Cuidando la salud en la era pospandémica



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

Han pasado poco más de dos meses desde que el gobierno decretó el Estado de Alarma para combatir la pandemia provocada por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 y Ha sido una semana muy dura para nuestro sistema sanitario. Todos los hospitales han concentrado todos sus recursos materiales y humanos en abordar la enfermedad Covid-19 provocada por este agente infeccioso, hasta hace poco desconocido. Todo junto, sanidad pública y privada, especialmente en territorios como Madrid o Cataluña, que han sido los más afectados por el coronavirus. Pero poco a poco la situación va cambiando, la patología Covid-19 sigue presente pero también el resto de enfermedades, lo que hace que los hospitales vayan adaptando sus actividades asistenciales para cubrir todas las necesidades de sus pacientes. minimizando el riesgo de contagio.



“Ahora que estamos en la fase de reducción de escalada, con menos hospitalizaciones de pacientes por Covid-19 positivo, hemos sectorizado una unidad para estos pacientes y no hay riesgo de contagio en el resto del hospital”, dice el Dr. Ángel Charte, jefe del servicio de medicina interna del Hospital Universitario Dexeus.

Tanto este centro como los hospitales Quirónsalud Barcelona, El pilar Y Centro médico Teknon, los cuatro pertenecientes al grupo Quirónsalud, han concentrado sus actividades casi exclusivamente en pacientes afectados por el coronavirus (en colaboración con las autoridades sanitarias) y en casos de emergencia. Y ahora, con el nuevo escenario que se presenta, también han establecido nuevos circuitos para poder ofrecer atención médica a pacientes con otras enfermedades que deben recibir asistencia para diagnosticar y tratar su enfermedad, tanto aguda como crónica.

“Ya empezamos a recibir muchos pacientes que solicitaron una consulta más tarde de lo programado y ahora nos encontramos con pacientes afectados y descompensados ​​en sus patologías; Es malo para los pacientes que programan una cita con dos meses de retraso ”, agrega el Dr. Charte.

Los hospitales mantendrán instalaciones y áreas de cuidados intensivos para continuar tratando a los pacientes positivos a Covid-19 en áreas completamente diferenciadas. En cada una de las áreas se implementaron protocolos de limpieza profunda y desinfección y se implementaron las medidas de prevención y distancia social propuestas por el Ministerio de Salud para garantizar la seguridad tanto de los pacientes como de los trabajadores.




Los tratamientos de fuerza mayor contra el cáncer no se detuvieron durante la pandemia

El paciente con cáncer fue uno de los mayores desafíos durante el estado de alarma. «Durante estas semanas, los tratamientos que se administran han sido seleccionados con mucho cuidado, evaluando cuidadosamente los riesgos y beneficios potenciales que se esperan de la administración del tratamiento del cáncer», explicó el Josep Tabernero, director médico del Instituto de Oncología IOB del Hospital Quirónsalud de Barcelona. «En algunos casos, el tratamiento tuvo que iniciarse o continuarse a pesar del riesgo de infección por coronavirus».

“En pacientes en seguimiento por antecedentes de cáncer y sin tratamiento activo, se propuso un seguimiento telemático siguiendo las recomendaciones de las sociedades científicas. Seguimiento permanente de pacientes por parte de nuestro equipo de enfermería era fundamental gestionar el alto nivel de angustia que genera la incertidumbre ”, añade el Dr. Tabernero.

Una vez finalizado el pico de la pandemia, surgen una serie de interrogantes en esta nueva situación donde es evidente que tendremos que convivir con pacientes que han tenido Covid-19 y están curados y requerirán tratamiento oncológico y también aquellos que no han tenido la enfermedad. o no saben si lo han superado y deben continuar con sus tratamientos contra el cáncer «, dice el Dr. Joan Carles, coordinador de oncología médica del Instituto de Oncología Teknon. «En todos estos casos el objetivo es siempre el mismo, minimizar el riesgo de complicaciones relacionadas con la infección».



Por ello, deben convivir dos circuitos totalmente diferentes para la atención de nuestros pacientes. El primer circuito es el de Covid-19, que está bien asentado en el período de máxima incidencia y el segundo circuito diferenciado para aquellos pacientes que han tenido la ‘Infección por coronavirus y en la que es necesario reanudar el tratamiento después de un período de al menos 21 días asintomáticos ”.

Las enfermedades cardiovasculares tienen una alta prevalencia entre la población

Las enfermedades cardiovasculares tienen una alta prevalencia entre la población (Shutterstock)


Las enfermedades cardiovasculares deben estar bajo control

«La enfermedad cardiovascular tiene una enorme prevalencia entre la población y muchos procedimientos diagnósticos y terapéuticos no se pueden retrasar debido al riesgo de complicaciones o aumento de los síntomas en estos pacientes», dice el Dr. Xavier Ruyra, director del Instituto del Corazón Quirónsalud Teknon. Para ello hemos respondido a los casos más graves y urgentes de esos meses críticos y hemos diseñado un plan para una vuelta paulatina a la actividad normal ”.

“Los pacientes y sus familias no deben dudar en ponerse en contacto con el hospital para resolver sus problemas cardíacos; de lo contrario, podrían tener complicaciones o empeorar su situación médica. Esto es particularmente importante cuando necesitamos realizar una operación cardíaca o un procedimiento de catéter urgente o preferencial ”agrega el Dr. Ruyra.



