Desarrollan un sensor que detecta baches y malas condiciones de la carretera



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

El barco de Ávila

Actualizado:

La tecnología ya permite el movimiento en nuestras carreteras de vehículos que regulan automáticamente su velocidad, mantienen el coche dentro del carril, encienden y quitan los limpiaparabrisas cuando llueve, e incluso encienden y apagan las luces en función de la visibilidad de la carretera y para detener. no deslumbrar a otros vehículos. Pero hasta ahora ninguno de estos vehículos conectados, un preámbulo de lo que será el automóvil autónomo en un futuro cercano, es capaz de detectar las malas condiciones de la carretera con antelación, advirtiendo al conductor si un agujero o astilla, hielo, nieve o barro se encuentra fuera de su campo de visión que podría complicarnos las cosas.

Según datos codificados por el Asociación Española de Autopistas, uno de cada trece kilómetros de la red viaria española presenta un importante deterioro en más del 50% de la superficie del pavimento, acumulando agujeros longitudinales y transversales, surcos y grietas. Se trata de defectos que pueden afectar a la estructura de la plataforma, comprometiendo el confort, la eficiencia y la seguridad del tráfico, por lo que puede ser recomendable reducir el límite de velocidad general entre 10 y 20 km / h, una medida esto afectaría a 6.800 kilómetros de carreteras.

Pero el grupo de investigación de Sensores y Técnicas de Instrumentación del Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) y Sogeclair Aerospace ya han comenzado a desarrollar un sensor óptico para ser instalado en vehículos Determine de antemano el estado del suelo. El desarrollo de este sistema se enmarca dentro de la iniciativa Lab4Pymes UC3M, un programa de fomento de la transferencia de tecnología entre la Universidad y las empresas de la Comunidad de Madrid.

El sensor utiliza fuentes ópticas llamadas «doble peine», que miden múltiples frecuencias al mismo tiempo, lo que aumenta la sensibilidad del sensor. Este tipo de tecnología le permite determinar el estado del pavimento a una distancia de 25 metros, evitar que el conductor de sustancias que se pueden encontrar en la carretera, como agua, hielo o nieve. Este sensor actúa si el vehículo está parado o en movimiento, estimando también el deslizamiento en la superficie.

El sensor óptico patentado de UC3M se puede implementar en sistemas avanzados de asistencia al conductor (ADAS) y vehículos autónomos.

El desarrollo de esta patente comienza dentro del programa Lab4Pymes UC3M. En esta primera convocatoria se seleccionó la empresa Aeroespacial Sogeclair, el principal proveedor español de servicios de ingeniería mecánica y diseño para las industrias aeronáutica y espacial. El programa tiene una duración de seis meses, durante los cuales la empresa elegida desarrollará la patente seleccionada junto a Marta Ruiz Llata, de Departamento de Ingeniería Electrónica UC3M, y el Grupo de Investigación de Sensores y Técnicas de Instrumentación de la Universidad.

Míralos
Comentarios

.