El Barça femenino ya es el rey de las Copas



El periódico digital de Alicantur Noticias

El Barca femenino ya es el rey de las Copas

El Barcelona, ​​equipo que cuenta sus partidos casi por triunfos, se convirtió este sábado en el rey de las copas de fútbol femenino de España. Los blaugranas, que perdieron hace un mes su primer y único partido de la temporada en la semifinal de la Supercopa ante el Atlético, vencieron al EDF Logroño en La Rosaleda (3-0) en un choque que desde el inicio apuntó en su dirección. Un partido que parecía irregular -Lluís Cortès lidera la Liga y Javier Moncayo en descenso- y que solo tuvo chicha hasta el minuto 41, cuando el árbitro señaló penalti a Alexia Putellas. A un lado del área, coronado por dos defensores, Putellas sintió un ligero contacto en su muslo y se fue al suelo. La colegiata decretó la pena máxima -no había VAR que revisar- y la propia Alexia la convirtió. La distancia fue un océano para Logroño, que recibió en el segundo minuto, una derecha desde la línea del área de Aitana Bonmatí. El catalán tomó el balón en el centro del campo, avanzó hasta la línea de cal y clavó el cuero del equipo. El Barça, que cerró el partido en la segunda parte, sumó su séptima Copa de la Reina, una más que Espanyol y Levante.

Las Escuelas de Fútbol de Logroño duraron 40 minutos sin encajar un gol gracias a la formidable labor de su portera, la mexicana Pamela Tajonar, y la continua ayuda en defensa de los diez jugadores en el campo generosos en su esfuerzo. Colocados delante de su área en un 4-5-1, los de Javier Moncayo nunca han encontrado un respiro con el balón pese a los destellos que ofreció Jade Boho. El delantero hispano-guineano dejó un puñado de detalles en los que mostró su calidad: tiene un juego de hombros, controla los espacios y es fuerte para aguantar la embestida de las defensas, pero se encontró sin compañero para esconder el balón en el Barça, un equipo de intensa presión, que domina el juego con el balón y juega muchos minutos en el campo contrario.

Si el gol de Lluís Cortès no llegó al borde del descanso es también por la falta de puntería de los blaugranas. Jenni Hermoso se mantuvo en el mano a mano contra Tajonar al principio del partido, pero el disparo del Madrid no fue malo. La piel acabó domada en manos del portero mexicano, como sucedió en el 20 ‘con un cabezazo de Lieke Martens. El holandés terminó el disco con demasiada suavidad. En el primer tramo, Tajonar vuelve a esquivar el gol con una doble parada del disparo de Andrea Pereira tras una falta lateral. En el rebote cubrió el hueco con Patri Guijarro, que cerró a quemarropa sin encontrar la red.

Tras los goles de Putellas y Bonmatí, elegido mejor jugador de la final, la segunda parte fue más cómoda para el Barça. Sin necesidad de encontrar el gol, los culés han movido la piel de esquina a esquina y de lado a lado. Tuvieron ocasiones y ocasiones de celebrar una victoria mayor, pero encontraron a Tajonar, que esquivó un gol de fuera de Alexia Putellas y frustró un par de mano a mano ante Oshoala, que entró en la segunda parte en sustitución de Jenni Hermoso. El madrileño había marcado su tercer cabezazo cinco minutos antes de salir del campo tras un gran centro de Leila Ouahabi.

El Barça, el equipo con mayor presupuesto del fútbol español, terminó la final de Copa sin dar una sola oportunidad de marcar y terminó el torneo sin encajar un gol. Con la Liga encaminada -es primero con siete puntos de diferencia a pesar de haber jugado tres partidos menos que el subcampeón-, tendrá tiempo el resto de la temporada para pensar en la Champions, el único paso que le queda por dar . alcanzar.