Desmantelada una red de venta de motores de embarcaciones pequeñas en Senegal que había robado de Canarias



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

Motores fuera de borda utilizados para la inmigración ilegal incautados por una conspiración que los robó en Gran Canaria.
Motores fuera de borda utilizados para la inmigración ilegal incautados por una conspiración que los robó en Gran Canaria.GUARDIA CIVIL (Europa Press)

La Guardia Civil y la Superintendencia de Aduanas de Las Palmas han desmantelado una red acusada de sustraer hasta 208 motores de embarcaciones y cayucos que llegaron en 2020 al muelle de Arguineguín (Gran Canaria) y luego los vendieron a compradores senegaleses con ayuda de documentación aduanera falsa. .

Catorce personas fueron detenidas -otra está bajo investigación- acusadas de presuntos delitos contra la Administración Pública y los derechos de ciudadanos extranjeros, pertenencia a grupo delictivo, contrabando, malversación, recepción de bienes robados, falsificación de documentos y simulación de delito.

Los hechos comenzaron después de que la Oficina de Análisis e Investigaciones Fiscales de la Guardia Civil del Puerto de Las Palmas de Gran Canaria y la Unidad de Análisis de Riesgos Aduaneros Marítimos de la Hacienda Pública abrieran un contenedor marítimo en el que se encontraron 52 motores fueraborda con características idénticas a las utilizado por los cayucos de los países africanos desde donde parte la ruta migratoria que conduce a las Islas Canarias.

Esta investigación llevó a la Guardia Civil a correlacionar su origen ilícito con una denuncia interpuesta en el cuartel de Puerto Rico en la que se afirmó que «autores desconocidos habían robado alrededor de 100 motores fuera de borda pertenecientes a embarcaciones, así como 30 garrafones de combustible y una lancha neumática». ”, Informó la institución armada en un comunicado.

La investigación abierta para esclarecer esta denuncia permitió constatar que su autor, junto con otro empleado de la empresa responsable del muelle de Arguineguín, asistido por un vecino de Santa Lucía de Tirajana, trasladó motores fuera de borda almacenados en la zona portuaria a un depósito. , externo a la empresa. Los trámites policiales realizados confirmaron que el vendedor de estas locomotoras era la pareja sentimental de la vecina de Santa Lucía de Tirajana. Esta mujer está acusada de vender 208 motores a ciudadanos, en su mayoría de origen senegalés, con la ayuda de algunos exportadores.

Todas estas investigaciones permitieron identificar «tres subgrupos perfectamente organizados, cuyas tareas diferenciadas consistieron en obtener y posteriormente transferir los motores del muelle de Arguineguín, así como en venderlos a terceros».

Un subgrupo, integrado por ocho exportadores, se dedicó a trasladar los motores a Senegal y otro, integrado por personas relacionadas con el sector aduanero, se encargó de emitir certificados de buen funcionamiento de los motores y falsificar la documentación aduanera necesaria. para transportar sus exportaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *