El Banco de España advierte que la pérdida de valor de la propiedad puede afectar a los bancos



La actualidad en Alicantur Noticias

El Banco de Espana advierte que la perdida de valor

La Banco de España asegura que la crisis provocada por la pandemia Covid-19 ha afectado la inversión y puesta en valor de inmuebles terciarios (oficinas, logística, hoteles y locales comerciales) y, en consecuencia, puede afectar negativamente el capital de los bancos, que ven como garantías de sus créditos sufrir, además del peligro de incrementar las insolvencias. En el último boletín económico de la entidad, publicado este jueves, el supervisor destaca que la crisis ha desencadenado «una importante corrección de la actividad, precios y nuevas operaciones de financiación (hipotecas comerciales) en este sector, que contrasta con el mejor comportamiento relativo mostrado hasta ahora por el mercado inmobiliario ”.

“El análisis de la evolución del mercado inmobiliario comercial es relevante, especialmente en tiempos de crisis como el actual, por sus potenciales implicaciones tanto en la economía real como en la estabilidad financiera”, forma parte de este boletín económico centrado en la impacto de la pandemia en el sector inmobiliario comercial. Por tanto, la inversión en inmuebles comerciales representa una parte de la inversión en construcción, por tanto un deterioro de las condiciones de este mercado puede afectar el crecimiento económico. Por otro lado, una crisis en este mercado puede tener un impacto negativo en el capital del banco como consecuencia del posible aumento de insolvencia del préstamo destinados a estas actividades y al pérdida de valor de la garantía que los apoyen ”, agrega en el artículo analítico, firmado por Alejandro Fernández Cerezo, Matías Lamas, Irene Roibás y Raquel Vegas.

El documento señala que al cierre del primer trimestre de este año, el saldo de hipotecas garantizadas con inmuebles comerciales alcanzó los 84 mil millones de euros, lo que representa el 1% de la cartera hipotecaria de los prestamistas. A fines del año pasado, estas carteras representaban el 40% del ratio Tier 1, «por lo que cualquier deterioro sustancial en la capacidad de pago de los prestatarios de este segmento podría tener un impacto negativo en la solvencia del sistema bancario», señalan los autores. .

Menos compras y ventas

La agencia también explica que a lo largo de 2020, las ventas de inmuebles terciarios o comerciales «cayeron drásticamente, sobre todo en el primer semestre del año», lo que supone una caída del 60% en el número de transacciones en un año.

El Banco de España explica que el sector inmobiliario comercial es más sensible a la situación económica que el mercado inmobiliario debido a su dependencia directa del ciclo económico. Además, las restricciones sanitarias han tenido un gran impacto en empresas como hoteles y tiendas.

Préstamos problemáticos

Asimismo, el Banco de España señala que el nuevo crédito destinado al mercado inmobiliario comercial se ha resentido significativamente. En particular, el volumen de nuevas hipotecas comerciales disminuyó un 36% anual, alcanzando un volumen cercano al mínimo observado en los últimos quince años.

El supervisor observa que si bien el peso de las exposiciones a problemas a corto plazo aumentó ligeramente entre fines de 2019 y el primer trimestre de 2021, la proporción de hipotecas con algún tipo de incumplimiento no mostró cambios significativos. «Por otro lado, el volumen de préstamos sin deterioro crediticio, pero en los que hay un aumento significativo del riesgo crediticio (préstamos bajo supervisión especial, o etapa 2), alcanzó apenas el 0,7% de toda la exposición al cierre del primer trimestre de 2021 ”, detalla la situación actual.

El trabajo sugiere que el efecto limitado que la crisis ha tenido hasta el momento sobre la calidad de este tipo de crédito, que contrasta con el fuerte deterioro de la economía, podría explicarse, en parte, por el efecto de algunas medidas de apoyo, como los programas. . de garantías o moratorias.

Daño a las Socimis

El Banco de España recoge también que la crisis ha golpeado a las Socimis en Bolsa, que hasta el 5 de julio y el estallido de la pandemia en febrero de 2020, dejaron el 30% de capitalización (recogiendo el precio de las más grandes y líquidas), comparado a la caída del 10% en el Ibex 35.

La caída de precios de estos vehículos se generalizó a escala internacional, pero con menos sangrado y ya recuperándose, de una caída de apenas un 1% en el S&P 500 y un 17% en el Stoxx Europe 600.

Asimismo, el valor de las carteras de Socimis es un 0,5% menor, según el supervisor, debido a que el monto de desinversiones ha superado al de inversiones y valoraciones negativas. Sobre todo se dañaron las cantidades de centros comerciales, con una caída del 9,7%, pero también disminuyeron en hoteles (2,4%) y en locales comerciales a pie de calle (0,9%). En cambio, aprecian la logística (2,8%) y las oficinas (1,7%).

La agencia recuerda que el año pasado empezaron a cotizar 13 Socimis, mayoritariamente especializadas en el mercado inmobiliario no residencial, frente a una media anual de 21 vehículos admitidos a cotización desde 2016. Sin embargo, cinco de estos vehículos cotizados han salido del mercado. Por tanto, cotizaban un total de 95 de estas sociedades inmobiliarias, de las que el 74% desarrollaba su actividad en el mercado inmobiliario comercial (no residencial).

.