Echenique deberá pagar 11.040 euros por la contratación irregular de su asistente



El periódico digital de Alicantur Noticias

Unidos Podemos Portavoz en el Congreso de los Diputados, Pablo Echenique.
Unidos Podemos Portavoz en el Congreso de los Diputados, Pablo Echenique.Zipi / EFE

El portavoz de Unidos Podemos en el Congreso de los Diputados, Pablo Echenique, se enfrentará a una multa de 11.040 euros por la contratación irregular de su asistente, tras haber retirado su recurso ante el Tribunal Supremo contra la sentencia impuesta por el Tribunal Supremo de Justicia del Aragón (TSJA) en 2019. Esta resolución del tribunal autonómico ratificó la sentencia que reconoce «la existencia de una relación laboral especial entre el empresario, Pablo Echenique, y el trabajador». A medida que avanzaba El Heraldo Según confirmaron fuentes del equipo dirigente de la UP, el despido se produjo antes de que la Audiencia Nacional decidiera admitirlo o no en el juicio, lo que implica la firme condena del vocero de la formación morada.

El Tribunal Superior de Justicia de Aragón confirmó la sanción impuesta por la Seguridad Social en 2017 a Echenique por no cotizar a su asistente personal. El trabajador iba de lunes a sábado, y un domingo determinado, durante una hora por la mañana a la casa del político para ayudarlo en tareas básicas, como vestirse o lavarse. El salario del empleado, pagado en efectivo, fue de 11,40 euros la hora. La sentencia explica que no se preveía ningún tipo de factura por la prestación de estos servicios, lo que «fortalece la plantilla» del contrato. Según la Cámara Social del TSJA, no existe «ningún estándar» que excluya del lugar de trabajo a los trabajadores calificados como empleados domésticos.

Fuentes del equipo de Echenique recordaron este martes que la mayoría de las leyes de adicciones, tanto estatales como de muchas comunidades autónomas, permiten la contratación de asistentes personales de personas no autosuficientes a través de la figura de los autónomos y denuncian que el diputado es multado por hacer «precisamente eso», incurriendo en una sentencia que consideran una «injusticia flagrante». Echenique ya rechazó, en enero de 2019, que se tratara de una relación entre trabajador y empresa y precisó que se trataba de una relación «entre autónomo y cliente» y que, siguiendo los criterios aplicados por el tribunal, «todos deben contratar profesionalmente fisioterapeutas, masajistas o profesores privados de matemáticas que brinden servicios en el hogar de manera intermitente ”. Y agregó:“ Deben firmar un contrato de trabajo con cada uno de sus clientes al mismo tiempo ”.

El proceso judicial se inició luego de la demanda interpuesta por la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) contra Echenique por no inscribir o cotizar para un trabajador en el régimen general de la seguridad social dentro del régimen especial para empleados domésticos de 16 de marzo. 2015 y 30 de abril de 2016. El delito por el que fue condenado el diputado este martes se cometió en dos períodos diferenciados, entre septiembre de 2011 y junio de 2012 y entre marzo de 2015 y abril de 2016, pero la multa solo toma en cuenta la segunda etapa por haber Violación legal prescrita en el caso del primer período. En los hechos probados de la sentencia se especifica que Pablo Echenique, reconocido como persona en situación de dependencia, es beneficiario de un servicio de asistencia económica en la familia desde el 24 de agosto de 2016.

Desde el medio de Echenique, lamentan que el portavoz de Unidas Podemos sea «el primer dependiente contra el que se hace esto en España» y explican que por eso el político ha decidido retirar el recurso, «no para habiendo encontrado precedentes «. El equipo de la diputada de la UP asegura que las «sospechas» sobre las que se actúa por su posición política se «acentúan» cuando se trata de la fase de apelación ante la Corte Suprema, lo que implica un retorno a la jurisprudencia, es decir, sentencias similares anteriores. «Qué casualidad. No las hay», se desplazan. Desde Podemos aseguran que Pablo Echenique sigue estudiando posibles vías legales para «revertir esta injusticia» que, además de en su contra, abre, a su juicio, la puerta a provocar «mucho daño» para las personas con adicciones y sus familias.