de diciembre cuando, según la sentencia, un grupo de personas se congregó frente a la residencia de la familia Iglesias y Montero en el municipio de Galapagar para celebrar el fin de año. Los agentes primero les advirtieron que estaban excediendo el límite de seis personas que estaba entonces vigente para las reuniones públicas y, cuando se quedaron a las cinco, les advirtieron que estaban a punto de establecer un perímetro de seguridad alrededor de la casa.

Los agentes «indicaron a los presentes que debían regresar para respetar el sistema de seguridad, negándose a que los imputados se fueran voluntariamente». Entonces, uno de los guardias civiles le ordenó que se hiciera a un lado, frente a lo cual el hombre «se enojó y con todo desprecio pronunció las siguientes expresiones dirigidas al agente:» delincuente «, impresentable» y «no pararé hasta que me retire tú el uniforme ‘».

El oficial, según el fallo, lo regañó por su actitud mientras lo hacía retroceder. «En ese momento, el imputado le propinó varios golpes en el pecho, por lo que el oficial procedió a reducirlo con la ayuda de sus compañeros, quienes debieron emplear la mínima fuerza necesaria para proceder con su detención», dicen. hechos.

El juez dio «plena credibilidad» a las declaraciones de los agentes y «grabaciones muy ilustrativas» reproducidas durante el juicio, frente a lo que se consideró una «defensa débil» sobre la base de que, según el hombre, recibieron varios precedentes impulsados ​​por el agente. .

Al respecto, el juez confesó su sorpresa ante unas imágenes en las que un testigo de la defensa pide «ayuda» ante un presunto ataque de los agentes «cuando, con encomiable paciencia, no han hecho más que la fuerza. Deben respetar la seguridad». .perímetro haciéndolos retroceder.

«Valor para herir y desacreditar»

Asimismo, indicó que el imputado admitió en el juicio haber golpeado e insultado al oficial, confirmando también que cree que este guardia civil es un «criminal», por lo que cree que su «espíritu e intención de dañar y desacreditar el principio de autoridad «. «Es evidente el desprecio por los encargados de una tarea ya difícil, la protección y seguridad de los ciudadanos», dijo el juez.

También quiso recordarle al hombre, que ha sido denunciado en otras ocasiones por «esta misma falta de respeto a los agentes», que «es libre de denunciar cualquier conducta delictiva, pero lo que también necesita saber es que esa no es la forma de recurren a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, especialmente cuando hacen su trabajo.

De hecho, para dictar sentencia, el juez valoró “la amplitud y naturaleza de los hechos, que no hubo daños a la policía y que el imputado, a pesar de no tener antecedentes penales, tiene numerosas denuncias. por falta de respeto a los agentes.

Míralos
Comentarios

.