El astillero Barreras vuelve al filo de la navaja



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

SANTIAGO

Actualizado:

En sus 129 años de historia, más de 1.600 embarcaciones salieron de las gradas del astillero Hijos de J. Barreras. A mediados de marzo partió el último para Santander, el minicrucero de lujo encargado por el Ritz Carlton. Bautizado como «Evrima», se traslada a la ciudad cántabra para realizar trabajos de pintura. Es improbable que regrese a Vigo para darle los toques finales, ya que los propietarios de la factoría naval optan por utilizar otras estructuras para rematarlo. El pedido del buque, que abrió la oportunidad para que la armada gallega entrara en un nuevo segmento, nunca antes explorado, ahora vuelve a amenazar al astillero. En el peor de los casos, puede enfrentarse a un

.