David Castillo, expresidente de la hidroeléctrica DESA, es condenado como ‘coautor’ del asesinato de la ambientalista hondureña Berta Cceres



El periódico digital de Alicantur Noticias

Actualizado

La Audiencia se realizará el 3 de agosto para determinar la pena de prisión que deberá cumplir Castillo, la cual oscilará entre 25 y 30 años de prisión.

Un activista aguarda sentencia mientras exhibe una vela y una ilustración del ambientalista.
Un activista aguarda sentencia mientras exhibe una vela y una ilustración del ambientalista.ORLANDO SIERRAAFP

Cinco años después, la justicia seguía funcionando. Un tribunal hondureño condenado como ‘coautor’ del asesinato de la ambientalista Berta Cceres Roberto David Castillo, ex presidente ejecutivo de Empresa Desarrollos Energticos SA (DESA). Se trata del ingeniero eléctrico que encabeza la empresa hondureña encargada del proyecto hidroeléctrico ‘Agua Zarca’ contra el que luchó Berta Cceres y que estaba detenido y encarcelado desde marzo de 2018, apenas dos años después de su muerte. disparo mortal el líder indígena y ambientalista Lenca el 2 de marzo de 2016 en su casa de La Esperanza Intibuc.

El 3 de agosto se llevará a cabo una audiencia para determinar la pena de prisión que se cumplirá. entre 25 y 30 años de prisión. Según la investigación, estaba a cargo de brindar logística y otros recursos a uno de los perpetradores materiales del asesinato. Así, la Sección Primera del Juzgado de Condena con jurisdicción nacional indicó que habían tenido varias conversaciones telefónicas para planificar el crimen, por lo que Castillo «se puso en contacto con un amigo suyo que era miembro activo de las Fuerzas Armadas para que participara en las acciones encaminadas a poner fin a la vida de Berta Cceres ”. Para lograr este objetivo se ha realizado «vigilancia y seguimiento» del ambientalista quien al momento de su muerte era la coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), organización que fundó en 1995.

El Presidente de la Corte manifestó que se ha demostrado que el crimen contra Berta Cceres «tiene su origen en personas vinculadas a la empresa DESA, tras la fuerte oposición» del ambientalista a la concesión por 20 años del río Gualcarque, sagrado para los Lenca. comunidad, el grupo étnico indígena más grande de Honduras, de origen maya. Este proyecto fue aprobado por el gobierno de Honduras, establecido después del golpe de 2009 contra Manuel Zelaya. Por lo tanto, el tribunal dictaminó que fue asesinada por su «defensa de los recursos ambientales y del río». Por ello, destacó que la Corte está «plenamente convencida de que la prueba da la certeza de que Castillo participó en el caso como coautor del delito de homicidio, realizando acciones encaminadas a lesionar la vida de Berta Cceres a través de otras personas».

Precisamente, David Castillo es la octava persona que fue condenada por el delito del ambientalista hondureño, luego de que el tribunal de jurisdicción nacional condenó a cuatro hombres a 50 años de prisión en diciembre de 2019, mientras que otros tres recibieron una sentencia de 30 años de prisión. Específicamente, los sicarios Elvin Rpalo, Torres Scar y Edilson Duarte y los militares retirados Henry Javier Hernández Fueron condenados a 34 años de prisión por el delito de homicidio contra Cceres y otros 16 por tentativa de asesinato de una ciudadana mexicana que se encontraba con ella el día de los hechos.

Asimismo, el tribunal condenó al teniente del ejército retirado y exjefe de seguridad de la empresa DESA a 30 años de prisión por asesinato entre 2013 y 2015, Douglas Bustillo, el biólogo y exgerente ambiental de DESA, Sergio Rodríguez y el mayor en el ejercito Mariano Daz Chvez. Las siete personas fueron capturadas entre mayo de 2016 y febrero de 2017 como parte del operativo «Jaguar», mientras que Roberto David Castillo fue capturado en marzo de 2018 en el aeropuerto de San Pedro Sula mientras se preparaba para huir del país.

Según la sentencia leída este lunes en el juicio que comenzó el 6 de abril, Castillo «decidió acabar con la vida de Berta Cceres», quien había liderado protestas masivas y presentado hasta 33 denuncias ante el Ministerio Público y diversas organizaciones de derechos humanos. hubiera hecho que el presidente de la empresa DESA viese frustrado su millonario proyecto. Según la Corte, Castillo también ha establecido una relación personal con Cceres Para que ella pusiera fin a su oposición al proyecto hidroeléctrico y a través de conversaciones con ella, tuvo acceso a la información y movimientos del ambientalista para cometer el delito.

LA FAMILIA SE CONVIERTE EN AUTORES INTELECTUALES

Luego de la sentencia que difiere de la solicitada por la Fiscalía, que solicitó la condena de David Castillo como autor del asesinato, la familia de Berta Cceres se presentó en el campamento feminista instalado durante 90 días ante la Corte Suprema de Justicia de Honduras. Hija de Cceres y Coordinadora General del COPINH, Berta ZigaDestacó que la sentencia representa una «victoria popular de la justicia» para su madre y «un paso hacia la ruptura de la impunidad», ya que significa que «las estructuras de poder en este caso no han corrompido el sistema judicial».

Sin embargo, afirma que el caso «no termina con esta resolución, pero definitivamente va camino de llevar ante la justicia a los mandatarios» del asesinato de Berta Cceres, en referencia a «Daniel Atala, Jos Eduardo Atala, Pedro Atala y Jacobo Atala», propietarios de la empresa hidroeléctrica «y otras personas e instituciones involucradas» en el delito. Asimismo, pidió que se cancele la concesión del proyecto sobre el río sagrado y que «se desmantelen las redes criminales que persisten y han actuado para promover la impunidad».

Por su parte, Austra Bertha Flores, La madre que ganó reconocimiento internacional luego de ser galardonada con uno de los premios ambientales Goldman para América Latina en 2015, considerada el ‘Nobel Verde’, intervino telefónicamente para señalar que hay «más autores intelectuales» del crimen de su hija y, por lo tanto, Por eso, «hay que seguir luchando y luchando para abatirlos y la justicia castigará severamente a quienes enviaron el dinero y promovieron este vil asesinato. No crean que quedarán impunes», agregó.

‘Berta vive, la lucha sigue indefinidamente’, marcó a cientos de personas que se reunieron ante la Corte Suprema de Justicia de Honduras luego de escuchar la sentencia que, a juicio del abogado de familia de Berta Cceres, Vctor Fernández, supone «abrir la esperanza de que haya justicia para los cientos de delitos en este país siguió el mismo patrón que este asesinato «.

.