De Meo advierte que Renault «tendrá que ponerse a dieta»



Las mejores noticias en Alicantur Noticias

Actualizado:

Luca de Meo sustituyó al grupo Renault el 1 de julio. Y lo hizo ya consciente de las dificultades de la empresa, como más tarde aseguró, que poco antes de su llegada, en mayo, ya había presentado un plan de reestructuración para recortar un 20% de sus costes fijos. El impacto del coronavirus no ha ayudado realmente a paliar la situación de los fabricantes de automóviles, inmersos, como todos, en una situación de evolución «muy difícil de predecir».

«Con el coronavirus, no veo que el mercado vuelva a niveles anteriores de la cris hasta 2022 o 2023», aseguró De Meo en una reunión online con los medios españoles, en la que insistió en que «es muy difícil predecir cómo va a ser pregunta «. En él también afirmó que el plan de recortes de la automotriz «tendrá que ir más allá», con «decisiones difíciles», tras unas pérdidas récord de 7.292 millones de euros registradas en el primer semestre del año. «La situación económica de Renault no es la ideal», explicó el técnico, que anticipó que el grupo «tendrá que ponerse a dieta, eso seguro». En este sentido, De Meo afirmó que la multinacional intentará «tratar de ser lo más eficiente posible, liberándonos de pesos que no necesitamos». Pero dijo que no quiere «asustar a todos, porque necesitamos gente enfocada en su trabajo, dando calidad», y «porque todo lo que hacemos lo hacemos con respeto a las personas».

Cuando se le preguntó específicamente sobre las fábricas españolas, De Meo dijo que cree que «los modelos españoles funcionan muy bien». “Las plantas españolas de Renault se encuentran entre las más competitivas e importantes del grupo. España está en el corazón de nuestra estrategia industrial ”, explicó. Y ha añadido que en nuestro país la producción se centrará «en coches como el Captur o el Kadjar, con versión híbrida enchufable», mientras que los modelos 100% eléctricos están centralizados en Francia. Renault emplea a unas 14.000 personas en España, más de 11.000 de ellas en las plantas de Sevilla – cajas de cambios – Valladolid – motores y montaje del modelo Captur – y Palencia – montaje de los modelos Mégane y Kadjar. «Son una de las mejores plantas que tenemos», aseguró. Y manifestó el reto al que se enfrentan: «Es importante que el sistema español siga siendo competitivo (…) no solo en 2021, sino en el futuro, porque es el mejor seguro».

A tres meses de asumir el cargo, el gerente italiano, probablemente hoy el más carismático del sector, ya ha iniciado el camino para trazar la ruta del gigante francés, en un camino que él mismo define como «renacimiento», con un gran peso de vehículos eléctricos. . En este sentido, el propio De Meo levantó la semana pasada la ficha de un concept car llamado Megane eVision, motor de arranque del futuro crossover eléctrico compacto de Renault, y el Dacia Spring, que promete ser «el eléctrico más barato de la historia». Europa». Sobre el uso del nombre Megane en un nuevo vehículo de aproximación, De Meo estaba «a favor de usar nombres históricos», mientras «inventaba para el futuro» nuevos productos. Y dijo que no ve un gran futuro para los autos del segmento C con un motor de combustión clásico, como el propio Mégane. Veo más la posibilidad de reinventar el segmento C con otra arquitectura ”, refiriéndose a la propia Megane eVision, quien dijo,“ es la respuesta al programa Volkswagen ID ”.

El directivo insistió en que, a pesar de sus dificultades, Renault tiene la tecnología para ser líder del mercado. “Tiene una fuerte respuesta en el mundo eléctrico y en el mundo híbrido. Tenemos diez años de experiencia en movilidad eléctrica y somos el número uno, y ahora vienen Megane eVision, Twingo y Spring. La tecnología E-Tech (híbrida) es muy potente, dinámica y eficiente y nos coloca en una posición privilegiada. Y tenemos coches de hidrógeno en la calle desde 2015, pero nadie lo sabe ”, resumió el italiano, quien apuntó que“ hasta ahora no hemos sido muy buenos vendiéndonos. En este sentido, De Meo cree que en los próximos cinco años el liderazgo serán los híbridos enchufables más que los eléctricos, todavía agobiados por su elevado precio en países como España o Italia, y destaca también la necesidad de apostar por nuevas empresas. , como el desarrollo de software.

Míralos
Comentarios

.