El campamento de las Raices deportará a migrantes para evitar más conflictos



La actualidad en Alicantur Noticias

Agentes de la Policía Nacional en acción este martes en el campamento de Las Raices, en La Laguna (Tenerife), durante los enfrentamientos entre migrantes residentes en el centro de acogida.
Agentes de la Policía Nacional en acción este martes en el campamento de Las Raices, en La Laguna (Tenerife), durante los enfrentamientos entre migrantes residentes en el centro de acogida.Ramón de la Rocha / EFE

Las peleas entre inmigrantes que tuvieron lugar este martes en el campamento de Las Raices en La Laguna (Tenerife) llevaron a Accem, la ONG que gestiona el centro de acogida, a aplicar con mayor dureza el protocolo interno. Hasta ahora, la organización había evitado los desalojos para no dejar sin hogar a los ex residentes, explican fuentes de la organización. Pero ahora la medida, contemplada en los lineamientos, se aplicará cuando haya peleas u otros disturbios de convivencia. Las disputas del martes, entre grupos de marroquíes y grupos de senegaleses, resultaron en tres heridos de gravedad que permanecen hospitalizados y estables, otros siete menores y ocho detenidos.

El Juzgado de Educación número cuatro de La Laguna, en calidad de guardia, ordenó el ingreso incondicional al penal preventivo este martes por la tarde y comunicó este martes a cinco de los ocho detenidos, los cinco migrantes marroquíes. El juez los acusó de cometer los supuestos delitos de lesiones, riñas tumultuosas, desorden público y agredir a un agente de la autoridad.

Además de las medidas de expulsión y para evitar nuevos episodios, Accem establecerá turnos de comida en el comedor y distribuirá los migrantes recibidos según su origen geográfico. El objetivo final, argumenta la organización, es mejorar la convivencia.

Varias decenas de migrantes marroquíes, ex residentes de Las Raices, llevan más de dos meses acampando en las afueras de un complejo que, según algunos testigos, han abandonado por su mal estado. Fue en este campo informal donde comenzó la reyerta del martes, que luego se trasladó al recinto. Hasta ahora, explican fuentes de ACCEM, se autorizaba la entrada ocasional de estos migrantes para utilizar los servicios. Pero después de los altercados, se negará la entrada.

El campo de Las Raices el 18 de marzo.
El campo de Las Raices el 18 de marzo.Joan Mateu / AP

El campamento Las Raíces ocupa el lugar de un antiguo cuartel militar, en una zona húmeda y boscosa del municipio de La Laguna. La instalación tiene capacidad para 1.464 personas. Desde su inauguración, los vecinos se han quejado del hacinamiento, las condiciones de vida en el centro y la calidad de la comida. Las protestas también incluyen fricciones comunes entre grupos de diferentes nacionalidades, particularmente entre marroquíes y senegaleses.

Vigilancia

Fuentes de Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones aseguran que supervisa de forma especial la situación en el campo de Tenerife. “Estamos constantemente evaluando la situación en todos los centros a través de nuestra Unidad de Urgencias en Canarias. En particular, este seguimiento se centra en Las Raíces ”, aseguran. Las mismas fuentes citan mejoras recientes en la dieta como ejemplo de esta supervisión: hace unas semanas se aumentaron las raciones y se cambiaron los menús.

La expulsión de un migrante de un centro de recepción es responsabilidad de la organización que administra cada instalación. Cruz Roja tiene a su cargo las Islas Canarias 50 (Gran Canaria) y El Matorral (Fuerteventura); Cruz Blanca, de la escuela leonesa de El Lasso y almacén cedido por Bankia en El Sebadal (ambos en Gran Canaria); y el Organización Internacional para las Migraciones (OIM), de Las Canteras (Tenerife). Una vez adoptada la disposición, la organización elabora un informe con las causas y la situación que determina la decisión y lo comunica a la Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

A finales de febrero, Cruz Roja expulsó a un grupo de 64 migrantes del centro de acogida canario 50 porque, según la organización, «mostraron una actitud agresiva y amenazaron a otros vecinos y personal de Cruz Roja» y esto ha motivado que la policía Tuvo que intervenir, como luego explicó un portavoz de la organización humanitaria.

La directora de la Comisión Española de Ayuda a los Refugiados (CEAR), Estrella Galán, advirtió este miércoles que los incidentes en el campo de refugiados de Las Raices son «la punta del iceberg» del deterioro que, según entiende, puede resultar. transformar las Islas Canarias en «islas prisión», informan Diego Estébanez es Elisa bolsillo. «[Los altercados de Tenerife] Son los más graves de toda esta crisis migratoria ”, dice Galán, quien califica de“ barbarie ”la intervención de la Policía Nacional, lo que se suma a“ esa imagen negativa y conflictiva ”.

Frustración

Además de la angustia de muchos detenidos, la decisión de bloquear los retornos de migrantes en la Península ha sembrado frustración, desánimo y sensación de pérdida de tiempo entre las más de 5.000 personas que el Ejecutivo mantiene encerradas en el archipiélago, pese a las alteraciones. de la magnitud de Las Raíces son excepciones. «Quería cambiar mi vida, no limitarme a comer y dormir», explica Mohammed A., de 36 años, que llegó a Canarias hace tres meses en un español comprensible. Reside en el Colegio León, en El Lasso, donde asegura una relativa calma. “Realmente estamos sufriendo, nuestros familiares no tienen dinero y al final eso se nota en la convivencia”, sentencia frente a la puerta de entrada del complejo.

«Hay tensiones todos los días», dijo Mammadou de Senegal, que vive en el centro de El Matorral (Fuerteventura), a través de WhatsApp. “Nos encerraron en una vieja fábrica y ni siquiera hemos visto el sol”, explica, pero no hay tensión entre nosotros porque la lucha no es entre inmigrantes ”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *