El CUP protagonista del primer enfrentamiento con Pere Aragonès



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

La CUP fue protagonista en el Parlamento este miércoles de la primera reunión con Pere Aragonès, presidente de la Generalitat, cuando acababa de ocupar un mes en el cargo. Los anticapitalistas, que firmaron un acuerdo de investidura con Esquerra, han acusado al presidente primero aplique políticas que sean «incompatibles» con los principios subyacentes a su programa. Carles Riera, presidente del grupo CUP, dijo que no se puede defender la amnistía y el ejercicio de la autodeterminación y luego sentarse en la misma mesa con el Rey. “No se puede romper el régimen y darle estabilidad al Estado. Con esas malas amistades y complicidades, se están poniendo en el lado equivocado «, dijo.

Más información

Riera aludía así al encuentro de Felipe VI en el Círculo de Economía, aunque Aragonès en realidad no tiene intención de cenar con el rey. El Gobierno, eso sí, ha abandonado la política de no asistir a los actos en los que está presente el monarca y en esta ocasión la vicepresidenta Laura Vilagrà representará al ejecutivo. En todo caso, el diputado anticapitalista también le reprochó la falta de gestos gubernamentales para frenar los desalojos; asistir a un acto de la Asociación de Empresarios de Fomento; quien dice que defiende el cambio climático y no está en contra de la ampliación del aeropuerto de El Prat, o que «celebró» la apelación del gobierno contra la ley de regulación del alquiler. «Ejerceremos y transferiremos la posición del gobierno en todas las localidades aunque ideológicamente sean nuestras antípodas», dijo Aragonès. «No bajaremos ni un gramo nuestro enfoque».

La alusión de la CUP al acto en el que Aragonès coincidirá con el Rey fue la única que tuvo lugar en la sesión de control. La cuestión del perdón ni siquiera ha aparecido salvo una vez y del lado de Ciudadanos. El tema de la acomodación acaparó buena parte de la sesión, especialmente tras el anuncio del Gobierno de apelar ante el Tribunal Constitucional. Albert Batet, de Junts, aprovechó el episodio para certificar su desconfianza en el gobierno de Pedro Sánchez: “Ya éramos escépticos y el tiempo nos da la razón. Tenemos la electricidad más cara de Europa. Es el gobierno más avergonzado de la historia ”, afirmó.

En tono mucho más moderado, Aragonès calificó el recurso de «injusto, de injerencia de competencia y contradictorio» con los mismos compromisos del PSOE y Unidos Podemos al inicio de la legislatura. La presidente Declara que 76.000 familias se han beneficiado de esta legislación y que el mercado de alquiler también se ha incrementado en los municipios donde se ha aplicado la norma. «Nadie lo celebró: lo combatiremos legalmente y lo combatiremos políticamente», insistió, y afirmó que el recurso, si bien no implica la suspensión de la ley, es «grave».

Ni el PP, que habló del aumento de ocupación de los pisos, ni los Ciudadanos hablaron de las gracias. Ni los comunes, que pidieron a Aragonès que aclarara su posición sobre la ampliación del aeropuerto de El Prat, acusándolo de esconderse detrás de una mesa técnica. La presidente Recordó que aspiran a preservar el delta del Llobregat y dijo a Jéssica Albiach, líder de los comunes, que el 51% de Aena pertenece al estado. Ni El Prat ni gracia ni acomodación. Salvador Illa, líder de la oposición, esquivó los temas más espinosos e instó a Aragonès a impulsar un presupuesto en 2021 porque según él hay un margen de tiempo. “Dijiste tres veces que acompañarías tu toma de posesión con un acuerdo presupuestario. Hace honor a su nombre ”, dijo en referencia a la referencia bíblica.