El Consejo Electoral no le da importancia a los errores de la oficina de correos, pero ordena que se resuelvan «rápidamente»



Ahora estás al día con Alicantur Noticias

La Comité Electoral Central (JEC) decidió este jueves ordenar a la oficina de correos que adopte «con máxima velocidad» medidas que impidan la emisión de comprobantes de pago que incluyan incorrectamente referencias a «votos emitidos», errores que, entiende, pueden generar «malestar entre los votantes».

El acuerdo emitido este jueves por la JEC, consultado por EFE, respondió a la denuncia presentada por Vox por la emisión de billetes en efectivo en la que aparecía la referencia «voto expreso», que no se correspondía con el tipo de envío realizado por el usuario y que varias personas habían denunciado a través de redes sociales.

Vox recogió en su denuncia que se habían presentado casos en numerosas ocasiones, por lo que entendió la formación de Santiago Abascal que los derechos electorales podrían ser violados. Su denuncia, de hecho, advirtió contra la «posible manipulación» de los votos emitidos.

El Consejo da credibilidad al informe Correos

En su resolución, el Consejo Electoral señala que un informe de Mandar detalles que estos errores no afectan el proceso de votación por correo del elector a quien correspondería efectivamente el comprobante de pago, ni implicaría su asignación a otro elector.

Pero a pesar de esto, este organismo asume que «la multiplicación de estos los errores pueden causar preocupación entre los votantes « y luego ordena a Correos que tome medidas para acabar con esta situación.

La JEC también pide a la empresa que lo haga público un comunicado de prensa que explica el error ocurrido para el conocimiento de todos los usuarios y votantes y que informa de inmediato al Consejo de las medidas adoptadas y los datos relativos a los episodios producidos, hasta la fecha, en relación con el asunto.

Publicar explicaciones

Al respecto, no obstante, fuentes de Correos aseguran a EFE que desde el ingreso hasta la entrega a la circunscripción, los empleados de esta empresa estatal verificar que ninguno de los sobres haya sido manipulado, los cuales permanecen durante ese período en la caja fuerte de la oficina correspondiente.

Estas mismas fuentes explican que, cuando un elector emite su voto, la operación «se carga al cajero con un importe de 0 euros». Si no se imprime el «recibo» de compra, queda pendiente e el supuesto cargo está vinculado al siguiente usuario «incluso si no entrega un voto por correo y realiza una transacción diferente.

«Sin embargo, este» boleto «en efectivo no tiene validez legal ningún efecto en el proceso de votación por correo «y en el cliente que lo recibe»no figura en el censo ni como solicitante ni como emisor de voto por correo ”, precisan las mismas fuentes. Además, la empresa estatal afirma que estos casos puntuales no afectan la integridad del voto por correo de quienes efectivamente lo ejercieron, pues la casilla no sirve de prueba electoral.

.