El Corte Inglés plantea despidos forzosos si no cubre la cuota de salidas voluntarias



La actualidad en Alicantur Noticias

El Corte Ingles plantea despidos forzosos si no cubre la

La cuarta reunión de la comisión de negociación que tiene que regular las condiciones del ERE en El Corte Inglés finalizó con posiciones de empresas y sindicatos muy distantes entre sí. Según un comunicado de este último, la empresa de grandes almacenes ofrece a los empleados que acuerden dejar voluntariamente sus puestos de trabajo 25 días al año trabajado, con un límite de 15 meses, limita la voluntariedad a los trabajadores de las áreas y centros que se quiere reorganizar, en cambio de abrir esta posibilidad a toda la plantilla, y en caso de no alcanzar la cuota de entre 3.000 y 3.500 despidos fijos, propone salidas forzosas en peores condiciones, con una bonificación de 20 días laborados al año y un máximo de 12 meses. Los interesados ​​en dejar la empresa dispondrán de un mes desde la firma del convenio para comunicarlo, y El Corte Inglés dispondrá de un mes más para responder si admite su solicitud.

Las comisiones de Obreras, Fasga, Fetico y UGT, los cuatro sindicatos que negocian con la empresa, en cambio piden una indemnización de 36 días al año trabajado con un máximo de 24 meses, quieren que El Corte Inglés permita adherirse a toda la plantilla. la fórmula de salidas voluntarias, y pedir que si no hay suficientes voluntarios, la empresa se replantee las cifras y haya menos despidos. Los sindicatos expresaron en una frase la distancia que separa a los partidos: «El camino que ha elegido la empresa hoy ha sido radicalmente opuesto al que, en el aspecto social, consideramos correcto».

Los representantes de los trabajadores no perdonaron los calificativos para la propuesta. Creen que la oferta de compensación es «ridícula», «fuera del negocio» y «lejos de la realidad». Sin embargo, en otra parte de la declaración, parecen asumir que no todos los despidos vendrán con el consentimiento del trabajador. «Nuestro objetivo es que la mayoría de los viajes sean voluntarios», señalan.

Las negociaciones comenzaron hace 11 días, tras el anuncio de El Corte Inglés a finales de febrero de que habría creado el primer ERE de su historia para «adecuar los recursos a las necesidades actuales», eufemismo utilizado para referirse al descenso de las rentas debidas a la pandemia y los cambios en los hábitos de consumo, que han reducido las compras presenciales para centrarse más en el consumo de Internet. La reorganización implica la salida de cerca del 5% de los 63.000 trabajadores de sus centros comerciales, el recorte más grande jamás realizado por la empresa.

En la primera ronda de negociaciones, la empresa excluyó a los trabajadores mayores de 50 años del ERE porque su reintegración al mercado laboral es más complicada. No hubo comunicación conjunta sobre el segundo. Y en el tercero, se estudiaron las políticas que apoyan el reposicionamiento de los empleados salientes. Ahora, en el cuarto, llegamos a las cuestiones más espinosas: las relativas a la indemnización a pagar, el perímetro de los despidos y su voluntariedad. Hasta ahora, El Corte Inglés ha reiterado que todas las salidas serían voluntarias.