El Betis, sin Fekir, vence al Ferencvaros y espera la victoria del Leverkusen



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

El Betis sin Fekir vence al Ferencvaros y espera la

El Betis tiene un calendario muy claro para la penúltima jornada de la Europa League Grupo G. Reciben al Ferencvaros este jueves (18.45, Gol TV) y pasarán segundos de grupo si ganan y el Leverkusen hará lo propio con el Celtic de Glasgow en Alemania. Así son las cuentas del día de un grupo liderado por el Leverkusen con 10 puntos, seguido del Betis con siete, Celtic con seis y Ferencvaros, último, con cero puntos. El Betis podría ganar e incluso ser el primero del grupo si el Celtic gana en Leverkusen y luego los alemanes no ganan en Hungría en el último partido.

Pero hay riesgo para el Betis. El triunfo del Celtic desencadenaría las opciones de un equipo escocés que recibe al Betis en su estadio en la última jornada del grupo. Si los andaluces caían en Escocia, serían terceros y serían superados por el propio Celtic. Para ello el club andaluz confía en la lógica de los resultados, con un doble triunfo del Bético y del alemán que deja el grupo decidido a falta de una jornada para el final. El Leverkusen sería primero y pasaría directamente a la octava fase y el Betis, segundo, jugaría un empate para acceder a esos octavos de final con un equipo de la Champions.

El Betis llega al partido bastante debilitado por la ausencia de jugadores decisivos. Sobre todo el de su estrella, Fekir, suspendido tres partidos por atacar a Dermibay, centrocampista del Leverkusen, en el 4-0 para los alemanes de la cuarta jornada. Fekir no solo estará bajo. William Carvalho, Rodri, Pezzella y Montoya están lesionados y tampoco jugarán contra el Ferencvaros.

Los pasos de Blokhin

El equipo húngaro está último en el grupo y ni siquiera ha marcado un punto. Es el líder de su liga y campeón defensor, pero está lejos de la competitividad que ofrecía en el fútbol europeo de los años sesenta y setenta, cuando vivía su época dorada. Ferencvaros fue finalista en la extinta Recopa de Copa en 1975, perdiendo la final ante el Dynamo de Kiev (3-0) donde el entonces joven Oleg Blokhin, uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol soviético y ucraniano, comenzó a brillar. También ganó la Calice delle Fiere (preludio de la Copa de la UEFA) en 1965, derrotando a la Juventus. Fue el primer equipo húngaro en jugar la fase de grupos de una Liga de Campeones en la edición de 1995.

«Sería un error pensar que ganamos el partido temprano», aclaró Manuel Pellegrini, el técnico que colocó al equipo de Verdiblanco en el quinto lugar de la liga con 24 puntos y cerca de completar el paso a la siguiente ronda europea. El equipo de Verdiblanco, pase lo que pase en las dos últimas jornadas de esta Europa League, jugará la competición continental en febrero, ya que se ha asegurado la tercera plaza. De esta forma, y ​​tras la reforma de la competición, jugará como tercero de su grupo el empate con un rival de la Conference League, la tercera competición europea nacida el pasado verano.

Puedes seguir a Alicantur DEPORTES en Facebook Y Gorjeo, o regístrese aquí para recibir nuestro boletín semanal.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *