Dos periodistas, obligados a salir de Nicaragua por la brutal persecución de la dictadura



Las mejores noticias en Alicantur Noticias

La dictadura de Daniel Ortega mantiene presión sobre opositores y periodistas independientes con decenas de detenciones, entre ellas cinco candidatos a la presidencia de Nicaragua en las elecciones de noviembre.

Las últimas detenciones de las fuerzas de seguridad del régimen fueron la ex primera dama y la ex vice ex María Fernanda Flores, esposa del expresidente Arnoldo Alemán, y el periodista Marcador de posición de Miguel Mendoza, lo que eleva a 19 el total de opositores detenidos en las últimas semanas.

Esta situación llevó a dos destacados periodistas a decidir salir de Nicaragua, antes de que la dictadura ordenara su detención. Uno de ellos, Carlos Fernando Chamorro, director de un importante grupo mediático y hermano del candidato presidencial Cristiano chamorro, Quién es bajo arresto domiciliario. De hecho, el lunes su casa fue saqueada por 50 policías en busca de documentación.

Ya este martes Chamorro informó a través de su cuenta de Twitter que se había visto obligado a exiliarse: «Mi esposa Desirée Elizondo y yo salimos de Nicaragua para proteger nuestra libertad». Además, destacó que «hacer periodismo y dar a conocer la verdad no es un delito. Seguiré haciendo periodismo, en libertad, desde fuera de Nicaragua».

En una entrevista con el reportero Cindy Regidor, Del periódico El confidencial quien encabeza Chamorro, dijo que «Ortega dio un golpe de Estado a las leyes de Nicaragua y acabó con las posibilidades de elecciones libres cuando encarceló a cinco candidatos. Aquí no hay competencia electoral, fue eliminado por el golpe de Estado de Daniel Ortega». Respecto a la persecución, recordó que «hemos sido atacados en dos ocasiones, nuestros medios de comunicación, con fuerza bruta, sin presentar nunca una justificación».

Otro de los que se han visto obligados a huir de la dictadura es Sergio Marín Cornavaca, director del portal digital Panel de discusión, luego de recibir «amenazas directas» de la dictadura. En las palabras reveladas por su medio de comunicación, Marín subraya que “estoy bajo protección, gracias a los consejos que me han dado no solo dentro de mi familia, sino también a amigos directos y muy queridos que me han apoyado en estos largos días. Comunicación tuvimos «.

El miedo a la detención de otros periodistas aumentó tras la detención del periodista deportivo Marcador de posición de Miguel Mendoza acusados ​​de realizar actos que «atentan contra la independencia, soberanía y autodeterminación, instigan injerencias extranjeras en asuntos internos, requieren intervenciones militares, se organizan con financiamiento de potencias extranjeras para realizar actos de terrorismo y desestabilización».

.