Cuadernos secretos de Villarejo: “Muy receptivo, Cospe. Esperando por tu respuesta «



El periódico digital de Alicantur Noticias

El comisionado retirado José Manuel Villarejo, durante la audiencia celebrada el 15 de enero en su contra por injurias y falsa denuncia, de la que fue absuelto.
El comisionado retirado José Manuel Villarejo, durante la audiencia celebrada el 15 de enero en su contra por injurias y falsa denuncia, de la que fue absuelto.EFE

El comisionado retirado José Manuel Villarejo anotó cuidadosamente en cuadernos las reuniones, mensajes y llamadas telefónicas que intercambió con empresarios, policías, periodistas y políticos. Tres de estos cuadernos cayeron, junto con otros documentos en papel y digitales, en manos de la Policía cuando, en noviembre de 2017, registraron su domicilio en Boadilla del Monte (Madrid) tras detener al comisario como presunto responsable de la conspiración desmantelada. -policia en Operación Tandem. Alicantur tuvo acceso a todo el contenido de estos documentos, que recogen notas desde el 9 de mayo de 2016 hasta semanas antes de su detención, año y medio después. Estos cuadernos contienen numerosos indicios que la Fiscalía Anticorrupción y la Policía han incluido en sus informes en apoyo de los graves cargos que mantienen en prisión al Comisionado.

Las anotaciones en los cuadernos, todas fechadas, revelan los intereses y obsesiones de Villarejo. En sus portadas hay indicios de los esfuerzos policiales y políticos para retirarse de la policía -lo hizo en junio de 2016, justo antes de cumplir 65 años- con la condición de comisionado honorario y su deseo de mantener autorizadas sus armas. Otras veces, recopilan cotizaciones. “La ley se aplica a los enemigos. Los amigos están siendo interpretados ”, escribió en julio de 2017. Pero en la mayoría de los casos, son los comentarios sobre sus contactos los que muestran la madeja de influencias que el policía supuestamente ha tejido en las altas esferas políticas, policiales y mediáticas.

El 3 de noviembre de 2016 Villarejo registra sus vínculos con el gobierno de Mariano Rajoy. Cospe: Responde mi mensaje con otro muy cariñoso. Les advierto sobre el café con ILH ”, escribió en vísperas de la toma de posesión de María Dolores de Cospedal como ministra de Defensa. El mensaje muestra la línea directa que habría tenido con el entonces secretario general del PP y su marido, Ignacio López del Hierro, a quien siempre identifica con sus iniciales. Villarejo anota decenas de referencias sobre él y, en menor medida, sobre el exministro. ILH: Estaba muy cerca de mí. Fue él quien se acercó. Propuso comenzar a hacer negocios en febrero. No le importa comer temprano con Joy «, dice el 12 de diciembre de 2016. Presuntamente se refiere a la celebración de un almuerzo en el que el empresario Adrián de la Joya, acusado en una de las piezas separadas de la Operación Tándem da cooperar con el policía en su presunta actividad fraudulenta.

Nexus mantenido con el tiempo

El vínculo entre Villarejo, el exministro Cospedal y López del Hierro se ha mantenido en el tiempo, a pesar de los escándalos que comenzaron a salpicar públicamente a la policía, hasta poco antes de su detención a finales de 2017. El 3 de julio del mismo año, observa : “DIH: cita a las 11 horas en la Villa. Dice que hablará para que MD [supuestamente María Dolores de Cospedal] y la M de yo [Ministerio del Interior] Actúa y déjame en paz. Tema de Cataluña «. Dos días después, vuelve a referirse al empresario: “Mañana a las 3 de la tarde [cafetería] Lista VIPS con Velázquez [dos calles de Madrid]. Cita con MD «. Y al día siguiente, se da cuenta de que alguien llamó «en nombre de MD para mover la cita». El 11 de septiembre del mismo año, menos de dos meses antes de su detención, escribió: “Muy receptivo, Cospe. Esperando por tu respuesta «. Es la penúltima página del cuaderno.

«Nunca he negado conocer a este hombre [Villarejo]. Estoy seguro de que no hizo negocios con mi esposo ”, dijo por teléfono la exministra a Alicantur para luego precisar que su esposo no le ha informado de todas sus reuniones. En septiembre pasado, la Fiscalía Anticorrupción presentó un escrito solicitando que se cite a Cospedal y a su pareja a declarar como imputados en la parte del sumario conocido como Caso de cocina, en el que se investiga por espionaje ilegal, en 2013, al ex tesorero del PP Luis Bárcenas. El juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón ha ignorado hasta ahora la solicitud.

La empresaria alemana Corinna Larsen, examinadora íntima del rey emérito Juan Carlos I, despierta otra de las obsesiones de Villarejo. El comisionado se acercó al empresario Juan Villalonga para establecer contacto con ella y luego enviarle mensajes directos a su celular. El cuaderno recoge lo singular SMS del comisario. Gracias Jou. Lo mismo que Jou (sic) » [Gracias. Igualmente]el policía le escribió a Corinna en enero de 2017. “Maravilloso. ¡Gracias a ti también! » [Maravilloso. ¡Gracias a ti!]Larsen responde. El examinador de Juan Carlos I, según interpreta Villarejo, expresó así su reacción al «ofrecimiento de cuestiones pendientes» planteado por el Comisario en mensajes anteriores.

