El alcalde que pasó tanto en Igualada como en Nairobi



La actualidad en Alicantur Noticias

El alcalde de Santa Margarida de Montbui, Teodoro Romero.
El alcalde de Santa Margarida de Montbui, Teodoro Romero.PAÍS

Los documentos llegaron unos días antes del juicio. El Ayuntamiento de Santa Margarida de Montbui (Anoia) ha transmitido al juzgado información sobre las dietas cobradas por el exalcalde, el histórico dirigente socialista Teodoro Romero, hasta hace poco más de un año. La Audiencia de Barcelona juzga a Romero desde este jueves por haberse embolsado fondos públicos del Fondo Catalán de Cooperación al Desarrollo. Mientras lo presidía (2007-2010), Romero cobraba a la institución los gastos personales (excursiones turísticas, vida nocturna, sitios web para adultos, souvenirs) en sus viajes oficiales alrededor del mundo.

Los documentos enviados ahora representan otro giro en el caso. Romero gastó grandes gastos en los restaurantes del Consistorio por dietas. El problema es que algunos de esos llamados almuerzos de negocios se llevaban a cabo los mismos días que Romero estaba en el exterior. La acción criminal llevada a cabo por el Fondo recogió las fechas y encontró situaciones sorprendentes.

El 26 de enero de 2007 Romero estaba comiendo con un concejal socialista en Igualada y entregó la entrada (18,95 euros) al ayuntamiento. Pero esto fue imposible, según la documentación del caso judicial, porque Romero estaba en Nairobi en esa fecha para asistir al Foro Social Mundial. Ese viaje es uno que se analizará en el juicio y que, según la acusación, demuestra que utilizó el dinero del Fondo en su propio beneficio. Romero realizó «tres viajes aéreos injustificados a zonas turísticas» en Kenia, incluida la reserva Masai Mara, todos con fondos públicos. El mecanismo se repitió en otros viajes hasta un total de más de 50.000 euros.

Los nuevos papeles de Santa Margarida muestran otras raras dietas difíciles de justificar. Romero gastó, por ejemplo, dos gastos para cenar el mismo día y con la misma persona, un cargo de la Diputación de Barcelona. En otra ocasión presentó entradas para dos o dos almuerzos, el mismo día, con diferentes personas y en diferentes lugares. También hay facturas que corresponden a las comidas que se celebran el fin de semana y que, según Romero, eran «por trabajo».

La documentación también muestra que Romero transfirió el mismo gasto a dos administraciones diferentes. Es el caso de algunos billetes de AVE entre Lleida y Madrid, pagados por el Ayuntamiento de Santa Margarida pero también por el Fondo de Cooperación. Romero, como también muestran los periódicos, devolvió algunos de esos pagos cuando Anti-Fraud comenzó a investigarlo.

La fiscalía pide tres años y medio de prisión por malversación de fondos y nueve años de inhabilitación para cargos públicos. Para Romero, el paisaje no es nuevo. Fue sentenciado, por la misma octava sección que lo juzga hoy, a una prohibición de seis años por suspender al tesorero del consejo de su salario. La sentencia nunca se cumplió: pidió suspensión (que le permitió seguir siendo alcalde) y pidió perdón. Se lo concedió el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero -conmutó la inhabilitación por multa- en 2010, mientras Romero descubre el mundo.