Dos marineros murieron en el hundimiento de un pesquero frente a la localidad corsa de Cedeira



El periódico digital de Alicantur Noticias

Actualizado

Geto siempre regresaba de Asturias, donde había trabajado hasta el amanecer. Un golpe del mar pudo haber causado el hundimiento

Agentes de la Guardia Civil y marineros trasladan el cuerpo de uno de los fallecidos.
Agentes de la Guardia Civil y marineros trasladan el cuerpo de uno de los fallecidos.Kiko DelgadoEFE

El hundimiento del barco pesquero Siempre Geto versus Cedeira (A Corua) Se cobró la vida de dos de sus diez tripulantes este jueves, uno tras sufrir heridas graves por el suceso y otro tras ser rescatado sin vida en la zona del accidente.

El naufragio estalló poco antes de las dos de la tarde cerca de Sant’Andrea di Teixido, en un tramo de costa correspondiente a la franja que va desde Punta Candieira en Cario (A Corua).

Ocho de los diez ocupantes del barco, según Portosn (Porto do Son, A Corúa), fueron rescatados por embarcaciones que operaban en la zona. Mientras que otro marinero fue asistido por el helicóptero Helimer 401, más tarde murió de heridas graves mientras era trasladado al aeropuerto de Alvedro. Finalmente, un décimo trabajador estuvo desaparecido durante varias horas y el 112 Galicia confirmó a las 17:25 horas que un barco que colaboró ​​con la búsqueda había encontrado su cuerpo sin vida.

Fuentes del operativo de emergencia dijeron a Efe que un golpe de mar podría haber provocado el hundimiento.

Siempre Geto volvía de Asturias, donde había pescado hasta el amanecer de este jueves, y finalmente zozobró a unas 2 millas al noroeste de Cedeira, donde su quilla estaba al sol.

Las tareas para localizar al tripulante desaparecido estuvieron condicionadas por el fuerte oleaje y el viento del entorno. El personal médico asistió en el rescate en el puerto de Cedeirs, donde llegó el cuerpo del marinero pasadas las 17:30 horas. Algunos de los afectados fueron trasladados al hospital por lesiones.

Los fallecidos tenían 45 y 48 años, según el anciano patrón de la Cofradía de Portosn, Isaac Gacio, que especificaba que el primero, de origen marroquí y de nombre Anbal, había vivido en Porto do Son durante varios años. Respecto a él, remarcó que es «muy querido en la zona y muy trabajador» y destacó que después de «muchos años de trabajar aquí se fue a Marruecos y trajo a su familia».

El segundo fallecido, que tiene un hijo, fue Francisco Betanzos, vecino de la parroquia Sonense de Caamao y un marinero «de toda la vida».

Incluso el jefe de la psique mostró su «consternación» y calificó los eventos de «golpe muy fuerte» e «inesperado».

.