El ‘dream team’ de mujeres al que Pedro Sánchez confía la derrota de Ayuso … en dos años



Comparte esta noticia de Alicantur Noticias

La mejor prueba de que Pedro Sánchez ya ha enfriado todas las expectativas del gobierno en la Comunidad de Madrid Se trata de la profunda reconstrucción de la federación madrileña en la que se han decapitado a los alcaldes y se han reposicionado los primeros puestos de las listas con los que serán los futuros líderes de la Comunidad y Municipio. Una apuesta de futuro con la que el presidente del Gobierno sigue su operación para recuperar el poder territorial, aunque, en el caso de Madrid, habrá que esperar dos años hasta las elecciones municipales y autonómicas de 2023, dado que en este momento La actual superioridad domoscópica de Ayuso predice que la suma de un gobierno de izquierda será «casi imposible».

Pedro Sánchez tira la toalla pero se consuela de que la actual presidenta popular, Isabel Díaz Ayuso, se vea obligada a pactar con Vox, poniendo artillería en un plato para el PSOE para los dos años que quedan de legislatura: «la entrada de la ley extrema en el primer gobierno de España «. Un carnero que será empujado por las mujeres a las que Pedro Sánchez cree heredará el Real Madrid.

Un ‘dream team’ que incluye al número dos de la candidatura de Ángel Gabilondo, Hana Jalloul, quien tiene muchos votos para sucederlo como candidato en las elecciones de 2023 pero que, según fuentes socialistas, «habrá que ganar». Pero hay otro nombramiento reciente de gran importancia política, el de la actual delegada del gobierno en Madrid, Mercedes González, en sustitución de José Manuel Franco. Dos mujeres convocadas para ocupar cargos importantes en 2023, año de elecciones tanto en la Comunidad como en el Ayuntamiento, y con el que contarán a nivel orgánico de cara a la renovación del partido tras el 40 Congreso Federal del PSOE en octubre de 2021 y el posterior congreso del PSOE-M.

González, ex concejal del Ayuntamiento de Madrid, se define a sí mismo «una mujer fuerte, firme, decidida y valiente». No es sectario, como el mantiene una amistad personal con el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, que mostró en su despedida del ayuntamiento hace unas semanas. Dice ser un perfil feroz pero «con el corazón». Una mujer que lleva años en los ojos de Pedro Sánchez por su carácter apasionado y su capacidad política. Sus seguidores hablan de una mujer «valiente y muy capaz» y, su mayor seña de identidad, que Tiene «hambre» y quiere comerse el Madrid, a diferencia de sus antecesores en la capital.

En su discurso de despedida, González dejó claro que Madrid es su «lugar en el mundo, lo que mejor hago y para lo que nací». Y no necesitaba prometer que «volvería» después de esta partida temporal porque «nunca me iré de aquí». Y esto es realmente Mercedes García no se va sino que se queda a promocionarse en su espacio natural. Se le ofrece un puesto que ofrece una enorme visibilidad, una plataforma de gran valor para quienes saben aprovecharlo y que Pedro Sánchez ofrece a Mercedes García para contrarrestar a Isabel Díaz Ayuso. Un cargo que el actual consejero de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, no ha sabido explotar, que hace dos años se pensaba que era el cabeza de cartel del Ayuntamiento y en el que hoy hay grandes esperanzas.

Jalloul y González se suman a otras mujeres como la actual presidenta del Senado, Pilar Llop, o la ministra de Industria, Reyes Maroto, que, según fuentes socialistas, «forman parte de una federación en la que es muy difícil distinguirse». y esto está plagado de «mujeres muy válidas con perfiles técnicos» y que han sido «enterradas» por las familias del PSOE-M, como demuestra claramente que “Beatriz Corredor nunca logró correr” y hoy es presidenta de Red Eléctrica. Una federación que «devora» el capital político y a la que ahora se abre una posibilidad después de que el secretario general del PSOE en Madrid, José Manuel Franco, «ya haya dicho que no se repetirá».

Con tantos puestos vacantes, tanto de forma orgánica como en las listas para 2023, algunos piden un impulso mientras se produce un cambio de estrategia en el equipo de Pedro Sánchez: cambiar fichajes para potenciar la capital femenina del PSOE Madrid, de fichajes pasados ​​a otros como Pepu. A Hernández en el ayuntamiento no le fue bien. «Ganamos las primarias pero perdimos las elecciones», explican quienes piden menos golpes. y más carreras de larga distancia.

.