El BCE permite a los bancos reembolsar dividendos sin limitación



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

De izquierda a derecha, los presidentes de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri;  del Banco Santander, Ana Botín;  y de BBVA, Carlos Torres, en una imagen de archivo.
De izquierda a derecha, los presidentes de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri; del Banco Santander, Ana Botín; y de BBVA, Carlos Torres, en una imagen de archivo.

El Banco Central Europeo (BCE) aprobó este viernes el levantamiento total de las restricciones a la distribución de dividendos por parte de las entidades bancarias que impuso en marzo de 2020 como medida para preservar el máximo capital posible del banco para hacer frente a las consecuencias de la crisis. economía causada por covid-19. A partir de ahora, los supervisores evaluarán los planes de distribución de capital y dividendos de cada entidad como parte del proceso de supervisión normal, indica el BCE.

La decisión, que se hará cumplir a partir del 30 de septiembre, supone el fin de 18 meses de sequía de dividendos, aunque el pasado mes de diciembre se abrió un poco de mano para permitir el reparto a los accionistas del 15% de la participación habitual en un año.

Según ha informado la presidenta del Consejo de Supervisión del BCE, Andrea Enria, se ha levantado este veto a los dividendos, que no era una prohibición legal como tal, dada la previsible mejora de la economía, aunque siga requiriendo prudencia por parte de los directivos. «Las instituciones deben ser cautelosas y no subestimar el riesgo crediticio al tomar sus decisiones sobre dividendos», se lee en el comunicado.

La últimas proyecciones macroeconómicas, afirma el BCE, “confirman la recuperación económica e indican una reducción de la incertidumbre, lo que está mejorando la fiabilidad de las trayectorias de renta variable de los bancos. Los supervisores analizaron las prácticas de riesgo crediticio de los bancos durante la pandemia. En consecuencia, conviene restablecer la práctica supervisora ​​anterior de comentar trayectorias de capital y distribución de dividendos o planes de recompra de acciones con cada entidad en el contexto del ciclo normal de supervisión ”, explica la nota de la autoridad supervisora ​​europea.

Riesgo de pérdida futura al retirar los medios

Apelando a la prudencia, la SB recuerda que el objetivo es asegurar «la sostenibilidad de su modelo de negocio». Y recuerda que la crisis no ha terminado, como suele recordar el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos. «Además, no deben subestimar el riesgo de que nuevas pérdidas puedan afectar posteriormente su trayectoria de capital a medida que las medidas de apoyo se eliminen gradualmente».

A partir de ahora, la trayectoria de capital de una entidad y sus planes de distribución de dividendos se analizarán de acuerdo con «los resultados de la prueba de resistencia de 2021. También examinarán cuidadosamente las prácticas de las entidades en términos de riesgo crediticio que pueden afectar la credibilidad de su historial. capital. Las autoridades supervisoras interactuarán con las instituciones durante el verano como parte del diálogo supervisor normal ”, explica el BCE.

Si bien esto no fue un impedimento legal, todos los bancos siguieron la recomendación del supervisor europeo, que ha evaluado públicamente en múltiples ocasiones. Hace un mes, el BCE anticipó que eliminaría este impedimento de dividendos, algo importante para el sector porque quitó incentivos a los inversores, que ya están castigando al sector por su baja rentabilidad.

La decisión asume que los bancos podrán devolver la remuneración a los accionistas sin limitación, así como recomprar sus acciones en el mercado y restablecer la remuneración variable para sus gerentes y empleados.

Más información

BBVA y Bankinter ya preparan sus operaciones

Bankinter anunció este jueves que tiene previsto distribuir el 50% del beneficio entre sus accionistas en efectivo, así como una retribución variable. BBVA ha anunciado que, tras la venta de su filial estadounidense al grupo PNC por 9.600 millones de euros, recomprará hasta el 10% de sus acciones, en función de su precio. El banco ha recuperado el precio que tenía antes del inicio de la pandemia, pero está lejos de los niveles que tenía en 2017.

Aunque la decisión se tomó este viernes, el levantamiento real no se llevará a cabo hasta el 30 de septiembre. Un estudio reciente elaborado por el BCE concluyó que la recomendación a las entidades de la zona euro de evitar la distribución de dividendos entre sus accionistas ante la incertidumbre de la crisis provocada por la pandemia tuvo un impacto negativo medio del 7% en la valoración de las acciones bancarias.

El límite del BCE «insta a los bancos a considerar no pagar dividendos en efectivo o recomprar acciones, o limitar esa remuneración a menos del 15% de la ganancia acumulada en 2019 y 2020, para que no supere los 20 puntos base del coeficiente de capital ordinario (CET 1) «.

El BCE también envió una carta a cada uno de los consejeros delegados de las entidades significativas reiterando sus expectativas de que aplicarán una moderación extrema a la retribución variable, durante el mismo plazo que la recomendación de distribución de beneficios (30 de septiembre de 2021). Pidió «considerar el impacto en la reputación del pago de la retribución variable en la actual situación de crisis, especialmente cuando se trata de grandes cantidades individuales».