Del Rivero apunta a Fainé y Brufau y pide su acusación por espiar a Villarejo



La actualidad en Alicantur Noticias

Madrid

Actualizado:

Luis del Rivero, expresidente de Sacyr, sigue atacando a la alta dirección de Caixabank y Repsol en 2011 por el presunto espionaje encargado por ambas compañías a José Manuel Villarejo para evitar agresiones por parte de la constructora, junto con Pemex, al directorio de la empresa energética. Solicita la acusación de Isidro Fainé y Antonio Brufau, respectivamente presidentes de ambas empresas. Así lo manifestó un documento, al que tuvo acceso Alicantur Noticias, enviado anoche por la defensa de Del Rivero al juez Manuel García Castellón, que investiga la llamada. ‘Proyecto de vino’, la pieza separada número 21 de la macrocausa Tandem.

Esta pieza trata del seguimiento a Del Rivero y su entorno por parte de Cenyt, la empresa del excomisionado Villarejo. De las acciones de la síntesis, la defensa del expresidente de Sacyr, encabezada por Jaime Campaner, concluye que «fueron los presidentes de ambas sociedades ordenó a sus inferiores hacerse cargo de los servicios de un comisario de policía que, no hace falta decirlo, siendo público y notorio, estaba de servicio.

«El análisis de lo realizado en esta pieza revela la implicación del señor Fainé en los delitos investigados», indica la misiva, en referencia a un funcionario de Gobernación que transcribe las notas incautadas en los registros y en los documentos. Y la defensa añade que estos elementos permiten afirmar el expresidente de Caixabank «índice de conocimiento y participación cenital». En este sentido, cabe recordar que el exjefe de Seguridad de la entidad, Miguel Ángel Fernández Rancaño, declaró como imputado en la Audiencia Nacional que había enviado estas órdenes con sus superiores, en referencia a Fainé.

Asimismo, Del Rivero menciona en su redacción un informe elaborado mientras el caso era secreto del Director de Cumplimiento de Repsol. Sobre este documento, la defensa del expresidente de Sacyr concluye que «tiene un posible cargo incriminatorio» sobre los dos mandatarios en 2011 (Fainé es ahora presidente de la Fundación La Caixa y Brufau se queda al frente Repsol). En este sentido, el escrito presentado anoche entiende que el informe de ambos directores está «corroborado y sustentado en fuentes materiales de prueba (resultado de los rumores y registros) y personales (testimonios de los señores Massanell y Fernández Rancaño), y no ha fue denegado en la investigación interna de Repsol «.

«Algunas conversaciones regulares»

En la misiva, Del Rivero también subraya y solicita la acusación de Luis Suárez de Lezo, entonces secretario del consejo de Repsol, del que asegura que «conocía más detalles que el responsable de seguridad y, sobre todo, tenía el control del evento, sin perjuicio del control y dirección del señor Brufau».

Así, la defensa asegura que “existen muchos y muy diversos indicios que señalan la significativa y esencial participación del señor Brufau en la contratación del Comisionado activo señor Villarejo para lograr la ruptura del convenio Pemex-Sacyr sin escatimar en métodos ilícitos, del funcionario público a la intromisión criminal en la intimidad del señor Del Rivero. Y vuelve al citado informe Repsol CCO, sobre el que la carta indica que indica «Algunas conversaciones regulares» entre los presidentes de ambas empresas para ir de la mano en comité en Cenyt.

En este sentido, la defensa de Del Rivero señala que Suárez de Lezo habría consultado la orden con su jefe, Brufau, «de quien obtuvo la autorización y, por tanto, la orden de contratación ilegal con todas sus consecuencias».

Declaración de Villarejo

El excomisario Villarejo se declaró ayer mismo imputado en este caso en la Audiencia Nacional. En definitiva, tomó nota de la cesión presuntamente realizada por Caixabank y Repsol, aunque en su caso no indicó ninguna relación con la alta dirección.

Dijo que su trabajo se debió a su labor como agente encubierto, al tiempo que explicó que sus contactos se limitaban a los dos jefes de seguridad en el momento de las dos empresas del Ibex 35. No trató directamente ni con Fainé ni con Brufau., a lo que Del Rivero señala claramente en su último informe presentado en la corte.

Villarejo explicó que sabe dónde conseguir los datos de las asignaciones que le han asignado y que nunca se ha adentrado personalmente en bases policiales para recabar información. En línea con la tesis que suele sostener en otras declaraciones para otras piezas, el excomisario señaló una vez más la CNI como fuente de información a su disposición.

Míralos
Comentarios

.