El ex tesorero del PP Luis Bárcenas, quien tres años antes Villarejo espió ilegalmente a Operación Cocina para robar material sensible de líderes del partido conservador, es retratado en el diario en junio de 2016. Villarejo observa: “Hotel Mesón. Luis Bárcenas. 606XXXXXX. Utilice este número con determinados contactos ”. El abogado Gustavo Galán, quien recientemente asumió la defensa del ex tesorero, dice desconocer si hubo ese contacto y se produjo la reunión.

Más numerosas son las referencias a Francisco Martínez, secretario de Estado de Seguridad en la etapa de Jorge Fernández Díaz (PP) como ministro del Interior. Villarejo se refiere a Martínez -acusado en el caso Kitchen- bajo el seudónimo de «Chisco» en anotaciones que reflejan la estrecha relación entre ambos. El 6 de junio de 2017, señala. Chisco: Llamó para dar ánimos. Agradezco la llamada ”. Trece días después, se reanuda otra supuesta conversación telefónica con Martínez: “Muy preocupado por su imagen. Lo único que le asustó ”. En sus declaraciones investigadas en el Caso de cocina, el exsecretario de Estado admitió que se había ocupado de Villarejo, aunque aseguró que lo hizo por orden del ministro Fernández Díaz.

También son frecuentes las menciones del exdirector del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) Félix Sanz Roldán, con quien el comisionado estuvo en conflicto y quien recientemente lo condujo al juicio, del cual el policía fue absuelto. Villarejo se dirige a él con el despectivo sobrenombre de «Troll«.» Oli: Aviso sobre la conducta de Troll convocar a los jueces a comer para que hablen mal de mí «, escribió en mayo de 2016 en referencia a una supuesta conversación con el también comisionado José Luis Olivera, quien fuera jefe de la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales de la Policía (UDEF) durante las investigaciones sobre Caso Gürtel y en ese momento era jefe del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), dependiente del Interior.

En noviembre de 2016, Villarejo registra una supuesta reunión con representantes de la CNI en la que también participa Olivera. “Oli: 14:15 en el punto de encuentro. Almuerzo con CNI a sugerencia de ellos. Iremos a un restaurante en Alcobendas ”, reza el mensaje. Olivera, que se retiró de la policía en octubre de 2019 y hoy trabaja como asesor de seguridad de la Asociación Española de Fútbol, ​​asegura a este diario que «duda de la veracidad» de los rumores.

El comisario también registra la información judicial enviada por miembros de la brigada política, el grupo de agentes que, en el período de Fernández Díaz en el Interior (2011-2016), investigó a los rivales del PP. El 5 de mayo de 2016 escribió sobre un mensaje que le había enviado el comisario Eugenio Pino en ese momento número dos de la Policía en su calidad de Subdirector de Operaciones (DAO): “Pin: dijo que temía lo peor. Y que la Udef había enviado un informe a la Fiscalía Anticorrupción y no habían encontrado nada ”. Un mes después, Villarejo recoge que Pino le ha enviado «muchos mensajes». “Le preocupa lo que declararía contra Cosi. Al final le dije que iba con un perfil bajo y que tuviera la calma ”, indica refiriéndose a Ignacio Cosidó, director general de la Policía Nacional en el primer gobierno de Mariano Rajoy. “Villarejo nunca ha visto a Cosidó directamente, más allá de una breve conversación en los escalones de la Dirección General de Policía. Si ha habido contacto entre ellos a través de terceros, no lo sé ”, dice Pino en conversación telefónica con este diario.

Otros escándalos del brigada política. Por tanto, hay alusiones a Caja Pendrive, el intento de introducir ilegalmente documentos contenidos en un dispositivo electrónico de origen desconocido en el sumario que investiga el clan del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol, y que sentaron a dos policías que finalmente fueron absueltos. A veces, a algunos de los presuntos miembros de este polémico grupo policial no les va bien en las anotaciones. Luego de recibir supuestamente una llamada del inspector jefe José Ángel Fuentes Gago, mano derecha del comisionado Pino, Villarejo comenta: «Asustado y poco confiable».

Buscar la ropa sucia del oponente es otra fijación. Sus escritos confirman que Villarejo utilizó denunciantes para investigar la vida personal del inspector policial Rubén Eladio, quien coordinó en 2016, como integrante de la Unidad de Asuntos Internos, la investigación del Pequeño Nicolás, de donde emergieron, por primera vez en un público. el camino, las supuestas maniobras irregulares del comisario. «Tony: Rubén dice que tiene un contacto que usa para cosas malas», anotó. Eladio confirma a este diario que sospecha de estos movimientos. «Cuando estaba investigando el caso [del pequeño Nicolás], un conductor chocó con mi vehículo. Su coche era propiedad de una agencia de detectives «, recuerda.