Consejos para evitar que tu coche se caliente



Las mejores noticias en Alicantur Noticias

Madrid

Actualizado:

Con el verano llega una época desafiante para nuestros vehículos, ya que tienen que hacer frente a las temperaturas. capaz de poner al límite sus mecánicas y convertir las calles en un infierno. Para ello, y ante todo, el sistema de refrigeración necesita una atención especial en estos meses. Verificar la estanqueidad del radiador y tuberías y verificar la estanqueidad de las conexiones, limpiar el radiador, verificar que el tanque esté al nivel indicado por el fabricante y prestar más atención al indicador de temperatura en el tablero son algunas de las medidas que se deben tomar. ayudará a evitar sorpresas desagradables con el sistema de enfriamiento, segundo
Alquiber
, empresa líder en alquiler flexible de vehículos para uso comercial e industrial en España.

Además, cuando los termómetros registran las temperaturas más altas, el aire acondicionado es un auténtico salvavidas al volante: la temperatura del habitáculo no es solo una cuestión de comodidad, sino también de seguridad, ya que con más de 35 grados centígrados nuestro cerebro sufre efectos similares a quienes conducen bajo los efectos del alcohol, aumentando nuestro tiempo de reacción en más de un 20%. Esto hace que sea conveniente revisar el sistema antes de que lleguen los días más calurosos y tenemos que reutilizarlo después de muchos meses de inactividad. Además, si hemos aparcado al sol y hemos puesto el aire acondicionado, te recomendamos que bajes las ventanillas y dejes que el aire circule un rato.

Debemos aplicar la misma vigilancia que hemos recomendado con el refrigerante al resto de niveles, no tanto por las altas temperaturas sino por la proliferación de trayectos largos en esta época del año: el aceite, el líquido de frenos y el líquido lavaparabrisas son imprescindibles. Y el mantenimiento de los neumáticos también es importante, en cualquier época del año, en realidad, ya que es la única superficie del vehículo en contacto con el asfalto.

El sistema de frenos también es una de las posibles víctimas del verano, ya que el calor excesivo hace que las pastillas se desgasten más rápido. Además, las tormentas son comunes en este momento, lo que puede obligarnos a poner prueba nuestros frenos inesperadamente. Hacer un control garantizará una mayor seguridad y hará que nuestros frenos reaccionen correctamente en cada situación.

Por último, la sequedad del verano también hace que se deba prestar especial atención al filtro de polen o filtro de habitáculo, ya que en esta época seca es más fácil que las partículas de la carretera queden suspendidas en el aire y sean absorbidas por el coche. Un filtro obstruido puede causar una serie de problemas, incluido el consumo de más combustible o un motor quemado.

Míralos
Comentarios

.