El consejo de rectificación y las dos hermanas del colegio de Cceres no podrán entrar sin antifaz



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

los Articulación de Extremadura ha rectificado su posición inicial para permitir el acceso a dos hermanas cuyos padres se niegan a usar la máscara en clase en el colegio bilingüe Alba Plata de Cceres. Si ayer les habilitó un aula separada para que, individualmente, pudieran recibir el curso escolar, hoy decidió que no podrán ingresar a la escuela sin máscara y, si continúan con este cargo, recibirán la atención. instrucción de videoconferencia desde casa y no en persona. Son alumnos de 3º y 5º de Primaria.

Así lo explicó esta tarde el secretario general del consejero de Educación de la junta, Francisco Javier Amaya, quien dejó claro que se aceptarán clases fuera del horario escolar y se facilitarán las tareas que realizan los compañeros para «llevar la cuenta» y que no se queden «desvinculados» del sistema educativo: «No estamos ante un alumno particularmente vulnerable que no puede asistir a clases debido a la pandemia, pero estamos ante una decisión familiar», dijo la secretaria. General.

Esta medida viene después de los maestros de Escuela de Educación Infantil y Primaria ‘Alba Plata’ de Ceres decidieron este miércoles no enseñarles después de la decisión de sus padres «negacionistas».

Los maestros se niegan a enseñar a los menores por el riesgo que suponen para su salud y para el resto de alumnos con los que coinciden en otras áreas del centro, teniendo en cuenta también que la decisión de los padres de los dos alumnos es de su propia voluntad y no bajo prescripción médica. El claustro, en una reunión de emergencia, había decidido por unanimidad que los profesores no enseñarán a ninguna de las chicas si se llevan a cabo en aulas separadas del resto de sus compañeros.

Además, los profesores manifestaron que, en la práctica, los dos alumnos recibirían «clases particulares» y que, además, los «grupos burbuja» instalados en la organización de este curso escolar serían interrumpidos por la alerta sanitaria. Los dos menores ya dieron ayer martes lecciones individualizadas -tras dos días de permanencia sin máscara en las clases con el resto de los alumnos- con la decisión del Ministerio de Educación de salvaguardar, según la Junta, «su derecho a la educación. incluido en la Constitución. «.

Sin embargo, los maestros sintieron que la autoridad educativa es poner el derecho a la educación de dos niñas contra el derecho a la salud de toda la comunidad educativa del centro, compuesta por más de 500 personas. Por todo ello, el claustro del centro había decidido no enseñar a ningún niño en estas condiciones: “En nuestro centro hay personas vulnerables por motivos de salud y edad. Nos obligan a exponernos y exponerlos a una enfermedad grave que, en muchas ocasiones, es fatal ”, dijo Patricia Rodríguez, vocera del claustro de maestros, a las puertas de la escuela.

Como aprendió ELMUNDO, los padres ‘negacionistas’ cuentan con el apoyo de una asociación que defiende el derecho a no usar máscaras. Además, durante la pandemia, estos padres llevaron a las niñas a Polonia, el país de origen de su madre.

En conjunción con el inicio de clases esta mañana, todos los docentes de este colegio bilingüe se reunieron este miércoles a las puertas del colegio, apoyados también por un nutrido grupo de padres que, como todos los días, habían acompañado a sus hijos al centro educativo, y ellos desplegaron pancartas con los lemas: «Responsabilidad = Seguridad» y «Porque amamos a nuestros estudiantes». Finalmente, los profesores tuvieron acceso al centro pero se aseguraron de que realizarían tareas de control y supervisión en las dos aulas en las que se encuentran las niñas, pero no le enseñarán.

Protesta del maestro.
Protesta del maestro.David Vigario

«Es un decisión unilateral que ha adoptado el Ministro de Educación y que no respeta la norma que rige en todo el territorio español, la de llevar máscaras a partir de los seis años sin un motivo médico que las exima de llevarlas ”, aseguró el claustro, que contó con el apoyo de la AMPA del centro, que considera inadecuada la preparación de estas dos aulas y se ha negado a hacerla «definitiva» para todo el curso porque «no es posible mantener una distancia segura con el resto de los alumnos en todo momento ”, y por tanto exigir el uso de la mascarilla a todas las personas mayores de 6 años (alumnos, profesorado y no), y por tanto respetar los protocolos exigidos por el Ministerio de Educación para mantener la educación frontal en las aulas de los colegios de Extremadura.

De esta forma, la AMPA instó a la escuela a cumplir con la reglas de salud para la prevención de Covid-19, que prevé el uso obligatorio de la máscara para los mayores de 6 años en espacios cerrados y el mantenimiento de una distancia de seguridad, que evitará exponer a otros niños, a sus familias, así como al personal del centro que trabaja con ellos.

Consideramos la medida implementada como una medida transitoria, por lo que exigimos una solución definitiva lo antes posible considerando que las medidas adoptadas hasta el momento aún no cumplen con la normativa vigente y continúan representando un riesgo para la salud de toda nuestra Comunidad Educativa ”. , señalaron en una nota.

Apoyo sindical

La decisión de los maestros contaba con apoyo sindical. Mercedes Barrado, presidenta del Sector Educación de CSIF Extremadura, y que esta mañana estuvo presente en las puertas del colegio en solidaridad con los docentes, pide a la Consejera de Educación y Trabajo que garantice el cumplimiento de los protocolos contra Covid: «La educación justa no puede poner en peligro el derecho a la salud de toda la comunidad educativa ”, cuyos integrantes han“ cumplido escrupulosamente ”los protocolos que han sido aprobados por las autoridades sanitarias como expertos, y“ son normas que se aplican a todas las áreas de nuestra empresa ”.

El CSIF luego subrayó que los centros educativos son, por tanto, «aún más lugares donde las medidas de seguridad son extremas» y define la disposición adoptada por la Administración Educativa como «inapropiada», aislando a algunos estudiantes que no podrán tener contacto con otros estudiantes. y “obligar a los profesores del centro a atenderlos en un aula de forma aislada, sin mediar informes médicos que eximan a estos alumnos del uso de máscaras, y superando los seis años”.

La orientadora, según Csif, «no se atiene a aceptar a las niñas con sus propias instrucciones y protocolos, y constituye un peligroso precedente en nuestro sistema educativo que pone en riesgo la salud de todos los agentes educativos».

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *