El Banco de España mejora sus previsiones pero duda de la ejecución de los fondos europeos



El periódico digital de Alicantur Noticias

Madrid

Actualizado:

España empieza a ver la luz al final del túnel por el avance de la vacunación y la relajación de las restricciones, aunque la economía sigue enfrentando graves vulnerabilidades (endeudamiento y déficits muy elevados) y riesgos (dudas sobre la ejecución de los fondos UE) . Ésta es la conclusión extraída del último informe de proyecciones de Banco de España, publicado hoy, en el que la institución mejora sus previsiones respecto a marzo.

El organismo propone tres escenarios: favorable, central y adverso, siendo este último al que se le otorga la máxima fiabilidad. Hace tres meses predije que el PIB rebotaría un 6% en 2021, un 5,3% en 2022 y un 1,7% en 2023 en el escenario central. Ahora estas cifras son 0.2, 0.5 y 0.1 puntos porcentuales más alto. «Las proyecciones contemplan un continuación de la fase de expansión significativa de la actividad hasta finales de 2021, en línea con la recuperación de las ramas productivas que hasta ahora han sido más afectadas por las restricciones ante la pandemia ”, se lee en el documento. De cara al 2022, también hay un efecto de arrastre positivo considerable. Por tanto, en el peor escenario económico, el repunte sería del 4,6%, 5,2% y 1,7% en cada uno de los tres años hasta 2023.

La recuperación de España ya está en marcha tras el descenso sufrido desde finales de 2020 con las nuevas restricciones a la movilidad y la actividad. No hubo crecimiento en el cuarto trimestre del año pasado y en el primer trimestre de este año el PIB cayó un 0,5% en términos trimestrales. La situación es bastante diferente en este segundo trimestre que está a punto de terminar. El Banco de España repuntó en la actividad, que «se intensificó significativamente durante el segundo trimestre del año, en línea con la evolución más favorable de la pandemia». En este sentido, el instituto estima que la economía crecerá entre abril y junio un 2,7% en el escenario favorable, un 2,2% en el central y un 1,4% en el escenario adverso. La intensa recuperación del sector servicios al calor de cierta normalización de la actividad está impulsando la economía. Aun así, el cuerpo guiado por Pablo Hernández de Cos se muestra cauteloso: «Sin embargo, la incertidumbre sobre el alcance de este repunte es alta», debido a la falta de datos suficientes y las dificultades para hacer previsiones teniendo en cuenta la comparación con el mismo período de 2020.

El instituto destaca que «El PIB no alcanzará el nivel prepandémico hasta el último tramo de 2022 y estaría un 1,9% por encima de ella al final del horizonte de proyección «en el escenario central, lo que demuestra que si bien la crisis tiene efectos transitorios, estos también son» persistentes «.

La luz al final del túnel también se verá en términos de paro, donde el supervisor espera una evolución más favorable que en marzo. El Banco de España estima que la tasa de desempleo será del 15,6% en 2021, 14,7% en 2022 y 13,7% en 2023, siempre en el centro de la escena. En caso contrario, los porcentajes ascienden al 16,2%, 15,7% y 14,6% respectivamente.

«La horas trabajadas Reanudarán una senda ascendente desde el trimestre actual, en línea con la recuperación del producto (PIB). El incremento de horas trabajadas sería del 6,7% en 2021, avance que se moderaría al 5,4% y 1,8%, respectivamente, en 2022 y 2023 ». Entonces, de concretarse estas proyecciones, nuestro país tendría una tasa de paro cuatro décimas inferior a la de 2019, es decir, la fase pre-Covid.

Déficit, deuda y fondos europeos

En todo caso, la buena noticia que transmite el informe se contrasta por dos aspectos que siempre están en el ‘must’ de la actuación de la Gobierno: la elevada relación entre déficit público y deuda. A todo ello se suma la «incertidumbre» que el Banco de España aprecia sobre la ejecución de los fondos europeos.

La agencia reconoce que «el grado de detalle de los proyectos a realizar con los recursos de la NGEU ahora es mayor ”, pero también destaca que“ persiste un grado considerable de incertidumbre sobre el índice de absorción de estos fondos por parte de las Administraciones Públicas españolas y, en consecuencia, sobre su distribución temporal ”. Dudas que el Banco de España tiene desde hace varios meses.

El director general de Economía y Estadística del Banco de España, Óscar Arce, ha explicado que no esperan grandes cambios en la captación e impacto de los fondos europeos en 2021, sino más bien para 2022 de lo previsto en marzo. La contribución al PIB -la que aportaría a la economía- que calculan sería de 1,8 puntos en 2023. También agregó que gran parte de su efecto multiplicador sobre la actividad económica Dependerá de la rapidez de ejecución de este dinero y de la calidad de los proyectos a quien está destinado.

En las nuevas proyecciones para 2021 se incorpora alrededor del 50% (absorción) del monto anunciado por el Gobierno para este año, considerando tanto los fondos del Mecanismo de recuperación y resiliencia (MRR) como el llamado React-EU. Para todo el horizonte de proyección, la absorción sería de poco más del 80% del total de fondos disponibles en forma de transferencias, concentrando el mayor dinamismo en 2022 ”, agrega el documento.

El déficit público, por su parte, es uno de los puntos más negros del informe ya que «se mantendrá en niveles muy altos en 2023 (4,3% del PIB)». En marzo las proyecciones en el escenario central eran 7.7% en 2021, 4.8% en 2022 y 4.4% en 2023. Ahora están en el 8.2%, 4.9% y 4.3% respectivamente. Arce atribuye este deterioro principalmente al efecto negativo que la ampliación de medidas públicas como la ERTEasí como la introducción de nuevas medidas de apoyo empresarial como las ayudas directas, que «añadirían un punto de déficit extra» a todos los cálculos, con un efecto neto de medio punto más.

La misma preocupación ocurre con la deuda pública, que «apenas se reduciría en 2 pp en el horizonte de proyección». Esta se mantendría así en 120,1% en 2021, 117,9% en 2022 y 118% en 2023, en el escenario central. En el lado negativo, sería 122,6%, 122,1% y 123,4% respectivamente.

Míralos
Comentarios

.