Los hospitales Quirónsalud de Barcelona han adaptado todas sus actividades y circuitos a lograr un entorno hospitalario seguro en consultas, en salas hospitalarias, en cuidados intensivos, en quirófanos, en quirófanos, y en todas aquellas adicciones necesarias para llevar a cabo el cuidado de los pacientes.


Nuevos protocolos quirúrgicos

La actividad quirúrgica vuelve a los hospitales de forma paulatina y segura. Él Dr. Xavier Mir, especialista en cirugía y microcirugía de miembros superiores del Departamento de Traumatología y Cirugía Ortopédica (ICATME) del Hospital Universitario DexeusRecuerde que en los momentos más críticos, las emergencias continuaron interviniendo con las máximas medidas de prevención. Ahora tenemos que volver al negocio pensando sobre todo en los pacientes que necesitan cirugía para aliviar el dolor y no agravar su patología ”.

“Hemos puesto en marcha un nuevo protocolo quirúrgico que incluye un exhaustivo estudio preoperatorio basado en una historia clínica completa, pruebas radiológicas, serológicas y PCR para descartar que el paciente a intervenir sea positivo para Covid-19. Aún así las medidas de protección son máximas y Se han implementado nuevos protocolos para la desinfección profunda de áreas quirúrgicas ”.

“En la medida de lo posible, para una mayor comodidad y seguridad del paciente, se realiza una intervención ambulatoria para que el paciente no sea hospitalizado y la visita de control postoperatorio se realice mediante videollamada”, explica el Dr.



La pandemia ha causado preocupación entre las mujeres embarazadas

La pandemia ha generado preocupación entre las mujeres embarazadas (Shutterstock)


Ser madre en tiempos de coronavirus

“La situación pandémica ha provocado una situación de angustia y malestar, especialmente en mujeres embarazadas o en pacientes con problemas de cáncer, ya que han asociado el Covid-19 con un mal resultado del embarazo o el mal resultado de la evolución de su enfermedad, creyendo ser más susceptible a sufrirlo ”dice el Dr. Lluís Cabero, Director de la Unidad de Ginecología y Obstetricia del Hospital Quironsalud de Barcelona.

«Los pacientes no deben posponer ni olvidar que son susceptibles a otro tipo de anomalías que, en la medida y estudio adecuados, pueden ser paliados; para ello no necesitan alterar su horario de visitas y consultas con sus ginecólogos, quienes con El conocimiento de los hechos les permitirá tratarlos adecuadamente, aliviando las consecuencias de sus alteraciones ”.

«En la búsqueda del embarazo, en los casos en los que la pareja necesita un tratamiento reproductivo, estas 7 semanas de pausa han creado mucha angustia y sentimientos de pérdida de tiempo», explica el Dr. Ramon Aurell, Director de la Unidad de Reproducción Asistida del Hospital Quironsalud de Barcelona y del Centro Médico Teknon. Por eso ofrecemos sesiones de psicología y coaching a todos los pacientes que lo soliciten ”.



“Durante las semanas del estado de alarma que hemos llevado a cabo visitas por teleconsulta y siguiendo las recomendaciones de sociedades científicas. A partir de ahora, nuestros pacientes pueden acudir a nuestros hospitales con todas las garantías de seguridad. En nuestra Unidad realizamos la prueba Covid-19 para conocer el estado de inmunidad antes del tratamiento de reproducción asistida. En el caso de que se detecte un resultado positivo, los embriones serán congelados y transferidos una vez superado satisfactoriamente el Covid-19 ”, concluye el Dr. Aurell.


Existe una patología pediátrica grave más allá de Covid-19

Los pediatras temen que los niños no vayan a la sala de emergencias cuando los padres creen que pueden estar enfermos por temor a una posible infección por coronavirus. «Hay una enfermedad grave que no es Covid-19 que debe tratarse», explica el Dr. Josep Cubells, jefe del servicio de pediatría del Hospital Dexeus Universitari. En nuestro centro, el número de niños hospitalizados por enfermedad no Covid-19 no ha disminuido durante el parto, por lo que recomendamos acudir a urgencias cuando los niños tienen fiebre, síntomas respiratorios y / o digestivos, manchas en la piel o cualquier cambio de comportamiento. el caso de niños menores de 12 meses. Disponemos de un circuito específico para pacientes sospechosos de Covid-19, totalmente diferenciado de los pacientes que acuden por otros síntomas. Además, cada caja se desinfecta entre paciente y paciente ”.

“En salud ocular, existen algunas enfermedades que requieren un mayor control ya que pueden evolucionar descompensándose con consecuencias que pueden tornarse graves y afectar la visión, como el glaucoma, la retinopatía diabética e hipertensiva o la degeneración macular entre otras”, explica el Dr. Carlos Vergés, director médico del Instituto Oftalmológico Quirónsalud Dexeus.

“Durante el parto nos enfocamos en el seguimiento telefónico de las pacientes con estas patologías, así como de las pacientes recién operadas, y fueron las primeras en reprogramar las revisiones, siguiendo todas las recomendaciones de seguridad y reorganizando las emergencias y los diversos especialistas en para que los pacientes no se amontonen en las salas de espera «.